Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Supremo quiere juzgar a Puigdemont por terrorismo "de baja intensidad"
La industria de la carne lleva años pagando para bloquear políticas climáticas
Un paso más del Supremo contra la ley de amnistía. Opina Javier Pérez Royo

Bendodo, tras ser relegado en la dirección del PP nacional: “Tengo las mismas funciones, pero se llaman de otra manera”

Elías Bendodo ha participado este viernes en el desayuno informativo de Europa Press (Sevilla) junto al ex líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín

Daniel Cela

30

“Las cornadas que no son mortales, te fortalecen”. Elías Bendodo se ha acordado de esta cita del torero Curro Romero -que cumple 90 años este viernes- cuando le han preguntado por su reciente relevo como número tres en la dirección del PP nacional. Ha sido durante un desayuno informativo organizado por Europa Press en Sevilla para conmemorar los cinco años del primer Gobierno de Juan Manuel Moreno en Andalucía, en coalición con Ciudadanos y con el apoyo de Vox.

Es el primer acto público del dirigente malagueño en la capital andaluza tras ser relegado como coordinador general del PP de Alberto Núñez Feijóo, un puesto que se ubicaba por encima de los vicesecretarios del partido, en el tercer escalafón orgánico -tras la secretaría general que mantiene Cuca Gamarra- y que ahora desaparece. Bendodo se mantiene en la dirección nacional como el nuevo vicesecretario de Política autonómica y municipal y Análisis electoral, un cargo orgánicamente inferior al que tenía, pero con atribuciones ampliadas.

El que fuera mano derecha del presidente Moreno -y amigo personal- representa la cuota andaluza de la ejecutiva nacional del PP y los cambios que acaba de acometer Feijóo -ascendiendo a Miguel Tellado a portavoz en el Congreso- han puesto en guardia a los populares andaluces. “El puesto de coordinador general desaparece, pero ahora tengo las mismas funciones, reforzadas, y que se llaman de otra manera”, ha explicado hasta en tres ocasiones Bendodo. “Estoy contento donde estoy, tengo la confianza del presidente Feijóo. Yo no he pedido volver ni volvería [a Andalucía]”, ha apostillado, negando rotundamente que haya pedido a Moreno regresar a sus antiguas funciones, por sentirse “incómodo” en Madrid. “Donde se ha sido feliz, uno no debiera volver”, ha sentenciado, citando a Joaquín Sabina.

Las palabras de Bendodo han sido claras, pero el mensaje que el presidente Moreno quería trasladar a Feijóo estaba en el acto mismo que se ha celebrado hoy en una Sevilla lluviosa. El líder popular no ha acudido a arropar a su antiguo número dos, pero ha enviado a la plana mayor de su Gobierno, parte de la ejecutiva regional del PP andaluz, altos cargos del Ejecutivo y del Parlamento, diputados, alcaldes y el senador e histórico dirigente popular Javier Arenas. “El mensaje a Feijóo es clarísimo: Bendodo es uno de los nuestros y todo el PP andaluz está con él”, ha analizado una de las asistentes al acto.

Hasta cinco consejeros del Gobierno andaluz: el portavoz de la Junta y consejero de Medio Ambiente, Ramón Fernández Pacheco, el consejero de Presidencia, Antonio Sanz, la titular de Educación, Patricia del Pozo; de Agricultura, Carmen Crespo y de Justicia, José Antonio Nieto; el presidente del Parlamento, Jesús Aguirre; la vicepresidenta de la Cámara, Ana Mestre; Javier Arenas y un puñado de antiguos dirigentes de Ciudadanos con cargos en el Gobierno y en el Parlamento, la mayoría hoy integrados en el PP y en el nuevo Ejecutivo de Moreno: el ex vicepresidente y ex líder regional del partido naranja, Juan Marín; los ex consejeros Rogelio Velasco, Alejandro Cardenete o la ex presidenta del Parlamento Marta Bosquet.

Fuentes del entorno del presidente Moreno han restado hierro a la recolocación de Bendodo dentro del equipo de Feijóo y valoran positivamente que su nuevo cometido asuma el trabajo de análisis y estrategia electoral, un desempeño que, dicen, fue clave en las elecciones andaluzas de 2018, que supusieron el fin del ciclo político socialista tras 37 años en el poder.

El Poder Judicial, “imposible” la renovación

Precisamente la efeméride que justifica el reencuentro hoy entre Bendodo y Marín es el quinto aniversario de aquel primer Gobierno de Moreno, que hoy mantienen al PP en el poder con mayoría absoluta y a Ciudadanos fuera del mapa político. “Eso qué más da. Lo importante era el cambio”, ha suscrito Marín, que ha revelado que dentro del partido naranja “me pegué dos años soportando a compañeros de la dirección nacional porque se quería romper el acuerdo con el PP y que volviera el PSOE al gobierno”.

Bendodo ha recordado que “negociar con Vox no fue fácil, porque nos pusieron a negociar al que apaga fuegos en los contenedores” [en referencia a Javier Ortega Smith]. “Un gobierno de coalición, si funciona, es mejor que un gobierno con mayoría absoluta”, ha subrayado el dirigente malagueño en recuerdo de aquel gabinete, para luego señalar las “grandes diferencias” con el actual Gobierno de Pedro Sánchez y Sumar. “Nosotros no necesitábamos verificadores, porque teníamos confianza mutua. Y negociábamos con luz y taquígrafo, no a escondidas en Suiza”, ha remachado Marín. “En una democracia, el verificador es el pueblo”, añade Bendodo.

El vicesecretario de Política Territorial del PP se sumará el domingo a la manifestación convocada por una asociación de nuevo cuño “en defensa de la igualdad de los españoles” y muy crítica con los pactos de Sánchez con el independentismo catalán. Bendodo ha recalcado que está en juego la separación de poderes y con ella la calidad democrática.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que PP y PSOE alcancen un acuerdo en esta legislatura para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que lleva cinco años caducado, Bendodo lo ha descartado de plano. “El CGPJ habló ayer para decir que el fiscal del Estado nombrado por el Gobierno no es idóneo, que no es aceptable la intromisión permanente del Ejecutivo en el poder judicial. Si el Gobierno quiere, mañana mismo se renueva el Consejo, pero que los jueces elijan a los jueces. Cuando el PSOE entienda esto, se renovará. Esto no depende del PP, depende de que Sánchez entienda el sentido democrático, que el órgano de los jueces sea lo más independiente posible del Gobierno. Y hasta que el PSOE no entienda esto, será imposible la renovación”, ha sentenciado.

Etiquetas
stats