La portada de mañana
Acceder
España encabeza el resurgimiento del coronavirus en Europa
El golpe del virus del Nilo en Sevilla
Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra: "No puedo compartir que la máxima representación institucional tenga carácter hereditario"

El Gobierno andaluz no ha hospitalizado al 60% de los contagiados por coronavirus y les hace seguimiento desde sus casas

El presidente Juanma Moreno, el consejero de Salud, Jesús Aguirrre, y el vicepresidente Juan Marín.

Los dos indicadores claves en los planes de desescalada son la tasa de contagios de coronavirus registrados en los últimos 14 días -periodo de incubación- y la capacidad hospitalaria para absorber al doble de pacientes que había antes de la pandemia. La Junta de Andalucía ha comunicado al Ministerio de Sanidad que cumple con creces ambos parámetros, sobre todo el espacio disponible en hospitales y en UCI, gracias a que el número de curados duplica ya el de aquellos que han necesitado ingresos.

En efecto, así lo reflejan los datos del informe sanitario que la Junta ha remitido a Madrid, con fecha del 5 de mayo. Aunque los datos también advierten de que el 58,9% del total de personas contagiadas por Covid-19 en Andalucía han sido enviados a sus casas, donde han pasado los síntomas de la enfermedad, sin ser hospitalizados (se les ha hecho seguimiento telefónico). Se trata de 8.627 casos positivos del total de 14.639 personas infectadas por el virus hasta la fecha. El reto -6.012 contagiados- sí han necesitado ingresar en algún hospital de la comunidad (representan al 41%). Por provincias, es Málaga la que más pacientes ha ingresados (23,8%), seguida de Sevilla (19,4%) y Granada, con un 19,3%.

En la actualidad, sólo hay 476 hospitalizados en activo, es decir, personas que siguen ocupando una cama en la sanidad pública andaluza. Por las unidades de cuidados intensivos (UCI) han pasado 740 pacientes críticos, aunque en este momento quedan alrededor de un centenar. El porcentaje más alto de pacientes hospitalizados se encuentra en la provincia de Málaga, epicentro de la pandemia en Andalucía, con un 23% de casos. Le sigue Sevilla (17,8%) y Granada (16,7%).

La evolución de los más de 14.000 casos confirmados en la comunidad ha sido muy desigual. El 52% se ha "curado sin ninguna secuela", según el informe de la Consejería de Salud; el 34,4% muestra una evolución "provisional favorable"; el 8,8% ha fallecido -1.281 personas; el 40,4% en residencias públicas-; el 2,8% tiene un diagnóstico "desconocido"; el 1,6% presenta una evolución "provisional desfavorable"; y el 0,4% se ha curado, pero "mantiene secuelas" en el organismo.

Andalucía presenta cifras de contagios muy por debajo de la media nacional, sin embargo, la distribución de esos contagios se concentra en las instituciones públicas responsabilidad directa de la Junta. Casi un tercio de los infectados están en residencias de mayores, donde la tasa de mortalidad se ha disparado hasta el 39% -un 40,4% si se incluyen otro tipo de residencias sociales o instituciones penitenciarias-. Otro tercio de contagiados en Andalucía se encuentra entre el personal sanitario, con 4.275 casos confirmados, un 29,2% del total.

Granada (24,3%) y Málaga (22,6%) son las provincias con más médicos y enfermeros afectados, precisamente donde se ubican los distritos sanitarios con más incidencia, y que han quedado fuera de la propuesta de desescalada de la Junta. Sólo en la última semana, el 43% de los nuevos contagios registrados en Andalucía eran facultativos.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2020 - 15:48 h

Descubre nuestras apps

stats