Gansos de plástico en Lekeitio para celebrar un ‘Antzar Eguna’ libre de maltrato animal

Un joven agarra el ganso de plástico en la edición de Antzar Eguna de 2022

Maialen Ferreira


6

Desde hace más de 300 años, cada 5 de septiembre se celebra en Lekeitio (Bizkaia) el 'Antzar Eguna' ('Día de gansos') en el que un joven, el 'txo' de cada una de las cuadrillas, se coloca en una embarcación del puerto y se cuelga de un ganso, que está agarrado por el cuello a una cuerda. El resto de la cuadrilla tira de esa cuerda y el joven, sin soltar al animal, se va sumergiendo en el agua. El ganador es quien más alzadas logre hasta que el cuello del ganso se parta, decapitando al animal. Antiguamente, el ganso que se utilizaba debía estar vivo, desde hace décadas, se optaba por gansos reales, pero matados previamente, sin embargo, esta edición, tras dos años de parón por la pandemia, será la primera en la historia en la que esta tradición se realice exclusivamente con gansos artificiales. “No tiene sentido sacrificar animales para una fiesta, los ejemplares del plástico garantizan el espectáculo”, asegura el alcalde del municipio, Koldo Goitia.

Los actos taurinos populares, un melón que pocos políticos se atreven a abrir

Los actos taurinos populares, un melón que pocos políticos se atreven a abrir

La obligatoriedad de utilizar animales de plástico, también conocidos como 'Antzartek', nombre que le pusieron sus creadores, el Centro Tecnológico Gaiker, llegó el pasado 12 de agosto tras una orden aprobada por todos los partidos que componen el Ayuntamiento de Lekeitio. Hasta el momento, desde 2014 las cuadrillas podían escoger entre el animal sacrificado y el de plástico. A pesar de que en el año 2015 tan solo 19 de las 85 cuadrillas optaran por el ganso artificial, la cifra de adeptos al animal de plástico ha ido aumentando de manera que en 2018 el 62% escogió el ganso de goma y en 2019, último año que tuvo lugar esta celebración, la cifra ascendió al 65%.

Los que hasta ahora han apoyado el uso del animal para realizar esta actividad, ya fuera vivo o muerto, lo hacían basándose en “la tradición” que representaba, sin embargo, desde el Ayuntamiento han defendido la idea de que es “más bello y entretenido para los participantes”, utilizar el ganso artificial, ya que al haberse mejorado año tras año, resulta más resistente y permite que la persona logre sumergirse más veces en el agua. “Controversia siempre hay, pero en general ha sido una medida aceptada por la ciudadanía, era un paso que había que dar y ha llegado el momento. Yo creo que el 99% de la población está de acuerdo”, ha asegurado el alcalde en una entrevista concedida a Radio Euskadi.

Euskadi lleva años tratando de cerrar un largo capítulo de maltrato animal en la historia de sus fiestas populares como la práctica de la sokamuturra, que se basa en hacer correr por las calles a una res brava a la que se ha colocado una soga o cuerda o las pruebas de bueyes de 'herri kirolak' (deportes populares). La nueva Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales aprobada recientemente por el Gobierno prohíbe además los circos con animales salvajes y el uso de animales en actividades o espectáculos en los que puedan sufrir daños o incluso la muerte. No obstante, ni en la ley, ni en los avances que está dando Euskadi en materia de bienestar animal se incluye la prohibición de festejos taurinos. Vitoria es la única de las tres capitales en la que no hay toros desde 2017 debido a que no son rentables sin subvenciones y, por ello, no hay ninguna empresa que aspire a organizarlos. Sí que se han celebrado en la Semana Grande de Donostia y en la Aste Nagusia de Bilbao de este año, pero los festejos no han sido anunciados en los programas de fiestas, argumentando que se trata de eventos privados, algo que las asociaciones ecologistas consideran una buena noticia, pero sin perder de vista su objetivo de que dejen de celebrarse.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats