eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un estudio confirma que la petrolera ExxonMobil mintió durante décadas sobre su contribución al cambio climático

"Identificamos una discrepancia sistemática entre lo que Exxon ha dicho sobre del cambio climático en círculos privados y académicos, y lo que decía públicamente", asegura el investigador Geoffrey Supran

Los resultados, publicados en la revista Environmental Research Letters, confirman las informaciones de medios de EEUU que acusaban a la petrolera de mentir sobre los efectos de los combustibles fósiles

El estudio podría resultar crucial en las diferentes demandas que fiscales, inversores y trabajadores de la compañía han presentado contra la petrolera 

- PUBLICIDAD -
Rex Tillerson, actual Secretario de Estado, fue presidente de ExxonMobil entre 2006 y 2016

Rex Tillerson, actual Secretario de Estado, fue presidente de ExxonMobil entre 2006 y 2016 EFE

"Lean todos nuestros documentos y tomen su propia decisión". A finales de 2015 la petrolera ExxonMobil lanzaba este desafío después de haber sido acusada por varios medios de mentir públicamente sobre la contribución de los combustibles fósiles al cambio climático. Pocos meses después, dos científicos aceptaron aquel reto y sus conclusiones acaban de ser publicadas en la revista Environmental Research Letters: "Nuestro análisis demuestra que ExxonMobil ha engañado al público sobre la evolución del clima y sus implicaciones durante décadas".

En septiembre de 2015 el portal Inside Climate News (ICN) escribió una serie de artículos que demostraban que ExxonMobil, presidida entonces por el actual Secretario de Estado Rex Tillerson, tenía conocimientos científicos sobre la contribución de los combustibles fósiles al cambio climático y sobre sus consecuencias a largo plazo. Apenas un mes después, el medio norteamericano L.A. Times publicaba un reportaje conjunto con ICN en el que se aportaban más pruebas. 

Sin embargo, tras la publicación de estos reportajes, la petrolera acusó a los periodistas de lo que en el mundo anglosajón se conoce como cherry-picking: hacer un análisis sesgado escogiendo solo aquellos datos que apoyan una hipótesis de partida. "Si se leen todos los documentos, se puede ver que la verdad es la contraria", aseguró la compañía en un comunicado.

Entonces, los investigadores de la Universidad de Harvard, Geoffrey Supran y Naomi Oreskes, se emplearon en leer y analizar toda la documentación y las comunicaciones que la empresa había sobre el cambio climático entre 1979 y 2014 y han llegado a una conclusión diferente.

"Hemos analizado todos los documentos relevantes de forma sistemática y observamos tendencias claras", explica Supran a eldiario.es, "nuestro trabajo se suma al de los periodistas y proporciona una corroboración independiente, empírica y exhaustiva de que ExxonMobil conoce desde hace décadas los fundamentos del cambio climático y sus implicaciones".

La compañía ocultó sus conocimientos al público

El trabajo de estos investigadores no se limitó a corroborar lo que ya habían mostrado los medios. Tras analizar las comunicaciones públicas de la compañía han concluido que "ExxonMobil no solo tenía los conocimientos científicos sobre el evolución clima y sus consecuencias desde hacía décadas, sino que públicamente trató de ocultar esos conocimientos", explica Supran.

Los investigadores aseguran en su estudio que hay "discrepancias sistemáticas entre lo que la compañía decía sobre el cambio climático en privado y en círculos académicos, y lo que decía al público en general".

Según Supran y Oreskes, las comunicaciones internas demuestran que la empresa reconocía ampliamente que el calentamiento global es real, que está causado por el ser humano, que es un problema serio y que tiene solución. Sin embargo, "los anuncios publicitarios de ExxonMobil en el NYT [New York Times] pusieron énfasis solo en las incertidumbres, promoviendo una idea inconsistente con las opiniones de la mayoría de los científicos climáticos, incluyendo los propios de ExxonMobil", afirman los científicos.

Por su parte, el portavoz de la empresa, Scott Silvestri, ha asegurado que las declaraciones públicas de la petrolera "siempre han sido consistentes con nuestros conocimientos sobre la ciencia del clima" y ha calificado el estudio de "inexacto y absurdo". Silvestri también ha asegurado que el objetivo de los investigadores es atacar la reputación de la compañía a expensas de sus accionistas.

La petrolera ha recibido varias demandas

Varios grupos de accionistas de ExxonMobil han presentado cargos contra la compañía por fraude a la hora de vender sus acciones. No son los únicos, ya que la petrolera se enfrenta en estos momentos a varias demandas iniciadas por comunidades locales y por los propios trabajadores de la compañía, e incluso está siendo investigada por los fiscales generales de varios estados. 

El pasado mes de julio, tres comunidades de California demandaron a 37 compañías de petróleo, carbón y gas, incluyendo a ExxonMobil, por contribuir al aumento del nivel del mar mientras realizaban un "esfuerzo coordinado para ocultar y negar su propio conocimiento de esas amenazas".

En febrero, varios trabajadores de ExxonMobil presentaron una demanda colectiva argumentando que la compañía les engañó haciendo declaraciones falsas sobre los riesgos financieros del cambio climático. Según los afectados, estas mentiras perjudicaron al valor de las acciones que compraron como parte de un plan de ahorros patrocinado por la compañía.

Por otro lado,  los fiscales de varios estados, como Nueva York y Massachusetts, continúan investigando de forma independiente si ExxonMobil puede haber violado las leyes de protección del consumidor o de los accionistas.

"No somos abogados y nuestro análisis obviamente no es un juicio", afirma Supran. Sin embargo, ExxonMobil está bajo escrutinio legal en múltiples frentes y en todos los casos se hace la misma pregunta: ¿Engañó la compañía a sus accionistas, clientes o al público general con sus comunicaciones sobre el cambio climático? "Esa es la pregunta que nosotros hemos abordado y las pruebas son abrumadoras", concluye este investigador.

ExxonMobil entra en el gobierno de Trump

El pasado mes de diciembre Donald Trump eligió como Secretario de Estado al presidente de ExxonMobil, Rex Tillerson. La compañía fue presidida por este magnate del petróleo durante la década entre 2006 y 2016, periodo en el que Tillerson habría utilizado un seudónimo para el envío de correos relacionados con el cambio climático, según ha denunciado el fiscal general del estado de Nueva York.

Desde que se convirtió en miembro de la administración Trump, Tillerson ha indicado a los diplomáticos estadounidenses que deben esquivar todas las preguntas relativas a la retirada de EEUU del Acuerdo de París sobre el cambio climático o a una posible nueva negociación del acuerdo.

Esta información se obtuvo de un cable enviado por el Secretario de Estado a las embajadas y que fue publicado por la agencia Reuters. En dicho documento, también se puede leer como Tillerson indica a los diplomáticos que deben dejar claro que EEUU quiere ayudar a otros países a seguir utilizando combustibles fósiles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha