Adiós a Carmen Laffón, mucho más que la pintora del Guadalquivir

Carmen Laffón, referente artístico femenino de su generación

Alejandro Luque


4

“Sanlúcar y Sevilla, una morada,/ un espacio interior para adentrarse/ en el ser de las cosas y salvarlo/ del olvido tenaz y su silencio…”. Son versos que el poeta Jacobo Cortines dedicó a su amiga, la pintora Carmen Laffón, y que describen en pocas palabras el universo que forjó la personalidad de esta artista, fallecida este domingo a los 87 años de edad. Nacida en 1934 en el seno de una familia acomodada que decidió educarla en casa, sin matricularla en escuela alguna, ella misma recordaba esas coordenadas en las que creció como persona y como artista: “El Guadalquivir es el río de Sevilla, mi ciudad de nacimiento, que me lleva a Sanlúcar de Barrameda, mi otra ciudad, donde comencé a pintar y a soñar”.

Carmen Laffón protagoniza el otoño cultural en Sevilla con tres exposiciones

Carmen Laffón protagoniza el otoño cultural en Sevilla con tres exposiciones

Fue un amigo de la familia, Manuel González Santos, quien ejerció como su primer mentor, empezando a pintar a los 12 años. Luego pasó a la Escuela de Bellas Artes de Sevilla y más tarde a la de Madrid, para continuar estudios en París y Roma. No obstante, regresaba siempre a la casa familiar del Coto de Doñana, a ese espacio que reflejó incansablemente en sus telas. En un tiempo en que la abstracción era hegemónica en los círculos pictóricos de la capital (Saura, Miralles, Lucio Muñoz, Palazuelo, Sempere) el estilo de Laffón destacó sobremanera, muy apoyada por la galerista Juana Mordó.

Junto a Teresa Duclós y José Soto, en 1965 crean la galería sevillana La Pasarela, dirigida por Enrique Roldán, y El Taller, donde ejercitaría sus dotes de docente. Tras residir en Madrid de nuevo durante unos años, se incorporó a la cátedra de dibujo al natural de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla. En 1975, expuso en la FIAC de París la serie Armarios, y en 1982 el Ministerio de Cultura le otorgó el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Visión de un paisaje

En 1989 finaliza uno de sus encargos más relevantes, recibido por el Banco de España: los retratos de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía. Entre otras importantes exposiciones realizadas en la década de los noventa, destacan la retrospectiva en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, FOCUS, Sevilla y Palacio Episcopal, Málaga. En 2003, una exposición itinerante con sus esculturas, pinturas y dibujos recorre Filipinas, Corea del Sur, Montevideo y Roma.

En 1997 es elegida académica de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, en la que ingresará con el discurso Visión de un paisaje. Fue la única representación femenina de la academia, junto a Teresa Berganza. El paisaje al que se refería era, naturalmente, el de Doñana, al que siente como “un paisaje sin adornos. Creo que la cualidad que lo engrandece es su simplicidad, esa aparente simplicidad de horizontales infinitas que dividen los espacios de mar y cielo y configuran la banda del Coto. En la nitidez, en la pureza del dibujo de estas líneas, es donde radica, a mi juicio, su armonía, su vigor y su fuerza”.  

Para Francisco Calvo Serraller, esa amorosa obsesión no es sino “una reconquista de su infancia, pues fue entonces cuando allí mismo se le reveló simultáneamente su vocación artística y se encerró en su paisaje natural, el nativo, ese paraíso perdido, primero, pero sobre cuya reconquista pende el sentido de nuestra existencia”.  

Ir y venir

Inicia en mismos esos años un período de activa producción escultórica y recibe numerosos reconocimientos a su obra, como la Medalla al Mérito de las Bellas Artes (1999) y el premio Tomás Francisco Prieto de la Fundación Casa de la Moneda.

En 2004, expone en la Galería Leandro Navarro El estudio de la Calle Bolsa y en el año 2007 Carmen Laffón en Silos. La Viña. Abadía de Santo Domingo de Silos, MNCARS, Burgos. Algunos de los museos y colecciones públicas que acogen la obra de Carmen Laffón son el Banco de España, British Museum, Fundación Casa de la Moneda, Metropolitan Museum of Art de Nueva York y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Los homenajes y las exposiciones se sucedieron en los últimos años. Así, en 2013 fue reconocida como Hija Predilecta de Andalucía, y el año pasado Sevilla le tributó una triple exposición en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), Fundación Cajasol y el Museo de Bellas Artes. Juan Antonio Álvarez Reyes, director del CAAC, señalaba que su recorrido fue “literalmente, un ir y venir por el río, un continuo bajar y remontar, hasta ensanchar su estilo justo en el tremo final del recorrido y fusionarse en un océano de contemporaneidad”. Un océano que forma parte ya, para siempre, de la memoria pictórica andaluza y española.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats