eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

Fomento retrasa de nuevo a otoño de 2017 la llegada del AVE a Granada

Así lo ha anunciado el ministro en funciones, Rafael Catalá, tras reunirse en la capital granadina con representantes de todas las instituciones incluidas las formaciones políticas

Se han dado hasta ahora cuatro plazos desde 2015 que se han incumplido

Para llegar a cubrir los plazos, este mismo jueves se han reanudado las obras en el conflictivo tramo de Loja después de que se haya alcanzado un acuerdo con Dragados para su explotación

Además, pese a que se anunció que la reconexión ferroviaria con Barcelona tendría lugar a principios de noviembre, esta presumiblemente también se retrasará

- PUBLICIDAD -
Rafael Catalá en la reunión mantenida en Granada sobre la llegada del AVE

Rafael Catalá en la reunión mantenida en Granada sobre la llegada del AVE

Una década después el andén del AVE en Granada sigue desierto. No porque no transite ningún convoy sino porque directamente no hay vías. Sin embargo ahora parece que vuelve a haber luz sobre el tema tras la reunión mantenida este jueves por el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, con las principales instituciones granadinas involucradas en el asunto. Dicha luz arroja un nuevo horizonte: otoño de 2017 para la llegada de la Alta Velocidad a la capital granadina.

Desde que  en abril del pasado año se suspendiera el servicio ferroviario en Granada para completar las obras que permitiesen que el AVE volase en la ciudad, los plazos se han ido dilatando. Primero se habló de un plazo optimista que señalaba septiembre de 2015 como fecha para la puesta en marcha de este servicio. Posteriormente se atrasó hasta diciembre. Un juego de fechas que se repitió haciendo lo propio en este 2016. Primero confiando en que la buena nueva llegaría en febrero y después retrasándola hasta este final de año. En cualquiera de los casos la llegada de la Alta Velocidad no ha hecho más dilatarse con numerosos conflictos de por medio.

Todos esos conflictos, y alguno más, se han puesto sobre la mesa en la reunión mantenida este jueves entre las partes implicadas en la Subdelegación del Gobierno en Granada. Un encuentro que ha durado poco más de dos horas y que ha servido para que se fije para dentro de un año aproximadamente el día en que Granada tendrá por fin su AVE. Para ello se ha anunciado que desde hoy mismo se reanudan las obras en Loja que se pararon tras el desencuentro con ACS que pedía una compensación económica para llevar a cabo el cambio de proyecto que exige una zona tan conflictiva para la construcción de las vías como es esta. Dragados es quien asume desde ahora la construcción del tramo.

Pero la reunión también ha dejado sin respuesta distintas cuestiones. Para empezar la reconexión ferroviaria con Barcelona a partir de noviembre de la que habló el propio alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, hace unos días. Lo que se ha acordado sobre este asunto es que en un plazo de quince días tendrá lugar una comisión que estudie la posibilidad de unir de nuevo Granada con la ciudad Condal utilizando la misma vía de Moreda. Por lo que noviembre parece una fecha improbable para que se ponga fin de manera parcial al aislamiento ferroviario granadino.

Un año de incertidumbre

Lo que se abre ahora es un periodo de duda sobre si por fin se cumplirán o no los plazos. La duda existe sobre todo porque los retrasos se han producido varias veces en los últimos años. No en vano lo único seguro es que para viajar a Madrid por "tren" desde Granada hará falta usar el mismo servicio que lleva funcionando desde que se cortó la conexión ferroviaria. Es decir, e l bus-AVE que también contará con una novedad para frenar la pérdida de usuarios por parte de Renfe. Fomento abaratará el coste del billete que ahora mismo cuesta 50 euros ida y vuelta y lo dejará en un máximo de 30.

Pero la incertidumbre va más allá porque no queda claro si Loja se construirá pensando en que exista la variante que permita la circulación tanto del AVE como de trenes convencionales. Es una de las peticiones que se han hecho en la Mesa del Ferrocarril de manera insistente porque no quieren que se haga una infraestructura con una carencia que "dure 100 años". Y tampoco se habla de si finalmente las vías llegarán soterradas o no a Granada.

Junto a estas cuestiones, la de si el periodo de contratación y formación del personal tendrán lugar durante el tiempo que duren las obras que se reanudan este jueves o sin embargo será después. De ser lo segundo, la puesta en marcha del AVE a Granada tendrá que dilatarse irremediablemente algunos meses más.

Moderado optimismo

Tras la reunión, las reacciones. El propio ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, asegura que tratará por por su parte para estudiar la posible variante de Loja y un hipotético soterramiento del tren a su llegada a la capital. Al tiempo que ha querido dejar claro que no hay "restricción presupuestaria" ya que se han invertido hasta la fecha más de 1.400 millones de euros.

Del lado municipal, el optimismo ha oscilado entre la moderación y la cautela. La primera de las reacciones locales ha sido la del propio alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), que ve en esta reunión "un éxito de la sociedad granadina". Entiende que lograr que el ministro de Fomento en funciones visite la ciudad y las obras es una buena noticia después de mucho tiempo reclamando transparencia sobre el asunto. Al mismo tiempo Cuenca confía en que el plazo dado se cumpla y que en el otoño de 2017 llegue definitivamente la Alta Velocidad ferroviaria a la provincia granadina.

Luis Salvador, de Ciudadanos, ve el vaso medio lleno al sostener que su formación tiene "la certeza de que se van a dar los plazos que están cumpliendo como máximos pues al comprobar la vía, sabíamos que el periodo de ejecución coincide con lo que ha dicho el ministro y le hemos pedido que el periodo de formación de conductores se haga en paralelo para que en verano o un poco más, esté en marcha el servicio". Para el PP, según su portavoz, Rocío Díaz, se felicita porque "el problema que existía era técnico y se le ha dado una solución técnica (...) están ejecutadas el 90% de las obras y falta el 10% que es donde estaba el escollo".

Más críticos se muestran en Vamos Granada e Izquierda Unida. Para los primeros, en boca de Marta Gutiérrez, les "parece insuficiente la noticia y la información que se ha traído" puesto que "no sabemos tampoco qué medidas se van a adoptar por ese parón de meses de la obra". En Izquierda Unida, Paco Puentedura ve una buena noticia en el hecho de que "se desbloquean las obras del AVE" sin embargo a su juicio "todavía quedan por determinar dos cosas: ¿qué va a pasar con la línea de Moreda? y una fecha concreta sobre cuándo se va a plantear el soterrramiento y si Fomento mantiene la intención de participar en la financiación del mismo". Por eso explica que "no daremos credibilidad al 100% hasta que no hayan compromisos claros por el Ministerio de Fomento, se den fechas claras y se dé respuesta a una reinvindicación de la ciudad de Granada".

Además, desde 'Marea Amarilla' y 'Granada en Marcha', que son las dos asociaciones que están canalizando  las reivindicaciones de la ciudadanía para la solución a los problemas ferroviarios de la provincia, creen que los plazos de ejecución de la obra en Loja sí que son realistas pero lamentan que no se haya aclarado si se volverá a utilizar pronto la línea de Moreda para volver a viajar en tren desde Granada hasta Barcelona. De hecho representantes de 'Marea Amarilla' han acudido a la propia Subdelegación del Gobierno para recordarle al ministro el compromiso que debe adquirir su cartera con una provincia que lleva más de 500 días sin ver un ferrocarril.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha