eldiario.es

Menú

Diario Turing Diario Turing

España ocupa el puesto 12º de la UE en desarrollo digital

Según el informe sobre economía digital de la Unión Europea 2015, España destaca en la adopción de las nuevas tecnologías por parte de las administraciones públicas, pero suspende en las capacidades digitales de los ciudadanos y el uso de las plataformas para consumo de productos culturales

El país mejor preparado tecnológicamente es Dinamarca y el peor, Rumanía

- PUBLICIDAD -
Los compradores en internet crecen un 19% en los últimos cinco años, según una encuesta de Irache

España suspende en las capacidades digitales de la población

Necesita mejorar. Como en las notas del colegio, este es el resultado que obtiene España en cuanto al desarrollo de su economía digital y la integración en la sociedad de las nuevas tecnologías, según el informe sobre el Estado de la Economía y Sociedad Digital de la Unión Europea 2015 de la Comisión Europea que acaban de presentar el comisario de Economía Digital, Günther H. Oettinger, y el vicepresidente para el Mercado Digital Único, Andreus Ansip.

En el ránking, encabezado como el año pasado por Dinamarca, España ocupa el puesto 12º, algo mejor que en 2014 –ocupó el puesto 15º- pero aún se lleva varios suspensos, principalmente en cuanto a las habilidades digitales de la población y el uso de las plataformas para descarga de música, cine o videojuegos. España no es Rumanía –el peor país preparado tecnológicamente-, pero aún tiene por delante a los países nórdicos y los bálticos Lituania y Estonia.

En el informe, que sirve para diagnosticar cómo los Estados Miembros hacen uso de la tecnología para maximizar sus beneficios económicos y desde ahí desarrollar el llamado Mercado Único Digital, una de las prioridades de la Comisión Juncker, se han analizado cinco apartados: la conectividad, las capacidades digitales, las actividades que se desarrollan online, la integración de las empresas en el mundo digital y la apuesta por parte de las administraciones públicas por el entorno online.

España sólo destaca en este último aspecto con un meritorio sexto puesto y muestra grandes avances en cuanto a cómo las empresas se integran en el universo digital –puesto 14-, sin embargo, en el resto de apartados, se mantiene en la media baja.

España y la brecha digital

En el análisis del primer apartado –conectividad- la nota sería un 'bien'. El 97% de la población puede tener acceso a Internet y ya el 65% disfruta de una tarifa plana para la red. Es más, hasta un 72% tiene una suscripción a una tarifa de datos en su teléfono móvil. Tampoco está mal el acceso a wifi: un 76% del territorio. Sin embargo, la banda ancha aún no está muy desarrollada. Sólo el 19% de los hogares navega a alta velocidad. Esta cuestión explica que en este aspecto ocupemos el puesto 17 (en 2014 fue el 18).

En este sentido, los analistas de la UE señalan que la cobertura de Internet "es relativamente buena, pero todavía hay grandes diferencias entre las Comunidades Autónomas". Y ponen el ejemplo del País Vasco, donde la cobertura de banda ancha llega al 94% de la población, mientras que en Extremadura apenas al 22%. Por ello, aconsejan "aumentar las suscripciones a Internet en todo el territorio". E indican cuál es el gran problema para que no estemos en lo más alto de la tabla de la UE: las tarifas de las compañías que ofrecen ADSL son más caras que en la media europea.

Conocimientos digitales: insuficiente

En relación a las capacidades para el uso de la tecnología, España no aprueba. La UE así lo indica: el avance ha sido "demasiado lento". Todavía los conocimientos son demasiado básicos "por lo que esto frena los beneficios económicos que trae consigo la inversión en nuevas tecnologías", señala el informe.

Y ahí están los datos. A pesar de que el 71% de la población use Internet habitualmente, la gran mayoría –un 58%- sólo lo hace de forma básica: envío de emails, consulta de webs y poco más. Las personas con altos conocimientos de las nuevas tecnologías empleadas en empresas por estas habilidades sólo suponen un 2,5%. Es más, los licenciados en matemáticas, ingeniería, tecnología y ciencias sólo son el 16% del total de universitarios. Nada que ver con los primeros países de la tabla como Dinamarca, Suecia, Holanda, Finlandia y Bélgica.

Uso de las plataformas digitales: suspenso

No obstante, el gran suspenso para España llega en el apartado referido al uso de las plataformas digitales. Ocupa el puesto 22 –en total son 28 Estados Miembros- por lo que se queda entre aquellos países que apenas utilizan estos servicios como Rumanía y Bulgaria o los mediterráneos Grecia e Italia.

A pesar de que es una de las naciones que más lee la prensa de forma online –hasta un 78% de la población- y que más utiliza las redes sociales –un 67%-, el uso de plataformas para descarga de películas, música o videojuegos sólo alcanza al 52%. Es más, las suscripciones a plataformas de cine online –como Filmin, por ejemplo- sólo las disfruta un 21%. Las videollamadas por Internet –como Skype- sólo las realiza un 32% y en cuanto a la presencia de televisiones con conexión a Internet solamente llega al 4.3%. Otros servicios como la banca online o el comercio electrónico tampoco son muy utilizados. El primero, sólo por el 49% y el segundo, por el 48%.

Según destaca el informe, el gran problema en este aspecto es que la extensión de la banda ancha no es suficiente y que se utilizan eufemísticamente "canales alternativos". Además, el hecho de que apenas se haya apostado por la banca online o el e-commerce, servicios que requieren de cierta seguridad para el ciudadano, es otro fiel reflejo de que la adopción de Internet por parte de la población "es relativamente baja".

Integración de las tecnologías en la empresa: avance

Las empresas españolas cada vez hacen más uso de la tecnología. Así lo expresa este informe que se muestra optimista en este aspecto. España ocupa el puesto 14 mejorando en un puesto con respecto a 2014 principalmente porque las compañías poco a poco han adaptado a las facturas electrónicas.

En cuanto a los datos, sólo el 36% de las empresas usan software para compartir información de diferentes áreas y los social media (blogs, redes sociales) sólo ocupan al 20%. Es más, el uso de la nube para actividades como la contabilidad o el control de la base de datos de la empresa sólo llega al 9.3%, y únicamente el 16% vende sus artículos de forma online.

Por esta razón, desde la UE se da un tirón de orejas a España en este aspecto: "Es inusual que en una economía tan relacionada con el turismo y la prestación de servicios, y también con un alto uso de las redes sociales, se aprovechen muy poco los márgenes económicos con el uso de las tecnologías". Conclusión: otro apartado en el que se necesita invertir y mejorar.

Administración pública electrónica: notable

El apartado en el que España aprueba con solvencia es en la adaptación de las administraciones públicas al entorno online. Ocupa el puesto 6 y con un avance más veloz que en el resto de países de la UE. De hecho, hasta un 37% de la población utiliza los recursos públicos online para sus gestiones y hay una alta disposición de los documentos administrativos en la red. También es notable la llamada sanidad digital, esto es, cómo los profesionales sanitarios utilizan la red para compartir datos entre ellos y los profesionales farmacéuticos, aunque aún no llega al nivel de los países nórdicos, que son los que más han digitalizado la gestión de su sanidad.

La UE aplaude los esfuerzos del Gobierno por la digitalización de sus administraciones públicas con la creación de la Agenda Digital en octubre de 2012 o el apoyo para que se emitan las facturas de forma electrónica. Por tanto, este es el único aspecto en el que España se muestra en los puestos de cabeza del ránking europeo.

La UE, aprobado general

En términos generales, este informe sobre la economía digital europea da un aprobado a la Unión Europea. Un 75% de los ciudadanos de la UE utilizan Internet con regularidad y hasta un 49% ya usa las plataformas digitales para el consumo de productos culturales. Tampoco va mal la integración por parte de las administraciones públicas –un 33%-, aunque hay que mejorar bastante en cuanto a cómo las pequeñas y medianas empresas hacen uso de las nuevas tecnologías. En este sentido, son las grandes multinacionales –Google, Amazon, Apple, etc- las que mejor se han aprovechado de ello.

El informe también deja datos curiosos. Por ejemplo, el país con mayor número de conexiones con banda ancha es Bélgica y los que más se conectan a Internet habitualmente son los ciudadanos de Luxemburgo. Los lituanos son los que más leen la prensa de forma online y los finlandeses, los que más usan las plataformas para la descarga o uso en streaming de películas, videojuegos y música. Por último, con referencia a las redes sociales, que podría pensarse que están monopolizadas por los españoles (aunque no está nada mal su uso), son los húngaros los que más enganchados están a ellas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha