El Seff celebrará el Día del Cine Español revisitando a las mujeres directoras de ayer y hoy

La directora Josefina Molina

Aunque fue instituido apenas el año pasado en Consejo de Ministros, el Día del Cine Español ya figura en las agendas de todos los amantes del séptimo arte como una jornada para celebrar del mejor modo posible: yendo al cine. El próximo 6 de octubre – fecha elegida por ser ese el día del año 1951 en que acabó el rodaje de Esa pareja feliz, de Juan Antonio Bardem y Luis García-Berlanga– numerosas actividades difundirán y elogiarán la riqueza y diversidad de la cinematografía patria, y desde luego Sevilla no será una excepción.  

Josefina Molina: "Las cineastas jóvenes tienen la autoestima más alta que las de mi generación"

Josefina Molina: "Las cineastas jóvenes tienen la autoestima más alta que las de mi generación"

En esta ocasión, se ha querido lanzar una mirada sobre las mujeres directoras, que por méritos propios poseen un espacio cada vez más amplio en el sector del celuloide. Así, en el marco del Festival de Cine Europeo de Sevilla (Seff), el Teatro Alameda acogerá la proyección de sendos títulos para recordar el pasado reciente de la cinematografía femenina española y también ese presente que dibuja un futuro más que prometedor. Dichos títulos son Función de noche (1981), de Josefina Molina, a las 18.00 horas, y Pa’trás ni pa’tomar impulso (2020), de Lupe Pérez García, a las 20.00. Las dos películas contarán con una presentación a cargo del equipo de programación del Festival antes del comienzo de las funciones.

Auténtico monumento de la cinematografía nacional que fue incluido por la prestigiosa revista especializada Caimán Cuadernos de Cine en su lista de las cien mejores películas españolas del siglo XX, Función de noche es un audaz ejercicio en la tenue frontera que separa el documental del drama ficticio. En esta película, la realizadora cordobesa Josefina Molina (Goya de Honor en 2012, Premio RTVE del Festival de Sevilla en 2013 y Premio Nacional de Cinematografía en 2019) sumerge al espectador en las entrañas del mundo del teatro, así como en la tensa y dolorosa intimidad de una pareja que está a punto de romperse, al mostrar a los intérpretes Lola Herrera y Daniel Dicenta durante los ensayos de una representación de la célebre obra de Miguel Delibes Cinco horas con Mario. Cabe recordar que Molina ha sido además una gran agitadora de la industria en defensa de la igualdad, recordando que “cuando yo empecé en esto éramos pocas, raras avis”, y denunciando en su día que “solo un 7% de las películas españolas han sido dirigidas por una mujer”.

Amores flamencos

Pa’trás ni pa’tomar impulso, por su parte, tuvo su estreno mundial en 2020 precisamente en el Festival de Sevilla, dentro de su emblemática sección Las Nuevas Olas, cuyo palmarés dedicó un Reconocimiento a la Dirección Cinematográfica a su directora y guionista, la argentina afincada en Barcelona Lupe Pérez García. La también autora de Antígona despierta (2014) sigue en esta cinta a la bailaora cordobesa Carmen Mesa en su aventura artística y personal por Buenos Aires: llegada a la capital argentina por razones amorosas, tras un duro desengaño decide, pese a todo, y sobreponiéndose a la ausencia de la red familiar y de amistades dejadas atrás, seguir peleando allí para lograr convertir su pasión más profunda en su forma de vida. Además de componer un hondo y vívido retrato personal de su protagonista, la cineasta logra de paso capturar en esta película la intensidad del proceso de creación del baile flamenco.

“En la película, Carmen hace de ella misma y no me imaginaba hasta qué punto era capaz de revivir situaciones de su pasado con tanta transparencia y facilidad”, confesaba Pérez García en una entrevista con la revista digital Gatrópolis. “De hecho, nos cuidábamos mucho cuando había que volver sobre algún hecho para encarnarlo en la película, y muchas veces se dice, se recrea. Pero con Carmen es muy difícil la recreación. Lo que hace es volver a vivir”.

Nuevo premio

El antes, el ahora y el mañana del cine español se dan de este modo la mano en la celebración del Día del Cine Español por parte del certamen hispalense, que vuelve además a poner de manifiesto su permanente reivindicación del trabajo de las directoras de nuestro país y su defensa del arte como motor existencial, claro punto de encuentro de estos dos títulos de gran audacia formal y temática y que transitan por el incierto límite entre la creación y la vida, entre la ficción y la realidad.

Esta actividad del Festival de Sevilla se enmarca en la programación impulsada por el Ministerio de Cultura y Deporte a través del Instituto de la Cinematografía y las Artes Visuales (ICAA). La celebración adquiere una especial importancia este año con la convocatoria del Premio Nacional de Patrimonio Cinematográfico y Audiovisual, que se fallará por primera vez el 5 de octubre. Con este premio, el Ministerio de Cultura y Deporte busca “reconocer la relevancia del cine como gran arte universal del siglo XX y del audiovisual como testigo vivo de nuestros tiempos”, así como “la labor desarrollada por personas, empresas e instituciones para su conservación y puesta en valor”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats