eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Thorgerson, creador de iconos

Portada del album 'wish you where here' de Pink Floyd, diseñada por Storm Thorgerson

Portada del álbum 'Wish You Were Here' de Pink Floyd, diseñada por Storm Thorgerson

Ha muerto uno de los más importantes creadores de iconos de esa época alocada que transcurrió durante los años sesenta y setenta. Su nombre era Storm Thorgerson y, sin duda, sus trabajos han pasado a ser parte del imaginario musical colectivo –aunque suene sinestésico–.

A finales de la década de los sesenta, Thorgerson unió su trabajo creativo al de Aubrey Powell, más centrado en las cuentas, y juntos fundaron Hipgnosis. Desde su sede en Denmark Street, en uno de los centros de la industria musical londinense, el grupo de diseño artístico elaboró gran cantidad de portadas, insertos, bolsas interiores y galletas de vinilos de algunos de los grupos más paradigmáticos de su tiempo.

El estilo surrealista, unido a la ambición y la pasión por los detalles, llevaron a Thorgerson a concebir las fundas de los discos como parte de la experiencia estética exigida por los oyentes. Con él se acabarían las fotos de grupo y entraría el componente onírico con un arte mucho más cuidado. A esta libertad contribuía también el carácter novedoso y enigmático del rock psicodélico al que puso imagen, a veces ayudado de una inspiración adicional y colorista.

Pink Floyd fue su grupo fetiche (de niño, él mismo había compartido en Cambridge juegos con los que serían los futuros integrantes del grupo), y diseñó para ellos portadas como las de los conocidísimos discos The Dark Side of the Moon o Wish you were here. También ilustró portadas de AC/DC, Led Zeppelin, Black Sabbath, Genesis, Bad Company, Scorpions... En solitario, una vez separado de su socio Powell y a pesar del descenso en el número de encargos con la irrupción del CD en el mercado, siguió trabajando para Pink Floyd, Europe, Mike Oldfield, Rainbow, Muse, The Mars Volta o Dream Theater.

A pesar de la enfermedad que le robó la salud de sus últimos diez años, Thorgerson no dejó de recibir encargos y trabajar en ellos. Uno de esos casos en los que el trabajo se confunde con la propia vida.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha