La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

Un juzgado condena a Endesa a pagar ocho millones por el incendio que calcinó la Sierra de Gádor de Almería en 2014

El frente de Alhama en el incendio de Sierra de Gádor, desde Almería

Un juzgado de Primera Instancia de Almería ha estimado parcialmente una demanda presentada por la Junta de Andalucía y ha condenado a Endesa Distribución Eléctrica al pago de ocho millones de euros más intereses legales por responsabilidad directa en un incendio forestal. La causa se deriva de un incendio presuntamente provocado por una línea ubicada en Paraje Gatuna en Alhama (Almería) y que provocó daños y perjuicios en 3.259 hectáreas en terrenos de titularidad pública y privada en plena Sierra de Gádor a finales de marzo de 2014.

Los municipios afectados por aquel siniestro fueron Alhama de Almería, Santa Fe de Mondújar, Enix, Terque, y Gádor. El Plan de Emergencias por Incendios Forestales desplegado en aquellos días sobre el terreno a más de 250 efectivos, junto con la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), además del equipo sanitario propio y tres vehículos autobomba, técnicos y Agentes de Medio Ambiente. Alrededor de 3.400 hectáreas de monte bajo y pinar quedaron totalmente calcinados. Fue el peor incendio ocurrido en España en ese año 2014 y un gran desastre ecológico para la provincia de Almería.

La compañía demandada había negado en los tribunales que el inicio del fuego se generara por la caída por el viento de una de sus torretas eléctricas. La Junta de Andalucía reclamaba a Endesa una indemnización por daños y perjuicios "derivada de un incendio presuntamente provocado por una línea ubicada en Paraje Gatuna en Alhama de Almería y que provocó daños y perjuicios en 3.259 hectáreas en terrenos de titularidad pública y privada consideradas zona de peligro", según ha informado recientemente la compañía en sus cuentas de 2015 presentadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. A la entidad, que se opuso a la demanda, se le pedían un total 34 millones de euros por gastos de extinción, daños medioambientales y pérdidas por el incendio en productos.

Sentencia recurrida

La sentencia está recurrida por Endesa en apelación, según fuentes de la compañía consultadas por eldiario.es Andalucía, que añaden que la "responsabilidad técnica" de la demandada obedece a que una línea de baja transformación cayó el suelo si bien, a su criterio, "no está acreditado que eso fuera la causa del incendio". Según explican, la línea presentaba "una mella" por rotura que se podía haber producido por alguna máquina procedente de un vertedero cercano. "No fue por falta de mantenimiento sino por la acción de un tercero", añaden las fuentes, que han expuesto estos argumentos ante la instancia judicial superior. El fallo, que establece una "condena mínima" contra Endesa, no ha sido recurrido por la Junta de Andalucía, que no ha atendido a la petición de información de este periódico.

Endesa señala también que ha dado inicio el pasado julio a las actuaciones de revisión de redes y protección mediambiental de su campaña de verano. Estas actuaciones que conllevan principalmente revisiones aéreas con cámaras termográficas y de alta precisión, tala y poda de vegetación y limpieza de subestaciones, supondrán un año más la inversión de 2,5 millones de euros en Almería.

Más del 50% de la inversión, según la compañía, se destina a revisiones aéreas con helicópteros y drones de última generación, mientras que el resto, son actuaciones de limpieza y acciones preventivas como la tala y poda selectiva de vegetación cercana al tendido eléctrico, con la finalidad de abundar en el cumplimiento de la mejora de la calidad del suministro y el reforzamiento de la red eléctrica.

La Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Plan Infoca determinó que tanto aquel incendio en Sierra de Gádor como el que se desencadenó en Lucainena de las Torres hasta Sorbas el 20 de abril de 2014, que calcinó 2.455 hectáreas de terreno de la provincia almeriense también, fueron ocasionados por fallos en el tendido eléctrico que atraviesa la zona.

Etiquetas
Publicado el
23 de agosto de 2018 - 21:01 h

Descubre nuestras apps

stats