eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El poder judicial se anticipa a la coacción federal

Fachada de la sede de la Audiencia Nacional.

Juzgado Central de Instrucción es una contradicción en los términos. En el poder judicial de un Estado democrático únicamente debe haber un órgano “central”, es decir, un órgano cuya jurisdicción se extienda a todo el territorio del Estado, que es el Tribunal Supremo. La jurisdicción de todos los demás órganos tiene que ser territorialmente limitada. La Audiencia Nacional excepciona la vigencia de esta norma.

La Audiencia Nacional, uno de cuyos jueces centrales de instrucción decidió el pasado lunes el ingreso en prisión sin fianza de los presidentes de la ANC y de Òmnium, es por tanto una anomalía democrática, que únicamente se explica por la confluencia durante la Transición de la herencia del régimen del general Franco y del terrorismo de ETA. Sin el Tribunal de Orden Público de infausta memoria no existiría la Audiencia Nacional. Sin el terrorismo no solamente de ETA, pero fundamentalmente de ETA, tampoco. La presencia de la Audiencia Nacional en nuestro sistema de Administración de Justicia es uno de los más claros indicadores de lo que fue la “transición de las Leyes Fundamentales a la Constitución de 1978”, del imperfecto ajuste de cuentas que la democracia hizo con la dictadura, en buena medida porque España tuvo que constituirse democráticamente en medio de una presión terrorista de una magnitud extraordinaria. La Audiencia Nacional es de alguna manera una prolongación de la sombra de la Administración de Justicia de la Dictadura en la democracia. Es una institución que debería desaparecer con la reforma de la Constitución.

Es conveniente que en el momento en que nos encontramos, en vísperas de que se pueda activar el artículo 155 CE, no se pierda de vista una circunstancia como esta. En la Audiencia Nacional se funden la preconstitucionalidad y la constitucionalidad como en ninguna otra institución. Es el órgano menos limpio de todos los que integran el poder judicial, el más contaminado por la herencia del régimen del general Franco. El riesgo, en consecuencia, de que una cierta preconstitucionalidad pueda acabar colándose de contrabando en el funcionamiento de nuestra democracia no puede perderse de vista, especialmente en el clima que la imposición de la “coacción federal” puede generar.

Quiere decirse, pues, que el hecho de que haya sido un Juzgado Central de Instrucción y no un juzgado de instrucción ordinario de los radicados en Catalunya el que haya ordenado el ingreso en prisión sin fianza de los presidentes de ANC y de Òmnium, ya es un indicador que permite dudar del carácter exclusivamente jurídico de la operación. Cuando la denuncia contra ambos presidentes se activa, además, por un Ministerio Fiscal dirigido por un fiscal general reprobado por el Congreso de los Diputados y que carece, en consecuencia, de legitimidad de ejercicio para seguir operando como tal, las dudas acerca de la naturaleza estrictamente jurídica de la operación no pueden más que aumentar. Tras la reprobación del Congreso de los Diputados el Sr. Maza no es fiscal general del Estado nada más que en el nombre. A todos los efectos es fiscal general del Gobierno. Tiene la legitimidad que le proporciona el presidente del Gobierno, legitimidad que ha sido impugnada por el Congreso delos Diputados por una mayoría absoluta muy amplia. El Sr. Maza con su conducta se ha inhabilitado para el ejercicio de la función de fiscal general. Eso es lo que significa la reprobación parlamentaria. El Sr. Maza tenía legitimidad de origen, pero la ha perdido con el ejercicio que ha hecho del cargo. Con esta legitimidad averiada es con la que viene actuando desde entonces y con la que ha actuado, de manera muy especial, en este asunto.

La denuncia de la Fiscalía es formalmente una denuncia jurídica, pero materialmente es una denuncia política, es una prolongación de la acción del Gobierno, que decidió desde el principio que la integración de Catalunya en el Estado no era un problema de naturaleza política, sino estrictamente jurídica, a la que había que responder en un primer momento con la Fiscalía, después con los jueces y, por último, con la Guardia Civil y la Policía. La concurrencia de estos elementos es la que ha acabado conduciendo a los dos presidentes a ingresar en prisión. Es una suerte de persecución política decidida por el Gobierno disfrazada de aplicación del derecho por un fiscal general con legitimidad averiada para ocupar el cargo.

Lo que ha ocurrido este lunes es un anticipo de lo que puede ocurrir, con mucha más amplitud a partir del jueves, si se acaba activando el artículo 155 CE. Con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno el deslizamiento por la pendiente de la preconstitucionalidad va a ser casi inevitable.

Pedro Sánchez sabrá si quiere acompañarlo.

Seguir leyendo »

EspañaLand

Bandera gigante en Fuengirola, Málaga.

Son días de fuego. De distinta estructura y la misma huella devastadora. Apenas amainan, hasta la próxima ocasión, los que encendieron Galicia y Asturias al unisono. Las llamas como amenaza incontrolable. El humo, el penetrante olor a quemado, en tristeza que anega los pulmones. La tierra quemada como balance. Es la vida real, una parte de la vida real de esta España que se basta a sí misma para definirse, o para aportar datos que la concreten.

Las redes sociales también “arden”, siempre lo hacen en el decir de los ajenos. Y las calles y los teléfonos y los inefables e infalibles en lo suyo WhatsApp. Buscando culpables. Los hay. Prevención y medios no pueden escasear ante problemas de tan graves consecuencias. La reforma de la Ley de Montes igual no influye directamente pero no se cambió con la mejor de las intenciones sociales. Pero luego la imaginación se desata. Brigadas en moto prendiendo árboles con combustible y cerillas. ¿Será un sabotaje? ¿Un atentado? Hay quienes han especulado incluso con yihadistas recorriendo las escarpadas vías del norte para encender fuegos en lugares estratégicos. La impotencia produce monstruos.

Donde sí campan los pirómanos es en la España que mira a Catalunya. La que la mira mal. La que no la traga. Déjenme que comience con las reacciones del populacho que también “arde” enardecido presentando armas allí donde se requiera su opinión. Hasta algunas pizzas de Mercadona sufren condena por estar elaboradas en Catalunya. Gentes que no han movido ni el meñique de un pie por defender sus derechos propios, los de sus hijos, los de sus conciudadanos, se dejarían la vida por castigar al osado rebelde al que hace tanto le tienen ganas.

Seguir leyendo »

Codorníu se va, como la convivencia

Codorníu, radicada en Catalunya desde 1551, ha decidido que se va. Se va de Catalunya a la Rioja. Si el abandono de toda empresa que deja el territorio en el que ha estado durante años tiene un indudable efecto simbólico y psicológico –-por ejemplo, Caixabank y Banco Sabadell, entre otras muchas-- en el caso de Codorníu, propiedad de la histórica familia Raventós, ¡cinco siglos! en Catalunya, el efecto es aún mayor: se trata de una de las empresas más antiguas de España, que elabora un producto, el cava, inseparablemente unido a Catalunya.

El cava es el producto nacional bruto y emblemático de Catalunya por excelencia y como tal es percibido en el resto de España. Codorníu, junto con Freixenet -que también prepara las maletas- es la marca de referencia, arraigada en el imaginario y en el consumo de millones de españoles, no solo en Navidad.

El muy astut Artur Mas dijo campanudamente en su día que ninguna empresa se iría de Catalunya; otra diana en sus múltiples vaticinios fracasados. Oriol Junqueras trata de consolarse ahora diciendo que algunas de las empresas que se van en estampida lo hacen a Valencia, al parecer ámbito político hermano y, por tanto, amortiguador de la diáspora, al menos en su imaginario.

Seguir leyendo »

¿Por qué a la derecha española le gusta tanto el verbo adoctrinar?

Manifestación de Hazte Oír en Madrid.

