Andalucía Opinión y blogs

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

La desigualdad condena a los niños andaluces

pobreza infantil

Javier Cabrera Cornide, responsable Sensibilización y Políticas de Infancia Save the Children - Andalucía

Este martes publicamos desde Save the Children nuestro informe DESHEREDADOS: desigualdad infantil, igualdad de oportunidades y políticas públicas en el que alertamos sobre el alarmante crecimiento de la desigualdad en la infancia en nuestro país. No somos los primeros que hablamos de desigualdad en España y en Andalucía, y esperamos no ser los últimos en hacerlo, y en hacerlo alto y claro porque la realidad, por mucho que haya quien la niegue, es tozuda y sigue ahí, aunque no queramos mirarla de frente.

Alertamos en este informe de que no solo la pobreza infantil ha aumentado en España desde 2008 hasta la escandalosa cifra de tener a 2.500.000 de niños y niñas viviendo en situación de pobreza, 726.059 de ellos andaluces y andaluzas. Además de alertar sobre la pobreza, este informe se centra en analizar la desigualdad social entre los niños con más y con menos recursos, lo que no solamente significa que cada vez hay más niños en situación de pobreza en España y en Andalucía, sino que cada día son más pobres y que además están condenados a seguir siéndolo en el futuro, tanto ellos como sus futuros hijos e hijas.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistarnos con niños para la elaboración de este informe, y una de las niñas con las que hemos hablando nos resumía perfectamente la desigualdad al hablarnos de qué supone la desigualdad en la educación. "En el colegio hay muchas diferencias entre los niños y niñas según la ropa que lleven, el material escolar, el desayuno... Hay niños y niñas que se sienten mal con eso, tristes, e incluso pueden sufrir bullying. A mí me gustaría que eso no existiera y que todos y todas sean iguales".

La situación que narra esta niña hay que multiplicarla por 726.059 niños más en Andalucía. 726.059 niños que no disponen de suficiente material escolar, que viven en hogares donde no se puede pagar todos los meses la luz o el gas, niños y niñas que ven como sus padres no tienen la posibilidad de acceder a un empleo estable que genere ingresos para afrontar los gastos familiares.

Números "inadmisibles"

Los números que presentamos son inadmisibles en España y en Andalucía, pero peor aún es comprobar con datos de organismos públicos, en este caso del Instituto Nacional de Estadística, que estas cifras de desigualdad y pobreza han crecido de manera sostenida desde 2008 sin que se hayan puesto en marcha políticas públicas eficaces para contenerlas. Voy a intentar expresarme de otra manera. Lo vergonzoso es que las administraciones y las personas que las dirigen no hagan los esfuerzos que tienen la obligación de hacer para evitar que haya niños que no coman carne o pescado en su casa como mínimo dos veces por semana o que tengan que comer productos caducados. Y decimos esto porque sabemos que la desigualdad es combatible si hay interés y es una prioridad, no porque sea una teoría, sino porque vemos cómo otros países y regiones lo han conseguido invirtiendo en infancia de manera directa.

Por el contrario, lo que nos encontramos en nuestra investigación al analizar la carga que supone para las familias el pago de impuestos vemos como a las familias con renta más baja, el pago de sus impuestos les supone casi el 30% de sus ingresos, el mismo porcentaje que al 10% más rico. Es completamente absurdo que las familias más pobres y más ricas dediquen el mismo porcentaje de renta a pagar impuestos.

Al analizar en este informe las ayudas a infancia o familias de las distintas administraciones públicas, estatal y autonómica, nos hemos dado cuenta de que no hay un interés real por las familias y los niños en situación de pobreza y que tampoco hay interés en reducir las desigualdades sociales. Y lo decimos porque vemos que para poder acceder a una ayuda por hijo a cargo de 25€ mensuales hay que tener un nivel de renta muy por debajo de la línea de la pobreza. Esto supone que, de los 2.500.000 niños y niñas en situación de pobreza, únicamente el 33% de ellos reciba este tipo de ayuda. La única razón para que no exista una ayuda mejor diseñada, con más cobertura y mejor dotada presupuestariamente únicamente puede ser que a las personas que pueden decidir sobre ella no les preocupa la desigualdad y la pobreza infantil de nuestro estado y nuestra comunidad autónoma. ¿Será porque los niños no votan?

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2017 - 23:23 h

Descubre nuestras apps