La Junta Electoral de Andalucía rechaza incluir a Podemos en la coalición andaluza de izquierdas

Yolanda Díaz, junto a representantes de distintos partidos de la izquierda andaluza, en la Feria de Abril de Sevilla.

Daniel Cela


55

La Junta Electoral de Andalucía, reunida de forma extraordinaria este lunes, ha resuelto en contra del escrito de subsanación “por un error material” presentado ayer por IU y el resto de partidos de la coalición de izquierdas 'Por Andalucía' para que incluyesen a Podemos y Alianza Verde dentro de la confluencia que concurrirá a las elecciones del 19 de junio. El portazo del órgano regulador mantiene la coalición inicial de cuatro partidos -IU, Más País, Equo e Iniciativa del Pueblo Andaluz-, registrada el pasado viernes a escasos minutos del plazo límite legal. La decisión puede ser recurrida aún en las próximas 24 horas ante la Junta Electoral Central, ubicada en el Congreso de los Diputados.

Era la resolución que esperaban todos, porque ninguno de los asesores jurídicos consultados por las seis formaciones daba esperanzas de que fuera a prosperar ese escrito. Una subsanación puede modificar un error técnico -la falta de una firma, la redacción de un párrafo- pero en ningún caso puede convertir una coalición de cuatro partidos en otra de seis fuera del plazo legal establecido. Los tiempos que marca la Junta Electoral son preclusivos e inalterables, para garantizar el principio de igualdad de los candidatos que compiten en los comicios.

Una vez agotada la vía jurídica, se abre ahora otro proceso de negociación entre las seis formaciones para buscar alguna fórmula que garantice a Podemos el peso político y económico que reclama para integrar a sus miembros en la candidatura unitaria de 'Por Andalucía'. El plazo para sellar este acuerdo finaliza el próximo lunes 16 de mayo, fecha tope para registrar las listas electorales en las ocho provincias. Fuentes jurídicas consultadas advierten ya de que el margen legal es muy estrecho, casi inexistente, para garantizar a Podemos todo lo que acordó por escrito con IU el pasado viernes, al filo de la medianoche.

Ese acuerdo bilateral entre Podemos e IU, que el resto de fuerzas de la coalición a cuatro no han suscrito, ofrecía unas contrapartidas a la formación morada a cambio de renunciar a su candidato como cartel electoral -el diputado por Cádiz en el Congreso, Juan Antonio Delgado- en favor de la diputada de IU, Inma Nieto, que concita el consenso de la mayoría.

Esas contrapartidas se dividían en tres categorías: más puestos de salida para sus candidatos en las listas provinciales -cartel electoral en Córdoba, Huelva, Cádiz y Granada-; determinados puestos en los órganos de dirección del grupo parlamentario y en órganos de extracción parlamentaria -la Mesa de la Cámara, la portavocía adjunta, la RTVA- y el 60% de las subvenciones electorales y los recursos económicos del grupo, con la asunción del 50% de los gastos de campaña.

Por la vía política, dicen los expertos consultados, no habría problema para asegurar a Podemos los puestos que ha pedido en las listas electorales y en el grupo parlamentario. El problema es el dinero. IU y el resto de fuerzas de la coalición a cuatro no puede repartir con Podemos los fondos que recibe del Parlamento, que están muy tasados y controlados. Tener acceso directo a las subvenciones electorales sin formar parte jurídica de la coalición 'Por Andalucía' podría, incluso, ser impugnado ante el Tribunal de Cuentas.

Todo acuerdo político al que lleguen ahora con Podemos carece de asidero jurídico y se basará, por tanto, en una confianza ciega entre los partidos que están dentro de la coalición y los que han quedado fuera. Mientras exista entendimiento mutuo, podrían funcionar las fórmulas de colaboración que se acuerden. Pero en caso de discrepancias o ruptura -como ocurrió la última vez que Podemos e IU crearon una confluencia (Adelante Andalucía)- los morados no tendrán nada a lo que agarrarse para exigir lo acordado.

No forman parte de los órganos de dirección y coordinación de 'Por Andalucía', y el reglamento interno de la coalición a cuatro, el único validado ante la Junta Electoral, contradice algunos de los aspectos importantes pactados en paralelo por Podemos e IU (reparto de fondos, designación de asesores y cargos públicos, gastos de campaña...).

El encaje será difícil, pero el escenario en el que Podemos Andalucía decida concurrir en solitario a las elecciones del 19 de junio nadie lo baraja en firme. “No me pongo en ese escenario. Como hay un acuerdo político y hay voluntad de todos los partidos para cumplirlos, va a haber diputados de Podemos en la coalición 'Por Andalucía'”, ha asegurado esta mañana Inma Nieto, en una entrevista con la Cadena Ser.

Pese a las discrepancias y reproches que se han cruzado con IU en los últimos días, desde la dirección nacional de Podemos también insisten en que ir a las andaluzas por separado “no es una opción”, y subrayan su voluntad de acuerdo político, eso sí, señalando una vez más a sus compañeros de IU como los responsables de haber registrado “mal” la coalición a cuatro, y no a seis.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que lo ocurrido estos días en Andalucía con la candidatura de izquierdas “nada tiene que ver” con el proceso que va a iniciar. “Muchas veces me han escuchado decir que estas cosas son las que alejan a la ciudadanía de los partidos políticos. Con esto me quedo”, ha indicado, sobre el proceso de negociación para la candidatura de izquierdas para las elecciones en Andalucía.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats