eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las maniobras de Miquel Roca en el caso Eurobank

- PUBLICIDAD -

La última maniobra del ex dirigente de Convergència y hoy cotizado abogado en Barcelona, Miquel Roca Junyent, en la Audiencia Naional puede acabar siendo especialmente beneficiosa para los implicados del PP y de CiU en el caso Eurobank. La paradoja es que el bufete de Miquel Roca logró finalmente en junio un objetivo que venía persiguiendo desde hacía meses: el titular del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, autorizó que el bufete del otrora líder del grupo catalán en el Congreso se personara en la causa principal del caso Eurobank como acusador particular contra el ex presidente de la entidad, Eduardo Pascual Arxé, acusado de apropiarse de más de 13 millones de euros.

La presencia de Roca entre los representantes de la acusación particular puede dar argumentos a la defensa de los principales imputados en la causa, Eduardo Pascual y Maria Vaqué, para pedir la nulidad de las actuaciones, más de nueve años de instrucción, porque Roca había trabajado en el pasado para Pascual.

La noticia de la personación de Roca como representante de la acusación particular causó estupor entre algunos de los accionistas de Eurobank que ejercen la acusación particular en la Audiencia Nacional después de que algunos inversores, especialmente los agrupados en la Asociación para la Defensa de los Intereses de los Inversores y/o Accionistas perjudicados por la Administración de Eurobank, dieran la venia a Roca. El antiguo número dos de Jordi Pujol en Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha designado al abogado de su despacho Marc Molins para encargarse del caso.

Algunos de los accionistas que se negaron a la presencia de Roca en el procedimiento consultados no dudan en expresar su recelo por la presencia de su bufete en el procedimiento. Y citan el largo historial de intereses que ha defendido en el pasado que parecen contraponerse al ejercicio de la acusación contra el principal imputado del caso Eurobank, el ex presidente de la entidad, Pascual Arxé.

Pero la razón principal es que el despacho de Roca trabajó en el pasado para Pascual Arxé y para las mutuas que presuntamente utilizó para vaciar las arcas de Eurobank en las semanas previas a la intervención del banco catalán por el Banco de España, que se produjo en julio de 2003. Meses después, la Generalitat intervino las mutuas del grupo Pascual. En la actualidad, Pascual tiene una causa abierta en Barcelona por apropiación indebida y estafa en relación a la gestión de las mutuas instada en su día por la Fiscalía Anticorrupción.

El bufete de Roca elaboró un dictamen sobre la gestión de las mutuas y concretamente sobre la fusión de Norton Life, Personal Life y Caja Hipotecaria Catalana Mutual en el núcleo de Fortia. Dentro de Fortia también estaba Vitalia. El dictamen fue elaborado por el que más tarde sería consejero de Economía del Gobierno de Jordi Pujol, Francesc Homs, antiguo número dos de Roca en el Congreso y que fue socio del bufete hasta que volvió a la política activa. El propio Roca reproducía hasta hace poco en la página web de su bufete una información de El Periódico de Catalunya que revelaba que el bufete había elaborado el citado dictamen.

Fuentes conocedoras del caso sostienen que Marc Molins planteó en el despacho la conveniencia de abandonar el caso al conocer las relaciones que el bufete había mantenido en el pasado con Eduardo Pascual Arxé. Pero, al parecer, Roca se negó rotundamente.

La relación de Roca con Pascual no se limita al dictamen elaborado en su día por Homs. La lista de actuaciones de su partido y suyas en particular, y los clientes  que ha defendido en el pasado, es muy abundante. Ninguna de ellas hasta ahora podía dinamitar ni el caso ni algunas de sus ramificaciones, como la relación de Vitalia y de su principal directivo, el ex director general de Industria de Jordi Pujol, Jordi Conejos, con el caso de los ERE de Andalucía.

Ya en 2009 se presentó escrito en la Audiencia Nacional poniendo de relieve las relaciones entre Pascual y Millet a través de la sociedad Line Invest XXI y la posibilidad de que Pascual descapitalizara Eurobank a través de la Agrupacio Mútua y AMCI Habitat.

Pascual Arxé era miembro del consejo de administración de la Agrupació Mútua antes de que fuera intervenida por la Generalitat cuando, siendo presidente Félix Millet, estalló el escándalo del Palau de la Música catalana. Roca fue durante años, y también en ese periodo, el abogado de la Agrupació Mútua. De hecho, fue Roca quien pactó con el entonces consejero de Economía, Francesc Homs, el relevo en la dirección general de la Agrupació Mútua de José Luis Torra Ruiz del Sotillo por el ex director general del Gobierno de Pujol y entonces presidente del Colegio de Economistas de Barcelona, Jordi Conejos.

Mientras Roca fue abogado de la Agrupació Mútua, no sólo fue consejero de la entidad Eduardo Pascual. También lo fueron los hermanos Jordi y Josep Pujol Ferrusola, hijos del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol, en diferentes periodos.

Las relaciones de Roca Junyent con Eurobank no acaban ahí. Francesc Homs, uno de los últimos consejeros roquistas de Jordi Pujol, fue quien como consejero de Economía decidió finalmente la intervención de la Agrupació Mútua. Además, Homs pidió a los antiguos dirigentes de Convergència Macià Alavedra y Joan Hortalà que intercedieran ante el Banco de España para que permitiera la fusión entre la Agrupació Mútua y el también intervenido Bankpyme. Tanto Alavedra como Hortalà son socios y han sido consejeros de Pascual Arxé en sociedades como la citada Line Invest XXII o Majórica.

Alavedra acompañó a Pascual Arxé a una reunión con el entonces jefe de Inspección del Banco de España, Jaime Caruana, que fue el que luego, como gobernador, pactó la intervención de Eurobank .

No son las únicas conexiones de Eurobank y Pascual Arxé con Convergència y que hacen que algunos de los accionistas del extinto banco que ejercen la acusación en la Audiencia Nacional expresen en privado su preocupación por el acceso del bufete de Roca a la causa. Uno de los socios de Pascual en las empresas citadas es Rafael Español, ex presidente de La Seda de Barcelona y candidato a consejero de Industria de Artur Mas hasta que los juzgados de Barcelona le imputaron por delito societario en la centenaria textil de El Prat. Español ha sido además socio de Jordi Pujol Ferrusola en varios negocios.

Otros accionistas también recuerdan la estrecha relación personal que unía a Roca con el fallecido Narciso de Mir, mano derecha del financiero corrupto Javier de la Rosa. La hija de Roca fue durante años secretaria personal de Narciso de Mir. Curiosamente, entre los administradores y apoderados de las empresas que comparten Pascual, Alavedra y Español, figura también Carlos Malfeito, cuñado del ex consejero de Economía, ex directivo de La Caixa y empleado de Javier de la Rosa cuando éste se hizo cargo del proyecto de lo que hoy es Port Aventura, por exigencia de la Generalitat de Pujol.

Otro roquista, Jaume Camps, estuvo imputado en el caso KIO de la Audiencia Nacional. Camps era el titular de la cuenta Espina en la UBS de Ginebra, que recibió más de 180 millones de pesetas de la época del expolio de Grupo Torras por Javier de la Rosa. Finalmente no fue juzgado porque devolvió el dinero. De la Rosa ha afirmado en distintas ocasiones que Espina era, en realidad, Roca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha