Animalistas reclaman que no se celebre una prueba de disparos contra palomas en una feria de Granada

Cartuchos de armas de caza

Álvaro López


3

La XIX Feria Provincial de la Caza de Granada, que se celebrará en Iznalloz entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre, se ha visto rodeada por la polémica por una actividad que tendrá lugar durante el desarrollo de este certamen. Abogados Granadinos por el Medio Ambiente y los Derechos de los Animales (Agmada) han presentado un escrito ante el Ayuntamiento de la localidad para exigir que se retire la prueba de tiro al pichón (cría de paloma) prevista para este próximo fin de semana. Sostienen que, además de inmoral, no cumple con la Ley andaluza de bienestar animal y choca frontalmente con la futura ley estatal en este ámbito que entrará en vigor en 2023. El Consistorio defiende que sí cumple con la normativa y que se trata de una actividad tradicional.

Juristas andaluces llevan al Defensor del Menor la promoción de la caza en los colegios aprobada por PP, Cs y Vox

Juristas andaluces llevan al Defensor del Menor la promoción de la caza en los colegios aprobada por PP, Cs y Vox

En concreto, la polémica ha surgido porque durante esta feria de la caza se celebrará una actividad que consistirá en disparar a pichones durante su vuelo, en lugar de hacerlo con objetos inertes como pueden ser platos o hélices. Según Agmada, las palomas que se utilizan en estos eventos suelen ser pichones que no tienen práctica de vuelo previa y que han sido criados “en las peores condiciones”. Además, si el tirador no es especialista, puede ocurrir que los animales sean malheridos y acaben muriendo lentamente en el suelo. Por otra parte, los pichones son previamente mutilados para evitar que al volar puedan cambiar el rumbo.

Lo que dice la Ley

Desde Agmada citan normativa que impide la celebración de esta prueba. En concreto, señalan que la Ley andaluza de bienestar animal 11/2003 indica en su artículo 4.2 b) que están “prohibidas las competiciones de tiro de pichón, salvo debidamente autorizadas por la Consejería competente”. En este caso, han solicitado al Ayuntamiento de Iznalloz que aporte prueba de que desde la Junta de Andalucía se le ha dado el visto bueno a la actividad, sin haber recibido respuesta. La futura ley estatal en esta materia, que entrará en vigor en 2023, prohibirá en su artículo 30 este tipo de pruebas de caza. Otra evidencia para los animalistas de que se trata de una actividad anacrónica.

Fuentes de Agmada argumentan también a este medio que, en la práctica, “todos los ayuntamientos e incluso federaciones están dejando de lado este tipo de disciplina, optando por una actividad como es el tiro al plato o la hélice, porque la sociedad poco a poco avanza y no se entiende el placer de dañar a los animales de manera gratuita”. Sobre todo, insisten, “estas aves son mutiladas en la cola para que no puedan variar su vuelo y dificultar su derribo, ocasionándoles a veces una agonía lenta y dolorosa”.

Si bien esta prueba se ha realizado tradicionalmente con pichones, también es una actividad que rechazan la mayoría de federaciones de caza, según explican en Agmada, por lo que durante varios años se ha realizado con platos y hélices en lugar de animales vivos. Incluso el Ayuntamiento de Iznalloz aprobó una moción en pleno, apoyada por el actual equipo de Gobierno del PSOE, para condenar estas actividades que se consideran de maltrato animal.

Por todo ello, desde Agmada han pedido al Ayuntamiento que cambie el modo de celebrar esta prueba y utilice objetos inertes para evitar el sufrimiento de los pichones. Al mismo tiempo, han pedido que se les explique si la Consejería de Deporte, competente en esta materia, ha dado autorización para que se pueda realizar el tiro al pichón dentro de las excepciones que contempla la norma.

El Ayuntamiento pide “respeto”

Este medio se ha puesto en contacto con el alcalde de Iznalloz, Mariano Lorente. El regidor asegura mostrar su “respeto” por aquellos que no están a favor de la celebración de esta actividad, pero al mismo tiempo solicita el mismo tratamiento para “los miles de cazadores y centenares de clubes y sociedades que dentro del marco legal desarrollan su actividad”. Al respecto, aclara que el tiro al pichón se celebra a iniciativa de la Sociedad de Cazadores de Iznalloz “y por tanto, toda la organización se lleva a cabo desde el seno de la misma en el marco de la feria de caza como en ediciones anteriores”.

Según el alcalde, se solicitó permiso a la Federación de Caza y posteriormente a la Consejería de Deporte, “respondiendo que al ser una actividad a desarrollar exclusivamente en nuestro término municipal y no estando incluida en la competición oficial no es preceptiva su autorización”. No obstante, el Ayuntamiento de Iznalloz tiene previsto “dar traslado a los organizadores de la prueba para que valoren la situación y que puedan manifestar su postura”.

Asimismo, quieren dejar claro su “total apoyo a la Sociedad de Cazadores de Iznalloz por su trabajo responsable y buena gestión de los recursos cinegéticos desde hace más de 40 años”. El regidor afirma no entender el revuelo: “No entendemos que una actividad que se ha celebrado en muchas ocasiones anteriormente ahora sea motivo de polémica cuando no hay ninguna ley vigente que la prohíba. Velaremos para que se cumpla la normativa y el desarrollo de la misma se lleve a cabo conforme a las regulaciones establecidas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats