La Junta de Andalucía reclama al Gobierno que refuerce el control con Gibraltar al multiplicarse los contagios por COVID en La Línea (Cádiz)

Un policía de Gibraltar controla la entrada de vehículos en la colonia inglesa.

El Covid-19 no entiende de negociaciones. Mientras este miércoles se siguen manteniendo reuniones al más alto nivel para aliviar un Brexit duro en la Verja con Gibraltar, la Junta de Andalucía ha reclamado al Gobierno estatal que refuerce los controles fronterizos con el Peñón al multiplicarse los casos de coronavirus en la vecina población española.

Los datos de Gibraltar siguen siendo malos, al contar con 134 contagios nuevos en un solo día, ocho de los cuales se corresponden con lo que los epígrafes sanitarios del Peñón señalan como visitantes, término que incluye a los trabajadores transfronterizos. El martes, con cinco nuevos contagios, también se disparó la incidencia del COVID-19 en las residencias y pisos tutelados de la Tercera Edad, en la Roca.

Ahora mismo, allí se registran 714 casos activos, lo que supone una incidencia notable para una población de poco más de 33.000 habitantes. Sobre dicho censo, puede calcularse también el impacto que supone para la vida local el hecho de que hoy por hoy haya 2030 personas en aislamiento, un 15% de su población, prácticamente.

A este lado de la Verja, por ejemplo, San Roque, una localidad de censo semejante, 30.500 vecinos, y muy ligada históricamente a Gibraltar, se encuentra situada a 13 kilómetros de distancia y presenta una incidencia acumulada a 14 días de 118,5 contagios. Sin embargo, tan sólo ha registrado en dicho periodo 37 casos positivos, con un fallecido y 59 curados en ese conteo casi quincenal.

En Gibraltar, hoy por hoy, hay 12 hospitalizados en planta y tres personas en UCI, una más que el martes. En La Línea de la Concepción, la primera ciudad española a este lado del paso fronterizo y con el doble de población, 62.000 habitantes, la Incidencia Acumulada PDIA 14 días alcanza a 288,2 registros, con 182 positivos confirmados PDIA últimos 14 días. Aquí se han registrado cinco fallecidos y 130 curaciones. Y a 20 kilómetros de distancia de Gibraltar, Algeciras, con 121.000 empadronados, presentaba este miércoles una incidencia acumulada PDIA 14 días de 319, con 389 positivos confirmados PDIA últimos 14 días, 20 fallecidos y 305 dados de alta.

A este lado de la Verja, saltan las alarmas cuando en la provincia de Cádiz en su conjunto ha vuelto a superar los 200 contagios diarios y en el exiguo territorio de Gibraltar la cota es notablemente superior.

"Ingentes números"

El Gobierno de Gibraltar ha comunicado que "los ingentes números de nuevas infecciones y de personas en autoaislamiento están ejerciendo una presión masiva sobre la capacidad del Gobierno para seguir proporcionando servicios públicos. En particular, existe una presión enorme sobre los servicios 111 y de Rastreo de Contactos, así como sobre la Autoridad Sanitaria de Gibraltar y todos los servicios de primera línea en su conjunto".

Sin embargo, también guarda sitio para la esperanza: "Hoy es también un día para celebrar el hecho de que el Gobierno del Reino Unido ha aceptado la recomendación de la Agencia Reguladora de Medicina y Productos Médicos del Reino Unido (Medicines and Healthcare products Regulatory Agency (MHRA)) de autorizar el uso de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca contra el Covid-19. Esta recomendación para su aprobación se produce tras unos rigurosos ensayos clínicos y un exhaustivo análisis de los datos por parte de expertos de la MHRA, que concluyó que la vacuna ha cumplido sus estrictos estándares de seguridad, calidad y efectividad. El Reino Unido ya ha adquirido cien millones de dosis de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca".

En espera de conocer las recomendaciones para los grupos prioritarios que recibirán esta vacuna, la Autoridad Sanitaria de Gibraltar ya ha desarrollado un plan de entrega de vacunas para la vacuna de Pfizer y BioNTech que se espera que llegue al Peñón antes de mediados de enero: "Hoy es un día para mostrarse profundamente preocupados y sumamente esperanzados –ha dicho Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar--. La honda preocupación se deriva del hecho de que estamos presenciando unas cifras muy elevadas de nuevas infecciones de Covid-19 en nuestra comunidad. Estas seguramente no reflejan el efecto de las restricciones aplicadas por el Gobierno la semana pasada. Debemos dar tiempo a estas restricciones para que surtan efecto antes de decidir si necesitamos incrementar los controles en vigor. Tenemos que reservarnos la posibilidad de que podríamos tener que actuar con rapidez para graduar aún más las restricciones en los próximos días y semanas.

"Todo el mundo espera que pronto veamos que la vacuna está ampliamente disponible en el Reino Unido y, a través del Reino Unido, en Gibraltar, junto con la vacuna de Pfizer. Por ahora, debemos confiar en que las personas sigan las normas del Gobierno y la firme recomendación para tratar de atajar el crecimiento de las infecciones e intentar reducir el repunte del progreso del virus en nuestra comunidad. Ello importa, incluso a pesar de que, afortunadamente, tenemos margen en nuestros hospitales para acoger más casos, debido al efecto que incluso las cifras que estamos viendo ahora tienen en nuestra capacidad para seguir prestando servicios de primera línea".

Aunque no existen pruebas al respecto, desde la Junta de Andalucía se desliza ya que la nueva cepa británica de la COVID-19 ha llegado a la provincia gaditana, a través del Campo de Gibraltar. Así, el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha remitido este miércoles una carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, "pidiéndole al Gobierno de España que refuerce, encarecidamente y de forma excepcional, el control en la frontera de Gibraltar". A juicio de Elías Bendodo, consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, en vídeo distribuido por dicho departamento, insinúa que esa multiplicación de contagios "puede ser proveniente" de la cepa británica del virus.

"Nos preocupa enormemente –fueron sus palabras textuales-- la nueva cepa británica y se ha multiplicado el número de contagios en la Línea de la Concepción y puede ser proveniente de esa nueva cepa, por lo que pedimos encarecidamente que se refuerce el control de forma excepcional en la frontera con Gibraltar".

Los datos del día anterior, para el Campo de Gibraltar, arrojaba 111 contagios nuevos, tras el largo puente de Navidad, incrementando la incidencia del virus hasta los 258 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, cuando el lunes se registraban 234,8. Este jueves se reunirá presumiblemente el comité de alto impacto de salud pública del Campo de Gibraltar para analizar la situación y adoptar las medidas oportunas ante el incremento de casos en la comarca.

En Gibraltar, el organismo homólogo a este, el Mando Platino (COVID Platinum Command), se reunió de urgencia el martes, no sólo para confirmar el toque de queda vigente desde el día anterior entre las 22 horas y las 6 de la mañana, sino para extenderlo a la Nochevieja, que en principio se veía exenta de dicha medida restrictiva.

El Gobierno de Gibraltar ya habla del aumento "casi vertical" de la curva de contagios por COVID-19 en los últimos siete días. El mismo martes se registraron 58 nuevos contagios entre la población gibraltareña. La medida, avalada por la Autoridad Sanitaria de Gibraltar y varios eminentes médicos locales, fue aceptada "a regañadientes" por el Mando Platino –según se reconocía en una nota oficial del Gobierno—El toque de queda rige en Gibraltar desde el pasado domingo hasta el próximo día 10 de enero, excluía la noche de fin de año: "Lamentamos mucho tener que tomar esta medida, pero el número de contagios no está disminuyendo –declaró Fabian Picardo, Ministro Principal de Gibraltar–. El consejo médico es claro y debemos actuar guiados por la ciencia. Por lo tanto, debemos dejar de lado todas las demás consideraciones y entender que las opiniones de nuestros profesionales médicos están informadas sólo por el deseo de proteger la vida y la resistencia de nuestra capacidad para seguir proporcionando atención médica a nuestra comunidad en su conjunto y no sólo para poder tratar con los que contraen COVID y requieren hospitalización".

Y añadió: "No daríamos tal paso en una fecha tan significativa si no fuera esencial que lo hiciéramos. Pero debemos actuar y actuaremos, de acuerdo con los consejos de nuestros serios y preocupados profesionales de la salud."

Primer toque de queda

Más allá del periodo de confinamiento también vivido en primavera, Gibraltar vive por primera vez en su historia democrática un toque de queda, desde este lunes: "No se me escapa que es la primera vez que las autoridades civiles imponen un toque de queda en Gibraltar. En la primavera, nuestro confinamiento fue general. Ahora es sólo por las noches. Lo que intentamos hacer ahora es restringir las actividades y no las libertades generales. No buscamos restringir las libertades civiles de ninguna manera con estas medidas", explicó Fabian Picardo, ministro principal de la Roca, en una rueda de prensa convocada el pasado domingo. A su juicio, "el virus se está comportando ahora de manera diferente y es dos veces más infeccioso que antes", valoró el líder gibraltareño, que hace 10 días ya se mostró alarmado por haber pasado de 70 a 200 casos y ahora esa misma cifra se ha triplicado casi.

"Nuestros servicios de primera línea pueden colapsar si vemos a muchas más personas positivas o en autoaislamiento. Es por eso que debemos actuar. No se trata sólo de cuántas personas están en el hospital en la planta de COVID o en la UCI. Hay muchos otros factores relevantes", afirmó respecto a la escasa presión que este brote suscita en los hospitales gibraltareños.

Más allá del toque de queda, uso de mascarillas y cierre de comercios no esenciales. Habrá compensaciones para los negocios obligados al cesar en su actividad, algo que afecta al comercio minorista que no sea esencial aunque se permiten operaciones de entrega y recogida de pedidos telefónicos así como on line. El Gobierno mediará en el pago de sus alquileres y se llevará a cabo una ampliación del plazo de devolución y reembolso de productos hasta el 14 de febrero. Entre otras recomendaciones de este nuevo periodo, figura el trabajo telemático, en la medida que sea posible y los repartidores que realicen entregas tendrán que hacerse las pruebas de COVID cada dos semanas. Todas las tiendas de primera necesidad, en particular panaderías, tiendas de comestibles y supermercados, deben cerrar por ley a las 9 de la noche, salvo las farmacias de guardia, las gasolineras o los operadores de suministro de combustible. En ese horario restringido, pueden abrir los ópticos, los dentistas, los agentes inmobiliarios y los concesionarios de automóviles podrán permanecer abiertos, "siempre que se cumplan las estrictas normas de salud pública".

Por ley, el número de personas que pueden reunirse bajo un mismo techo se reduce a 12 y, a poder ser, de tan sólo dos viviendas diferenciadas: "Pero nuestra recomendación es que no se junten en absoluto –insistió Picardo–. Sabemos que esto es difícil, especialmente en esta época del año. Todos queremos la compañía, la comodidad y el compañerismo de nuestros seres queridos en esta época. Pero también queremos proteger a nuestros seres queridos en esta época. Y es por eso que estas restricciones son relevantes. Espero que estas restricciones sean de corta duración y que todos podamos recuperar el tiempo perdido con nuestros seres queridos en los próximos meses".

Sobre la fecha prevista para la llegada de la vacuna, no anticipó un día concreto, aunque los congeladores ya se encuentran en el Peñón desde hace una semana: "Intentaremos recibir los antes posible tantas dosis como sea posible. Pero lo haremos con una perspectiva de completa solidaridad".

"Por favor –concluyó Picardo en un tono emotivo–, entiendan que no se trata sólo de los números en el hospital sino también de las cifras en autoaislamiento. Por favor, entiendan que todos nuestros servicios de primera línea están bajo una gran presión en este momento. Estamos tan cerca del programa de vacunación que sería una rendición abyecta ceder ahora, con la línea de meta a la vista. Y los gibraltareños nunca se rinden. No nos rendiremos ante el COVID. Y no nos rendiremos con el Brexit. En ambos frentes, faltan cinco minutos para la medianoche y es el momento en que nos enfrentamos a la máxima presión. Así que ahora es el momento de ver entrar en acción la determinación legendaria del gibraltareño, fuerte como la roca".

Etiquetas
Publicado el
30 de diciembre de 2020 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats