eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Faltan 23 días

El destino del voto en las próximas elecciones estará reglado en buena medida por las propuestas económicas de los diferentes partidos

Para PP y PSOE no parece tener mucha importancia esto de mostrar a los votantes potenciales en qué se basa su estrategia para gobernar a sólo un mes de las elecciones

Una propuesta siempre vinculada a Podemos desde su inicio, como es la Renta Básica, forma parte también de los programas de Izquierda Unida y Ciudadanos

- PUBLICIDAD -

Faltan menos de un mes para las próximas elecciones generales y las percepciones de los ciudadanos acerca de quién será el próximo Presidente del Gobierno, cómo estará distribuido el Congreso o cuáles serán las primeras medidas políticas de la nueva legislatura son más dispares, si cabe, que a lo largo de todo el presente año. Ha concurrido un 2015 de lo más movido en cuanto a pretensiones políticas, promesas, acusaciones e incluso con algún debate de aquellos que se echaban de menos, pudiendo acrecentar la intención de decantarse por un partido u otro. Sin embargo, a un mes vista del 20-D, una buena proporción de españoles aún tiene muchas dudas sobre el destino su voto. Un voto que estará reglado en gran medida por las propuestas en lo económico.

Si bien las medidas económicas de cada partido serán fundamentales para la determinación de voto, hemos de preguntarnos si conocemos “quién” propone “qué”, en qué consiste y si estamos de acuerdo o no con ese “qué”; en un intento de determinar si seremos responsables y consecuentes con nuestro voto. Históricamente, el programa electoral no ha sido la mejor manera de examinar un partido político, pero parece ser la única herramienta de decisión que tenemos. Por ello no nos queda más opción que evaluar las candidaturas disponibles a través de sus programas políticos.

Entonces, suponiendo que nuestra decisión final se va a regir únicamente por la confianza que depositemos en las políticas económicas, expongamos las diferentes iniciativas reflejadas en los programas políticos de las cinco formaciones con mayor expectativa de voto según el CIS; y la mejor herramienta y la más básica para conocerlos es internet. Realizando una búsqueda preliminar podemos encontrar como primera opción los programas bien definidos por parte de Ciudadanos, Izquierda Unida y Podemos. Desafortunadamente, para PP y PSOE no parece tener mucha importancia esto de mostrar a los votantes potenciales en qué se basa su estrategia para gobernar a sólo un mes de las elecciones. Las primeras opciones que encontramos en la red son sus programas para las elecciones de 2011. Curioso.

Aun así, aquí ponemos de manifiesto cinco de las pretensiones económicas de los partidos que sí tienen un programa fácil de encontrar para que cada cual saque sus propias conclusiones.

En primer lugar, es interesante ver como una propuesta siempre vinculada a Podemos desde su inicio, como es la Renta Básica (una propuesta de lo más criticada por ser irrealizable e ineficaz) forma parte también de los programas de Izquierda Unida y Ciudadanos. Realmente Podemos proponía la universalidad de la renta básica. Sin embargo, con el transcurso del 2014 le aplicaba matices como un complemento salarial hasta alcanzar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para ciertas características de trabajadores y desempleados. Pues bien, analizando el resto de programas nos encontramos con “un renta básica garantizada para ingresos inferiores al 70% del SMI hasta alcanzar dicho setenta por ciento” de Izquierda Unida y “ Un complemento salarial anual garantizado concentrado para asegurar que todos reciben un salario digno y que no les desincentiva para trabajar” por parte de Ciudadanos. Aunque con diferentes puntualizaciones, son propuestas muy homogéneas.

Hablando el SMI, Podemos e IU hacen hincapié en el incremento del mismo como una de las medidas más urgentes para salir de la crisis, mientras que Ciudadanos no se pronuncia respecto a ese aumento.

En segundo lugar y para incentivar la empleabilidad, es bien sabido que Ciudadanos propone un contrato único, o lo que es lo mismo, la eliminación de contratos temporales. Igualmente, Podemos propone en el programa confeccionado por los profesores Navarro y Torres, la “eliminación de los incentivos a la contratación a tiempo parcial”. Izquierda Unida es en este apartado donde difiere con el resto de partidos con su propuesta de Trabajo garantizado.

En tercer lugar, otra de las medidas más sonadas en los últimos meses ha sido la reestructuración de la deuda pública. Podemos e IU se suman a esta propuesta en sus programas electorales pidiendo una reestructuración por parte del Banco Central Europeo, procediendo a una futura quita negociada. Por contra, Ciudadanos no tiene en cuenta la reestructuración de la deuda pública española, pero sí la contempla desde nivel microeconómico con una “ley de segunda oportunidad” para personas físicas endeudadas y “honestas” (las que no pagan porque no pueden) siempre que “no sean excesivamente gravosas para la banca ya que reducirán la disponibilidad de créditos futuros”. Para conseguirlo, optan por la dación en pago por el cien por cien del valor de mercado del inmueble, hablando en términos hipotecarios. La dación en pago, una medida que también los otros dos partidos llevan en sus programas en los apartados de protección social.

Cuarto, con sus diferencias y semejanzas siempre hemos sabido que Ciudadanos, IU y Podemos siempre han estado de acuerdo en la lucha contra el fraude fiscal. Esta acción no iba a ser menos en sus programas. Mientras que Podemos propone una Oficina Nacional Antifraude e IU aporta una “ley de prevención y persecución del fraude y elusión fiscal”. Ciudadanos, en cambio, pretende luchar contra la corrupción fiscal a través de la simplificación del régimen de contabilidad de pymes. Mismo fin a través de distintos medios.

Finalmente y dado que en lo anterior muestran ciertas similitudes existe una postura que parece que no los unirá jamás, y es su posición acerca de la posible nacionalización de algunas empresas estratégicas. Y esto es según mi opinión lo que les establece a la derecha o izquierda del panorama político. Según la historia del pensamiento económico, la idea de intervenir en ciertos sectores, como el de los suministros, es una política izquierdista, comunista o marxista, como queramos llamarlo (IU y Podemos). En cambio, la idea de permitir la libre operabilidad de esos sectores, llamémosle libremercado, es el punto álgido e incuestionable de una política liberal o de derechas (Ciudadanos). En esto Ciudadanos y Podemos nunca estarán de acuerdo como así lo mostraron en el pequeño debate que tuvieron en el programa “Salvados”.

En definitiva, el propósito de estas líneas no ha sido sino mostrar que es lo que une y distancia a estos partidos que nos proveen con un listado de medidas, no con la intención de analizarlas sino de hacernos reflexionar y hacer un llamamiento al voto responsable y consecuente en materia económica. Y ser nosotros mismos, incuso sin formación económica, los que determinemos que políticas consideramos adecuadas, realizables e transcendentales.

El artículo refleja la opinión del autor. Economistas sin fronteras no coincide necesariamente con su contenido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha