La portada de mañana
Acceder
El Supremo entierra la vía penal contra los indultos al procés
¿Tras la erupción, qué? La lava puede tardar años en solidificarse
Podcast - La Palma - Lorca, un viaje en el tiempo

La Junta retira la subvención a dos yacimientos arqueológicos y obliga al Ayuntamiento de Galera (Granada) a cerrarlos como destino turístico

La necrópolis de Tútugi tiene más de 7.000 años de historia

Mucho antes de que Alhambra fuese ni siquiera un sueño, de que en Granada hubiese una sola piedra de la ciudad que es hoy y en los tiempos en los que cuentan las leyendas populares que una ardilla podía atravesar la península Ibérica de árbol en árbol, los humanos ya habitaban Galera. Lo hacían en varios lugares muy próximos a este municipio al norte de la provincia granadina. Dos de ellos, con miles de años entre sus restos, han llegado hasta nuestros días en forma de yacimientos arqueológicos y ambos se encuentran cerrados hasta nueva orden por decisión de la Junta de Andalucía. El Gobierno andaluz ha roto el convenio que tenía desde hace 20 años con el Ayuntamiento de Galera, alegando motivos jurídicos, y ha dejado a la localidad sin dinero para mantenerlos abiertos como destinos turísticos.

"La desigualdad de la prehistoria te permite luchar contra la desigualdad de hoy"

"La desigualdad de la prehistoria te permite luchar contra la desigualdad de hoy"

La importancia de su cierre se explica porque los yacimientos de Tútugi y Castellón Alto son dos huellas imborrables del pasado de la humanidad en suelo granadino. El primero es una necrópolis ibérica que alberga vestigios del siglo V a.c. y el segundo es un antiguo poblado posiblemente construido hace 4.000 años. Tútugi fue descubierta hace ahora un siglo y en allí se han encontrado tumbas de un valor arqueológico extraordinario. Muchas de ellas son monumentales y nos cuentan los rituales funerarios de nuestros antepasados. Por su parte, Castellón Alto, encontrado en los años 80, simboliza con sus restos lo que era una acrópolis en la que las clases sociales estaban bien diferenciadas, hasta el punto de que el agua era un lujo para los más pudientes.

Alto valor arqueológico

Los yacimientos se sitúan tan cerca de Galera que evidencian que la zona está repleta de reliquias del pasado. Por eso, este municipio se ha convertido en un destino turístico ideal para los amantes de la arqueología y del ocio cultural. Algo que corre peligro tras la decisión de la Junta de Andalucía de no renovar el convenio y dejar sin subvención al pueblo. La Consejería de Cultura llevaba 19 años aportando unos 45.000 euros anuales -a los que hay que restar unos 7.000 euros que regresan a manos andaluzas por las entradas vendidas- que se sumaban a los 20.000 que ponía el Consistorio local. Dinero destinado a pagar los sueldos de los cinco empleados y el mantenimiento de los enclaves para su disfrute turístico. Sin ese capital, el Ayuntamiento ha tenido que cerrarlos.

Desde el Consistorio explican que el Gobierno andaluz les ha trasladado que hay dudas sobre la legalidad de la subvención porque los enclaves son de titularidad del pueblo y la Junta no tendría potestad sobre ellos. Ese sería uno de los motivos de la ruptura del convenio. Sin embargo, en Galera han trabajado en todo momento para solventar cualquiera de esos problemas: “El año pasado les mandamos una propuesta para hacerlo legal. Incluso a través de una cesión de uso. Esa propuesta, que fue criticada por gente del pueblo porque la titularidad es municipal y no de la Junta, la han guardado en un cajón”.

Javier Piteño, concejal de Cultura de la localidad, lamenta que el Gobierno andaluz haya provocado la clausura de los yacimientos de Tútugi y Castellón Alto por no seguir abonando una cantidad de dinero que es baja en relación con la economía que mueve la Junta de Andalucía. “La importancia de nuestro territorio para la arqueología es grande. De hecho, el Gobierno central está impulsando la excavación de nuevas zonas”. El edil recuerda que los yacimientos forman parte de la Red de Espacios Culturales de Andalucía y que deben ser protegidos.

Tútugi y Castellón Alto, visitables desde hace dos décadas, son los grandes motores económicos de Galera. Con un presupuesto anual que ronda el millón y medio de euros, esta localidad, al norte de la provincia de Granada, vive del turismo que generan estos enclaves. Con apenas un millar de habitantes, el pueblo tiene más de una decena de alojamientos turísticos y según un informe de 2019, los yacimientos arqueológicos reportan un impacto económico indirecto de unos 220.000 euros anuales. El precio de las entradas, de solo 2 euros, va íntegramente destinado a pagar los sueldos y el mantenimiento de las dos zonas arqueológicas.

"Pilar económico" de Galera

"Hasta ahora, se ha hecho una inversión de más de 1,6 millones de euros en los yacimientos", dice Javier Pitiño. Por eso, considera que no pueden quedarse cerrados porque el daño que se le hace al pueblo es muy importante. Empezando por el despido de los trabajadores que gestionaban Tútugi y Castellón Alto. "Cinco puestos de trabajo que se han perdido, cinco familias del pueblo que han perdido sus ingresos".

"El convenio se acabó el 31 de marzo y días anteriores nos comunicaron que no se iba a renovar más. Hicimos llamamientos y lo intentamos. Nos decían que estaba encima de la mesa, pero últimamente ni nos cogían el teléfono”, lamenta el edil de Cultura de Galera. A pesar de eso, los yacimientos siguieron abiertos al público en Semana Santa y las cifras de visitantes le dieron la razón al Ayuntamiento sobre la importancia que tiene para el turismo. Estos enclaves reciben anualmente a unas 3.000 personas, pero esta Semana Santa, a pesar de las medidas contra la Covid-19 y los cierres perimetrales, se superaron los 800 turistas. Con el paso de las semanas y al ver que la Junta no tenía intención de recapacitar, el Ayuntamiento se ha visto obligado a cerrar los yacimientos al público.

Pitiño, edil de Cultura, cree que esta decisión no se sostiene. Sin querer entrar en detalles sobre por qué se ha anulado el convenio, se limita a decir que "hasta 2019 era el Partido Popular el que gobernaba en Galera y ahora es el PSOE". Asume que mantener cerrados los yacimientos de Tútugi y Castellón Alto tendrá un coste alto para la localidad y lo lamenta porque es una zona a la que le ha costado mucho trabajo situarse en el mapa ya que se encuentra alejada de las grandes ciudades por tener unas conexiones deficientes (Granada y Murcia están a unos 150 kilómetros de distancia cada una). "Teníamos mucha ilusión de estar integrados en el proyecto del Geoparque de Granada y poder apostar por el turismo de tranquilidad, de gastronomía y de cultura. Deseamos que la Junta recapacite y apueste por las zonas despobladas porque nuestras comarcas seguirán luchando".

Presunta irregularidad

La Consejería de Cultura, a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, alega sobre el convenio que hay "un informe jurídico que indica que dicha institución no tiene competencias para rubricar el documento, ya que, por un lado, no existe una resolución de adscripción de dichos espacios a la entidad y por otro, no entraría dentro de sus funciones”. Las mismas fuentes dicen que el departamento jurídico "ha estudiado el documento firmado en años anteriores" e insisten que no tienen competencias en materia de patrimonio por lo que firmar el convenio “podría incurrir en una ilegalidad”.

No obstante, continúa la Consejería, “la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales señala que mantienen su colaboración con el municipio de Galera y por ende con yacimientos de Castellón Alto y Galera ya que es la encargada de sufragar los gastos generados por la coordinación de ambos espacios, al tratarse de un arqueólogo, trabajador de la propia entidad cultural”.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2021 - 20:28 h

Descubre nuestras apps