Calor extremo en Andalucía: hasta 46 grados en el valle del Guadalquivir durante el fin de semana

Calor en la Costa del Sol

El fin de semana hará calor, mucho calor. La llegada hasta el sur de la Península de una masa de aire muy cálida de procedencia norteafricana provocará un aumento brusco de las temperaturas, en especial durante el domingo 11 de julio. Para entonces las máximas superarán los 44 grados en la mayor parte del curso medio y alto del valle del Guadalquivir, donde algunas localidades podrían alcanzar o superar la barrera de los 46 grados.

Será uno de los episodios por calor más extremos que se hayan registrado en la Península Ibérica. La masa de aire cálido que desde la madrugada del viernes al sábado invadirá el sur peninsular representa una anomalía térmica superior a los 10 grados. Aunque breve, el episodio será lo suficientemente intenso para entrar por méritos propios dentro de los grandes eventos cálidos vividos en Andalucía. Destacan tres: el de julio de 1994, que marca hasta la fecha el episodio más intenso y prolongado, y que hasta la fecha mantiene la temperatura más alta registrada en Sevilla con 46.6 °C; agosto de 2012, que tiene en su haber la jornada más cálida jamás registrada en la España peninsular para el conjunto del territorio; y la más reciente, la de julio de 2017, actual techo por altas temperaturas del conjunto del país con 46.9 °C en Córdoba capital y los “memorables” 47.3 °C de Montoro (Córdoba) perteneciente a la red de estaciones secundarias de la Agencia Estatal de Meteorología, hasta la fecha la temperatura fiable más alta jamás registrada sobre suelo español.

Hasta dónde pueda llegar el episodio que ahora comienza dependerá en buena medida del juego de brisas y vientos diurnos que se formen durante el mediodía del domingo. Para entonces la rápida aproximación de una borrasca hasta el norte peninsular impondrá un régimen de vientos de poniente que desde últimas horas de la tarde comenzará a “barrer” el intenso aire cálido en altura. Será lo que marque la brevedad del episodio, empujando la masa de aire cálido hasta el levante peninsular, donde con bastante probabilidad podrán alcanzarse las máximas más elevadas entre las tardes del domingo y el lunes.

Calor extremo, viento y polvo en suspensión

Desde mediados de semana Andalucía vivirá una subida progresiva de las temperaturas que llevará a rozar o alcanzar los 40 grados en el valle del Guadalquivir durante el viernes 9, jornada en la que cinco provincias andaluzas estarán en aviso amarillo por altas temperaturas. Serán las comarcas del Andévalo en Huelva, campiñas sevillana y cordobesa, Sierra Morena y valle del Guadalquivir en Jaén, y la cuenca del Genil en Granada. En el resto de la Comunidad las temperaturas quedarán algo más contenidas, rondando los 35 grados en el resto del interior andaluz y el litoral atlántico, y bajando de los 30 grados en el mediterráneo y el extremo sureste de la región.  El viento de levante será protagonista en el área del Estrecho, con rachas máximas de entre 80 y 100 km/h, y ante el que la AEMET mantiene activados avisos de nivel naranja y amarillo por viento y fenómenos costeros durante las jornadas de viernes y sábado.

Pero el calor empezará a sentirse con fuerza a partir del sábado 10. Para entonces la entrada de aire muy cálido se extenderá hasta alcanzar el tercio norte peninsular. Las máximas subirán entre cuatro a cinco grados respecto a las del viernes, pudiendo ya alcanzarse los 43 o 44 grados de manera generalizada en todo el valle del Guadalquivir, y de manera local picos de hasta 45 grados a media tarde en algunas localidades de las provincias de Sevilla y Córdoba. Para entonces todo el valle del Guadalquivir, la comarca del Andévalo onubense y la cuenca del Genil en Granada estarán en aviso naranja por altas temperaturas que oscilarán.

El pico del episodio en Andalucía se dará durante el domingo 11. Aunque parece imposible que puedan caer registros históricos como el de Sevilla y Córdoba, sí que corren peligro de batirse el de otras estaciones del sureste peninsular. Andújar, Linares, Úbeda o incluso Jaén capital tienen a mano superar sus récords de temperatura máxima, con previsiones que apuntan a alcanzar o superar los 45 o 46 grados. Aunque el calor más intenso en altura quedará concentrado en esta zona, otras áreas del curso medio del valle del Guadalquivir podrán alcanzar los 45 grados a lo largo de la tarde. Tendrá mucha importancia la nubosidad en altura que pueda formarse, y que además vendrá acompañada de polvo en suspensión desde primeras horas del sábado, lo que aumentará la sensación de ahogo durante el fin de semana.

Noches de insomnio y “barrido térmico” a comienzos de semana

Solo el litoral quedará al margen del calor diurno a lo largo del fin de semana, aunque no escapará del intenso calor nocturno que se espera. Las temperaturas mínimas no bajarán de los 23 o 24 grados en la mayor parte de la región a primeras horas del domingo, dejando la que hasta el momento sería la noche más cálida de todo el 2021. Noches sin sueño que se prolongarán en numerosos puntos de la mitad oriental a comienzos de semana, donde quedará concentrando el aire cálido en altura.

Para entonces, la entrada de viento de poniente provocará un acusado descenso en el termómetro de la mayoría del territorio andaluz de más de cinco grados. Salvo en el litoral mediterráneo y el extremo oriental de la región, donde las temperaturas sufrirán un marcado ascenso hasta acercarse o superar los 40 grados en la costa malagueña, con picos de 43 grados o más en el valle del Almanzora en Almería. Ya desde el martes 13 la región recuperará la normalidad meteorológica, con máximas y mínimas que volverán a valores habituales para la época.

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2021 - 15:43 h

Descubre nuestras apps