eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Rebelión masculina de faldas contra el código de vestimenta (y contra el calor)

Un colegio en Reino Unido prohíbe a sus alumnos llevar pantalones cortos a pesar de la ola de calor y decenas de ellos se han presentado en clase con faldas a modo de protesta

Los mismo ha hecho un grupo de conductores de autobús de Nantes, Francia, cuando su empresa les ha prohibido llevar pantalones cortos

- PUBLICIDAD -
Conductores franceses en falda

Imagen de los conductores franceses en falda.

Decenas de estudiantes adolescentes de Reino Unido  se han presentado en el colegio en falda después de que su directora se haya negado a relajar el código de vestimenta para permitir los pantalones cortos, a pesar de la ola de calor que ha golpeado el país esta semana.

Cuando se les negó su petición de poder ir en pantalón corto, un grupo de cinco chicos del colegio Isca se presentó este miércoles vestidos con faldas prestadas de amigas y hermanas. El jueves ya eran unos 30 los que llevaban esta prenda convertida en símbolo de protesta.

Uno de los chicos ha señalado a Devon Live que el miércoles le dijeron en la escuela que su falda era demasiado corta y que tenía demasiado pelo en las piernas. Algunos chicos, tomando esto en cuenta, se compraron unas cuchillas para depilarse las piernas.

Otro alumno cuenta que la experiencia ha sido “bastante refrescante”, y ha recordado que si en la elitista carrera de caballos Royal Ascot se había permitido a los aficionados quitarse la chaqueta, el colegio debería también relajar su código de vestimenta.

“Reconocemos que los últimos días han sido excepcionalmente calurosos y estamos haciendo todo lo que podemos para que tanto los estudiantes como el personal estén lo más cómodos posible. Los pantalones cortos no son actualmente parte de nuestro uniforme para chicos y no me gustaría hacer ningún cambio sin consultárselo a los estudiantes y sus familias. Sin embargo, si este clima más caluroso se hace normal, estaré encantada de considerar un cambio en el futuro”, ha señalado la directora de la escuela.

Un concejal del condado de Devon, donde está situada la escuela, ha señalado que “ninguno de los chicos ha sido penalizado por llevar la falda”. La madre de uno de los que inició la protesta afirma que está orgullosa de él. “Hablé con una profesora para preguntar lo de los pantalones cortos, pero me dijo que era la política de la escuela. Les dije que era una temperatura excepcional, pero no lo contemplaron. Si las chicas pueden llevar falda, ¿por que los chicos no pueden llevar pantalones cortos?”, señala.

Otra madre afirma: “Mi hijo de 14 años quería llevar pantalones cortos y la profesora les dijo: 'Bueno, podéis llevar falda si queréis'. Los niños suelen coger lo que se les dice al pie de la letra y si les dijeron que no pasaba nada, la directora no puede hacer nada mientras sean las faldas del colegio”.

Conductores de autobús en falda

No ha sido el único lugar donde la falda se ha convertido en símbolo de protesta. En Francia, un grupo de conductores de autobús se ha presentado a trabajar con esta prenda después de que su empresa les haya denegado la petición para llevar pantalones cortos.

Así han protestado seis conductores de la ciudad de Nantes contra lo que denuncian que son condiciones de trabajo inaceptables. “Pedimos poder llevar ropa acorde con las altas temperaturas —los termómetros han alcanzado los 38 grados—, pero nos dijeron que no podíamos llevar pantalones cortos. Como las faldas están autorizadas, las estamos utilizando”, ha explicado Didier Sauvetre, conductor y representante sindical, al periódico local Press Ocean.

Su colega Gabriel Magner, otro representante sindical, denuncia que es una forma de discriminación. “Las mujeres pueden llevar falda, pero los hombres no”. “Las oficinas de nuestros jefes tienen aire acondicionado, lo que no es el caso con la mayoría de nuestros vehículos. Pasar más de siete horas en un vehículo a 50 grados no es fácil. Por encima de 30 grados, la dirección podría poner en marcha un plan de acción contra el calor y permitir a los conductores llevar pantalones cortos. Los hemos estado pidiendo desde 2013”, ha añadido.

Sin embargo, el presidente de la empresa Semitan, Pascal Bolo, insiste en que las normas de uniforme son así. El año pasado la compañía introdujo “pantalones de verano” más ligeros. Aun así, los pantalones cortos siguen estando prohibidos.

“Es duro, pero son solo unos días al año. Después de todo, no estamos en Monpellier [al sur del país]”, ha indicado Bolo. “Los nuevos autobuses tienen aire acondicionado, incluso en el compartimento del conductor... y mi oficina no tiene”, ha añadido el presidente.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha