Vecinos de la localidad granadina de Montefrío se lanzan a la búsqueda de un antepasado común apellidado Carralcázar

La mujer de la imagen es uno de los antepasados Carralcázar más antiguos que se han encontrado

Los llevamos casi sin darles importancia. Algunos suenan con carácter noble y otros parecen tan mundanos que hay quienes se mofan. Los apellidos nos definen y nos marcan para toda una vida, porque cuentan un origen, al que no siempre prestamos atención. Sin embargo, en el corazón de la provincia de Granada, en Montefrío, Marisol Vílchez sí que quiere saber de dónde procede su segundo apellido: Carralcázar. Una aventura que ha contagiado a todo un pueblo y que ya le ha permitido viajar, aunque figuradamente, allende los mares.

Marisol es una maestra jubilada que gestiona una página en Facebook estrechamente ligada con la historia. 'Patrimonio de Montefrío' es el nombre del espacio virtual que creó hace ya más de una década y que ha conquistado a sus más de 16.000 seguidores con recuerdos e historias. Gracias a ese impulso y después de años dedicando su tiempo a escarbar en el ayer, Marisol se ha lanzado a la búsqueda del antepasado común de todos sus vecinos.

Porque se sabe que Carralcázar es un apellido exclusivo de Montefrío. Al menos, todos los indicios apuntan a ello. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo 150 personas en España lo poseen y Marisol está convencida de que todos ellos tienen su origen en esta localidad granadina. "Las personas que tienen ese apellido están repartidos entre el pueblo, los alrededores y parte también de la provincia de Córdoba". Y aunque no lo sepan, "su origen está en Montefrío porque sus padres o sus abuelos son de aquí".

Marisol basa su investigación en que el apellido es puramente montefrieño porque las familias que vienen de Montefrío tienen "un tronco común". "Nuestros abuelos están emparentados entre sí". Da por seguro que el rastro de quienes se apellidan Carralcázar y no viven en el pueblo se empieza a perder después de la Guerra Civil española cuando se produjo una emigración masiva de vecinos de localidades más pequeñas como es el caso de Montefrío. De ese modo, hubo quienes emprendieron viajes tan largos que acabaron llevando el apellido a otros continentes.

Carralcázar internacional

Su búsqueda, que empezó hace unas semanas, le ha permitido contactar con decenas de personas de lugares tan lejanos como California (Estados Unidos). Gracias a la colaboración de Susana Ramírez, que gestiona el centro Guadalfino del pueblo, han podido hablar con ellos ya que solo se comunican en inglés y Marisol no maneja ese idioma. Así, han sabido que sus antepasados se marcharon de Montefrío durante la Guerra Civil a pie hasta Málaga y que desde allí emprendieron un viaje por mar que les llevó hasta Estados Unidos y les hizo atravesar de este a oeste el país norteamericano hasta afincarse en Sacramento, California. "El padre de las personas con las que hemos hablado llegó a venir a Montefrío para tratar de conocer sus orígenes", cuenta Marisol.

Carralcázar es un apellido tan poco común, que su origen se puede determinar con la precisión con la que lo están haciendo en la localidad granadina. En tan solo unos días, Marisol ha recibido mensajes de muchos lugares en los que hay quienes dicen tener relación con los Carralcázar: Mallorca, Almería, Soria, Ciudad Real, Toledo o Málaga en España; Bélgica, Alemania e Italia en Europa y Brasil y Estados Unidos en América. "Me han mandado fotos muy antiguas y curiosas que me llaman la atención por la ropa que llevaban nuestros antepasados".

"Cuando a lo largo de mi vida me he tenido que identificar alguna vez con mis apellidos, mucha gente me ha preguntado si era de Montefrío”, dice la maestra jubilada. Por eso, su obsesión es dar con las cuartas, quintas o sextas generaciones de montefrieños que lo fueron sin saberlo. Mientras consigue sumar nombres a la lista de familiares comunes, Marisol también trata de averiguar el origen heráldico de Carralcázar. Admite que no tiene conocimientos sobre la materia, pero que, si se descompone la palabra, da la sensación de que quiere hacer mención a carros y a un castillo, por lo que podría ser "castillo de los carros”. Una definición que encajaría con Montefrío ya que posee uno de los castillos más singulares de la península Ibérica al estar en un escarpe rocoso al que, en su día, solo se podía acceder con carros. Quizá ahí pueda estar el origen, aunque Marisol no quiere darlo por sentado ya que "es solo una teoría”.

De todos modos, lo que sí está claro es que los Carralcázar tienen una historia común que quieren compartir. Por culpa de la pandemia del coronavirus, que llegue a producirse una reunión en persona de todos es algo muy complicado, pero la tecnología puede jugar un papel esencial, como el que ya tiene uniéndoles a todos a través de su apellido. Marisol cuenta que están preparando un encuentro telemático entre la mayoría de los Carralcázar para conocerse, aunque sea virtualmente, y honrar al antepasado común del que han surgido todas estas vidas.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Montefrío aplaude la iniciativa de Marisol y apoya el trabajo que está haciendo para dar a conocer no solo el origen de este apellido tan singular, sino la historia del municipio a través de su página "Patrimonio de Montefrío”. Gracias a la labor de esta maestra jubilada, el pasado está más vivo que nunca y el futuro se escribe con relatos que no obvian de dónde venimos.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2021 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats