eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Granada clama contra el aislamiento ferroviario de Andalucía oriental

Unas 7.000 personas se manifiestan en la capital granadina reclamando la reconexión por tren inmediata de la ciudad con el resto de España

También solicitan el desbloqueo de Almería y Jaén, que también padecen deficiencias en su red de trenes

Acuden representantes ciudadanos y todos los partidos políticos a excepción del Partido Popular, ausente al "no tener claro qué se iba a pedir" en la reivindicación

- PUBLICIDAD -
ave manifa

Un año y cinco meses ha sido tiempo suficiente para que la sociedad granadina se haya hartado del aislamiento ferroviario que padece Granada desde abril de 2015. Más de 500 días en los que el andén de la Estación de Andaluces no ha vuelto a ver a nadie despidiendo o recibiendo visitantes y en los que incluso Almería y Jaén se han visto afectados. Por eso este sábado se ha producido una manifestación multitudinaria para reclamar que la situación debe cambiar.

El colectivo 'Granada en marcha' ha sido el impulsor de esta iniciativa que ha contado con el apoyo de 'Marea amarilla' y del resto de representantes ciudadanos así como de los principales partidos políticos. Todos menos el Partido Popular que se ha querido desmarcar de la reivindicación porque, en palabras de su portavoz en el Ayuntamiento de Granada, Rocío Díaz, no entendían el objetivo que podía tener esta manifestación llegándola a calificar como de "una foto más". A pesar de esta ausencia notable, unas 7.000 personas se han dejado ver recorriendo las calles de Granada desde la inutilizada estación de trenes en Andaluces, pasando por la avenida de la Constitución hasta llegar a Gran Vía frente a la sede de la Subdelegación del Gobierno en una marcha pacífica que ha durado poco más de una hora.

El objetivo: acabar con el aislamiento ferroviario en Andalucía oriental

La manifestación tenía una idea común: reconectar Granada con Madrid y Barcelona por tren. Algo que no sucede desde el 7 de abril de 2015 y que no solo ha supuesto que el transporte de viajeros haya caído en más de un 80% para Renfe en la provincia granadina sino que ha repercutido también en Jaén y Almería que han ido perdiendo peso en el mapa ferroviario español desde entonces.

Mientras en Granada no circula ningún tren salvo el que conecta diariamente con Almería utilizando una vía antigua que necesita ser mejorada para evitar retrasos, el resto de la red ferroviaria almeriense también necesita de inversión. Algo parecido a lo que sucede en Jaén donde la pérdida de los trenes nocturnos, el descenso en el número de ferrocarriles por Baeza y que haya bajado también la afluencia de trenes de mercancías, están ahogando también a la provincia. Además de eso, los que quieren viajar desde la estación granadina deben usar una combinación de autobús hasta Antequera para luego utilizar el AVE si quieren ir hasta Madrid o Barcelona en menos de cinco horas.

Por eso reclaman que mientras se soluciona el conflicto en la variante de Loja por la cuál están paradas las obras para la llegada de la Alta Velocidad a Granada, se retomen los trenes desde la capital granadina utilizando la línea de Moreda, Linares-Baeza para poder ir en ferrocarril hasta Madrid y Barcelona. Una solución que permitiría poder replantear el proyecto de Loja, la forma en que llegaría el AVE a Granada y redefinir el concepto de estación que debe tener la ciudad de la Alhambra para acoger una infrestructura de ese calibre.

Los técnicos avalan esa operación tal y como confirma el propio alcalde de Granada, Paco Cuenca, al afirmar que "no hacen falta obras porque la línea de Moreda se puede usar ya". De hecho actualmente está en uso desde Almería cuya Mesa del Ferrocarril avala esta solución temporal. Aunque algunas voces señalan que la utilización de esta vía no podría ser inmediata ya que harían falta unas semanas para adecuar algunos tramos que permitiesen un uso adecuado de ella.

En cualquier caso lo que se pide es mayor atención para Andalucía oriental. Las mesas del ferrocarril de Granada, Almería y Jaén que el pasado 16 de septiembre se unieron para hacer frente común ante el Ministerio de Fomento, aseguran estar cansadas de que la zona este de Andalucía tenga unas comunicaciones ferroviarias tan precarias. Por ello avisan de que la de este sábado no será la única manifestación sino que se harán "todas las que hagan falta" para que esta zona de la comunidad andaluza tenga la conexiones por tren que reclama.

Una larga lista de peticiones a Fomento

Si la reutilización de la línea de Moreda para que el tren vuelva a Granada es la petición más urgente que se ha querido trasladar en esta manifestación, no es la única. Bastaba con hablar con quienes han formado parte de la marcha para entender que Fomento deberá escuchar muchas más quejas. "Es una vergüenza que una ciudad como Granada esté aislada" decía una de las vecinas de la Chana que es uno de los barrios más afectados por el soterramiento o no de las vías del AVE a su llegada a la ciudad. Porque esa es otra de las reivindicaciones, que la Alta Velocidad llegue a Granada bajo tierra para evitar que se pierdan espacios para calles, zonas verdes, deportivas y comerciales que mejoren la calidad de vida de los vecinos de la zona.

Pero no es la única. Hay opiniones encontradas sobre lo que debe suceder con la variante de Loja. En ella hay muchas dudas después de que ACS, empresa que ejecutaba las obras en la zona, haya rescindido su contrato con ADIF tras no lograr cambiar la modificación del precio de la construcción al haber descubierto que la variante esconde muchas dificultades para la construcción de una vía para el AVE. Pues tras los sucesivos recortes en el proyecto para la puesta en marcha de este tramo, los técnicos no aseguran que se pueda utilizar la infraestructura existente para hacer pasar un AVE por ahí pese a que Fomento insista en ello. Y en este punto no hay consenso, unos consideran que hay que replantear el proyecto y otros que debe continuar hacia adelante para evitar que la demora de la llegada de trenes a Granada continúe.

Por si fuera poco Almería solicita que el conflictivo tramo lojeño se solucione cuanto antes para evitar seguir utilizando la vía de Moreda mucho más tiempo para viajar hasta Madrid. Aunque asumen que la de Moreda debe ser una solución temporal para que no se sigan perdiendo viajeros hacia Granada y la propia Almería, reconocen que no es la mejor infraestructura posible para utilizar actualmente. Si bien es cierto que el diálogo está abierto y que el consenso con respecto a la mejora de las vías de ferrocarril es amplio en Andalucía oriental, el tiempo parece jugar en contra y no estar por la labor de frenarse.

En último lugar se solicita también que en el futuro se puedan utilizar servicios de ferrocarril de cercanías en la provincia de Granada tanto por Guadix como por Loja para mejorar también en ese sentido las comunicación por tren. Una solicitud que desde los colectivos defienden para evitar que se termine llevando a cabo un proyecto ferroviario que "afecte negativamente a todos en los próximos 100 años". No obstante dejan claro que no son reivindicaciones partidistas, sino apolíticas y que en todo caso responden a "política de la ciudadanía". Una ciudadanía que hace ya demasiado tiempo que no sabe lo que es subirse a un tren.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha