Adiós al ambiente primaveral: fuerte descenso de las temperaturas desde el fin de semana

El paso de un frente frío dejaría lluvias a lo largo y ancho de toda la región durante el miércoles 26 de noviembre, en una jornada fría que podrá dejar las primeras nieves de la temporada en cotas medias y altas.

A poco más de dos semanas de empezar diciembre, inicio del invierno climatológico, buena parte de Andalucía ha estado viviendo unas jornadas que bien pudieran haberse firmado en pleno mes de mayo. La Costal del Sol rozaba los 30 grados de máxima la tarde del pasado lunes 16 de noviembre, destacando los 29.9 °C registrados en la localidad de Vélez-Málaga según datos de la Agencia Estatal de Meteorología. Valores muy cercanos a otros alcanzados en buena parte de la región donde, en líneas generales, se han estado alcanzando temperaturas en el entorno de los 25 grados, registros entre 5 y 7 grados por encima de la media para esta época del año.

Lluvia en el litoral mediterráneo y temperaturas a la baja desde el sábado

Esta segunda primavera andaluza del 2020 terminará durante el fin de semana, cuando la entrada de viento de componente noroeste sobre la Península Ibérica nos introduzca aire frío del interior continental, provocando un moderado descenso de las temperaturas que será especialmente intenso en la mitad oriental. Las máximas experimentarán una caída de entre 5 y 6 grados hasta el próximo domingo, quedando de nuevo en el entorno de los 20 grados en la mitad occidental y el litoral, y cayendo hasta los 15 grados en buena parte del interior oriental y central andaluz.

El responsable de este cambio de componente del viento será una borrasca que quedará aislada en el Mediterráneo occidental, sobre la vertical de Cerdeña. Aunque el centro de la baja quedará relativamente lejano, sus efectos se dejarán notar sobre la región en forma de precipitaciones de carácter débil durante la jornada del sábado 21 a lo largo de todo el litoral mediterráneo y el interior del extremo oriental. Serán las provincias orientales, salvo Jaén, las que hasta la madrugada del domingo puedan registrar lluvias con acumulados por debajo de los 5 litros por metro cuadrado.

El ambiente para el resto de la región será de cielos poco nubosos o despejados, con la posibilidad de formación de bancos de niebla o brumas matinales en áreas bajas y de valles, más probables en la mitad oriental. La poca nubosidad diurna favorecerá el enfriamiento nocturno, lo que empujará las temperaturas mínimas hasta el entorno de los 5 grados en la mayor parte del interior andaluz. Incluso podría rozarse la helada en cotas medias de las provincias de Jaén y Granada, donde la entrada de aire frío será más acusada. Sólo el extremo occidental, con Huelva y Sevilla a la cabeza, quedará al margen de dicho enfriamiento con mínimas que seguirán rondando los 10 grados a primeras horas de la mañana.

De la primavera al invierno en poco menos de una semana

Con la llegada de la nueva semana y el avance hacia el final de noviembre, la atmósfera peninsular podría terminar entrando en una nueva etapa de mayor inestabilidad. La llegada hasta las inmediaciones peninsulares de una borrasca atlántica durante la jornada del miércoles, provocaría un cambio radical en el tiempo que se mantendría al menos hasta finales de mes.

El paso de un frente frío dejaría lluvias a lo largo y ancho de toda la región durante el miércoles 26 de noviembre, en una jornada fría que podrá dejar las primeras nieves de la temporada en cotas medias y altas. Ambiente puramente invernal en la mayor parte de la región, en especial en el interior de la mitad oriental, donde la nieve podría hacer acto de presencia a partir de unos 800 a 1000 metros.

Hasta entonces lo único seguro vendrá de la mano de las temperaturas, que mantendrán su descenso a valores más habituales para la época del año, pudiendo registrarse ya las primeras heladas generalizadas en el interior de la Comunidad a inicios de semana.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2020 - 16:30 h

Descubre nuestras apps

stats