De 'Gaetan' a 'Hortense': el fuerte viento y la lluvia marcarán el fin de semana en Andalucía antes del ascenso de las temperaturas

Una mujer camina este martes en Córdoba, en una jornada en la que la llegada de la borrasca atlántica 'Bárbara' a la península deja fuertes rachas de viento. EFE/Salas

El miércoles 20 de enero la atmósfera andaluza, junto con la peninsular, decía adiós a la compañera de viaje de los primeros quince días del año. Las heladas matinales desaparecían de un plumazo de la mayor parte del interior peninsular. La lluvia mansa, a veces moderada, tomaba el relevo de la dinámica anticiclónica que había marcado las jornadas desde el paso de la borrasca ‘Filomena’.

Otra borrasca con nombre, en esta ocasión ‘Gaetan’, llevaba precipitaciones generalizadas a la mayor parte de Andalucía, dejando registros que superaban los 30 o 40 litros por metro cuadrado en numerosos puntos de la mitad occidental. Grazalema, con 62 litros en menos de 24 horas, se situaba a la cabeza de un episodio por lluvias que tendrá continuidad durante todo el fin de semana de la mano de dos nuevas borrascas, una de ellas ya bautizada con el nombre de ‘Hortense’.

Tren de borrascas atlánticas: de ‘Gaetan’ a ‘Hortense’ y la probable ‘Ignacio’

Desde mediados de semana la atmósfera del Atlántico Norte ha tomado una configuración propicia para las lluvias peninsulares, la ‘circulación zonal’. Esto pasa a menudo entre el otoño e invierno septentrional, cuando las borrascas atlánticas siguen un recorrido relativamente lineal en su paso oceánico. Dicho de otro modo, las borrascas que se generan en Norteamérica llegan directamente hasta la fachada atlántica europea. Es lo que ha ocurrido estos días gracias a las altas presiones de Groenlandia y una profunda borrasca localizada al norte de Escandinavia. La combinación de ambos factores ha permitido que las bajas secundarias o borrascas relativamente profundas que se han ido generando al otro lado del océano encuentren un paso obligado al norte de las Azores en su camino hasta Europa.

La borrasca escandinava ha servido de “polo de atracción” al tiempo que el anticiclón groenlandés obligaba a las bajas atlánticas a desplazar su trayectoria hacia el sur. Resultado, una suerte de “tren de borrascas” con destino Iberia. Serán hasta tres las borrascas que entre el miércoles 20 y el lunes 25 de enero habrán afectado a la península Ibérica. Dos de ellas, al menos, ya bautizadas por los diferentes servicios meteorológicos de los países afectados; ‘Gaetan’ el pasado miércoles, la segunda ‘Hortense’ a lo largo del viernes, y la tercera en la jornada del domingo, que recibiría el nombre de ‘Ignacio’ en caso de ser nombrada.

Viento de más de 90 km/h y lluvias hasta el lunes

Las lluvias estarán presentes en casi toda la región durante todo el fin de semana, con mayor presencia e intensidad durante las jornadas de viernes y domingo. Precipitaciones por lo general débiles a moderadas, siendo más intensas en áreas del Estrecho y mitad norte oriental andaluza donde podrán ser de nieve a partir de unos 1.200 a 1.500 metros de altitud. Aunque la jornada del sábado será por lo general una jornada de transición, con ambiente nuboso, podrán registrarse precipitaciones débiles en puntos del litoral atlántico y el valle del Guadalquivir.

Junto a la lluvia el viento será el otro gran protagonista, que soplará con mucha fuerza en áreas montañosas del extremo oriental, con puntos que tanto la jornada del viernes 22 como en especial el domingo 24, podrán alcanzar o superar los 100 km/h de manera puntual. Algo ante lo que la Agencia Estatal de Meteorología tiene a casi toda la mitad oriental andaluza en aviso por fuerte viento para las jornadas de viernes y sábado, destacando el valle de Almanzora y los Vélez en Almería, por rachas de viento superiores a los 90 km/h. También en aviso amarillo por fenómenos costeros se encuentra todo el litoral mediterráneo, con viento del oeste o suroeste y oleaje que podrá alcanzar los 3 metros de altura.

Máximas de más de 20 grados para terminar enero

Con el comienzo de la nueva semana, la dinámica de ponientes irá perdiendo terreno para volver a las altas presiones. La dorsal anticiclónica volverá a “abrazar” la península Ibérica con el paso de los días, hasta devolver el ambiente poco nuboso o despejado para mediados de semana. Aunque la lluvia seguirá salpicando algunos puntos de la mitad occidental entre las jornadas del lunes 25 y el marte 26 de enero, lo hará de manera débil y dispersa. La estabilidad atmosférica irá ganando peso con el paso de los días, y junto con ella tomará cuerpo el ascenso de las temperaturas máximas.

La dorsal anticiclónica vendrá acompañada de aire cálido del sur en altura, lo que provocará un ascenso en las temperaturas desde comienzos de semana que será especialmente patente en las máximas. Así, el termómetro volverá a alcanzar o superar la barrera de los 20 grados en la mayor parte del valle del Guadalquivir y de las costas atlántica y mediterránea a mediados de semana y con mínimas que se mantendrán en el entorno de los 10 grados. 

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2021 - 20:42 h

Descubre nuestras apps

stats