No hay mejor defensa que un buen dogma y el de que los niños y niñas son adoctrinados por la izquierda, los radicales y los desviados, es un clásico al que vamos a tener que acostumbrarnos. La derecha en España, tanto la más conservadora como la neoliberal, ha leído a Noam Chomsky y ha descubierto en el octogenario lingüista norteamericano una fuente de inspiración. “Si no puedes con ellos, usa sus argumentos”, deben haber pensado. (Nótese la ironía)

La tesis del ‘adoctrinamiento’ en boca de quienes honran el orden, la disciplina y el (auto) control no debe sorprendernos. Como buen clásico (y buen dogma) es previsible que se vocifere cada vez que los defensores de la unidad -sea esta la de la patria, la cultural o la familiar- necesiten blindarse ante la diferencia, la diversidad, la disidencia o la disparidad. Para ellos, la universalidad de los derechos y libertades es un ataque mortal (y moral) a los credos en los que se sostiene el sistema del que extraen sus privilegios y un trato especial.

Para quienes temen coexistir con una pluralidad de lenguas, identidades, religiones, culturas o razas, alegar ‘adoctrinamiento’ es un mecanismo de defensa legítimo y, en pleno siglo XXI, hasta progresista. La diferencia con uno de los padres del concepto, Chomsky, es que para ‘sus nuevos discípulos’ es importante el enfrentamiento y la polarización. Por eso, hablan de permisividad en vez de bien común, de radicalismo en lugar de libertad y de ideologías extremas y no de los derechos a proteger. En su mensaje señalan los preceptos que los suyos deben acatar, sin cuestionarlos y sin fisuras. O estás conmigo o estás contra mí.

Seguir leyendo »

Europa camina a marchas forzadas hacia la derecha dura

Cartel con la imagen de Sebatian Kurz, ganador de las elecciones en Austria.

Austria acaba de sumarse a la ya larga lista de países europeos cuya escena política está dominada por una derecha cada vez más influida por los planteamientos de la ultraderecha o del ultranacionalismo. Los conservadores-cristianos del OVP han ganado las elecciones austriacas del pasado domingo con el 31,7 % de los votos y aunque los socialdemócratas han aguantado con un 27 %, todo indica que estarán fuera del futuro Gobierno en el que, en cambio, entrará la ultraderecha del FPO, que ha obtenido el 25,9% de los sufragios. El OVP y el FPO coinciden en proponer una dura política en torno a la inmigración y nadie duda de que esa será la orientación del futuro gobierno.

Austria podría convertirse así en una referencia en el desplazamiento imparable del espectro político de la UE hacia posiciones cada vez más conservadoras y negadoras del proyecto liberal europeo que hasta hace poco pretendía ser un modelo a seguir para todo el mundo. La realidad política de buena parte de los socios de la Unión contradice abiertamente los discursos políticamente correctos que se siguen haciendo en Bruselas y todo indica que esa contradicción tiende a reforzarse. La reacción de amplios sectores de las sociedades de la Europa rica contra la inmigración y el asilo a refugiados ha sido el desencadenante de ese giro y sigue siendo su más clara bandera. La creciente pérdida de influencia de los socialdemócratas ha sido el coadyuvante necesario de ese proceso.

Un día después de la victoria de los ultraconservadores austriacos otra noticia significativa llegaba de la vecina Alemania. Angela Merkel cedía a la exigencia de sus tradicionales coaligados, los democristianos bávaros del CSU, y anunciaba que limitará a 200.000 el número de refugiados que Alemania acogerá cada año. El partido de la canciller acababa de perder las elecciones regionales de la Baja Sajonia, después dejarse un 8% de los votos en su pírrica victoria de las generales de septiembre pasado, y no ha podido evitar esa concesión que puede complicarle mucho la formación del Gobierno de Berlín.

Seguir leyendo »

Un auto que sonroja

49 Comentarios

El auto de ingreso en prisión de los líderes de la ANC y Òmnium, dictado por la juez Lamela, me produciría bochorno si no fuera porque prima en mí el sentimiento de injusticia y la sensación de estar asistiendo de nuevo a una utilización creativa del Derecho para conseguir que unos hechos encajen a golpe de mazo en un tipo delictivo para después dar gruesos brochazos y cubrir el expediente para justificar un ingreso preventivo en prisión.

No es una cuestión en absoluto política. No hay presos políticos en España. Ahora, tampoco. Sí ha habido y habrá errores judiciales y voluntarismos a la hora de interpretar la ley. No es la primera vez que esto sucede en la Audiencia Nacional. No es un secreto que en la Audiencia Nacional a veces algunas resoluciones tiran por las costuras, aunque yo no me extraño porque hace mucho que un viejo magistrado me explicó el papel tan fundamental que la Casa tenía para el mantenimiento y sostén del Estado.

La razón de Estado también movió injustas acciones contra el entorno de ETA, algunas de las cuales fueron finalmente desautorizadas, pero la cárcel se la habían mamado, oiga. Sólo les voy a mencionar el caso Egunkaria, en el que se dictó prisión preventiva para cinco personas y se cerró un periódico para que luego en una dura sentencia quedara clara la vulneración constitucional que supuso el cierre y se proclamara la absolución de todos los implicados. También el cierre de Egin fue considerado ilícito y la defensas llevaban años clamando por la “trampa jurídica” que hizo Garzón. Y así podría poner más ejemplos. Sólo que en aquellos años muchos consideraron que el fin último de acabar con ETA y con su lucha por la independencia justificaba taparse un poco las narices y lo mismo parece que está empezando a pasar ahora con el intento secesionista catalán. Es el camino del exceso, se lo advertía el domingo y ya está aquí.

Seguir leyendo »

Campañas machistas contra el machismo. Gobierno de España

109 Comentarios

Hace dos días un tipo cogió un cuchillo y se lo clavó a su expareja, la dejó agonizando en un charco de sangre y huyó. Nadie pudo salvarla. Ni años antes de las puñaladas ni después de ellas. No constaban denuncias previas. La mujer, de la que una vez más no sabemos ni el nombre, se había separado de su maltratador sin dejar constancia jamás de la violencia que había recibido. Hemos perdido la cuenta de cuántos casos hay así: mujeres que se separan de su maltratador, mujeres que quieren rehacer su vida y olvidar el pasado, aunque sea sin justicia de por medio. Mujeres que se atreven a huir de la violencia y que quieren creer que la distancia y el tiempo las acabarán salvando. Que él se calmará, que se acabará olvidando de ella, y que todo puede ser diferente a como ha sido hasta ahora.

A ellos, por su parte, les sabe a poco esa macabra oportunidad que les otorgan sus víctimas, no consienten ni por ésas que ellas emprendan sus vidas, aunque le estén perdonando los años de maltrato previo. No lo sienten ni como un perdón porque no hay que perdonar. No reconocen como legítimas las decisiones de sus ex parejas: y no las reconocen porque son mujeres. 

La realidad que se esconde detrás de ese "perdón" no es otra que mujeres que tardan mucho tiempo en asimilar (si llegan a hacerlo) que el trato que reciben por parte de sus maridos o novios es motivado por su género. Que si él las trata como cosas que poder estampar contra la pared es porque así las ven: cosas. Cosas que se poseen, cosas que no tiene voluntad propia, cosas que someter si se rebelan. Porque las cosas nunca se rebelan, no tienen voz: las cosas se tiran a la basura cuando no funcionan.

Seguir leyendo »

155: Por qué no

58 Comentarios

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE.

Si el Gobierno acaba activando el artículo 155 CE, no será posible poner en marcha la reforma de la Constitución, el gran compromiso que Pedro Sánchez consiguió arrancarle al Presidente del Gobierno

La Constitución no lo prohíbe expresamente, ya que en su artículo 169 impide que se inicie “la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados previstos en el artículo 116”, pero no dice nada respecto de la “coacción federal” prevista en el artículo 155 CE.

Implícitamente, sin embargo, es decir con una interpretación no literal, pero sí sistemática y teleológica, sí puede entenderse que la Constitución lo prohíbe, ya que la finalidad del artículo 169 CE no es otra que evitar reformas en situaciones de emergencia, y nadie discute que, aunque la naturaleza de la emergencia en el caso de la coacción federal es distinta de las emergencias a las que se da respuesta con los estados de alarma, excepción y sitio, la perturbación que puede estar en el origen de la activación el artículo 155 no es de menor entidad que la que puede estar en la activación de algunos de los estados excepcionales del artículo 116 CE.

Seguir leyendo »

Lo que arde y lo que no arde

29 Comentarios

El fuego azotó este fin de semana el sur de Galicia con incendios en Cotobade, Mondariz y Caldas.

Meses sin esa lluvia tan denostada en esta época en que hemos interiorizado que la economía y la vida misma es estar en una tumbona al sol, y además un viento cálido y seco, favorecen el momento en que estalló una ola de incendios que desbordó a una administración desidiosa. Pero eso no explica por qué ocurren en ese lugar y no en otro.

Si vemos el mapa de la península observaremos que el frente incendiado dibuja un mapa, lo que deberíamos llamar “triángulo eucalipteiro” pues Portugal, Galicia y Asturias, extendiéndose ya por Santander, es el territorio colonizado por la explotación exhaustiva del suelo como plantación de eucalipto (curiosamente, desde un punto de vista histórico es el territorio de la antigua Gallaecia o del reino suevo). Portugal, tras los incendios del verano pasado, ya ha tomado la decisión de cambiar su política forestal para corregir ese monocultivo. Para explicar ese monocultivo del eucalipto, una planta pirófita que no sólo sobrevive al fuego sino que se beneficia del él para extender su dominio, habría que hablar de ENCE, la planta de celulosa en el interior de la ría de Pontevedra. Una instalación que afecta al presente y al futuro de la ciudad y de la ría pero que, además, está determinando toda la política forestal de la Xunta cada vez que gobierna el PP, es decir casi siempre. ENCE es cierto que da trabajo a la plantilla pero deja la carga de contaminación en Galicia y está domiciliada en la Castellana en Madrid, pero es una de las empresas amigas del PP y sirve para lucrar a cargos de ese partido como Isabel Tocino o Carlos del Álamo.

Los costes económicos y sociales de las temporadas de incendios podrían ser ignorados por una política casi siempre irresponsable y antisocial pero como crea situaciones tan dramáticas inevitablemente se transforma en instrumento de lucha política y quien menos escrúpulos tiene lógicamente le saca más partido. Hace diez años, gobernando la Xunta una alianza PSOE y BNG presidida por el socialista Pérez Touriño, Núñez Feijóo no tuvo empacho en fotografiarse con una manguera de jardín haciendo como que apagaba fuego y declaró: “con nosotros no moría gente en los incendios y, con ellos, cuatro personas”.   Diez años después y ya gobernando   exige que la oposición no haga críticas   aunque  han muerto otras cuatro personas y los daños son tan enormes.

Seguir leyendo »

Catalunya: Atresmedia 1 - RTVE 0

Captura de pantalla del programa de La Sexta 'El Objetivo', presentado por Ana Pastor.

La crisis abierta en Catalunya nos ha traído un terremoto también en el tablero de los medios audiovisuales y la información. Atresmedia se erige como la gran triunfadora, a Mediaset no se la espera y RTVE confirma que ya no es referente informativo. TV3 es el ganador en Catalunya.

Atresmedia, con su diversidad de ofertas, La Sexta principalmente, pero también Antena3, se afianza como el gran referente informativo en España. Atresmedia ocupa el territorio que RTVE abandonó a partir de 2012, haciéndose con un espacio que hasta entonces ocupaba la pública. 

Atresmedia y su estrategia de diversificación informativa, de actualidad y entretenimiento ha dado unos resultados magníficos, una programación plural y dirigida a públicos diferentes. Antena3 enfocada a un público más conservador y de más edad y La Sexta a un otro más joven, progresista y urbano. Debemos felicitarles por haber sabido leer la situación sociológica de España una vez que La Sexta se integró en el grupo y no buscar la uniformidad del mensaje. Los informativos y Susana Griso en Antena3 y los informativos, Antonio García Ferreras, Mamen Mendizábal y Ana Pastor en La Sexta han conseguido convertirse en la gran referencia informativa y de actualidad de estos días. Trasladarse a Catalunya para realizar desde allí sus programas ha sido otro de sus grandes aciertos. 

Seguir leyendo »