Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Vox pide más datos de los trabajadores de violencia de género en Andalucía justo después de recibir los primeros

Vox asegura que la Junta le ha comunicado que más del 50% de los trabajadores de violencia de género no están colegiados

eldiarioand /Lucrecia Hevia

Primero pidieron los nombres y apellidos de los trabajadores que evalúan los casos de violencia de género, una "relación detallada de nombres y apellidos", decía la petición, para "depurar casos ideológicos", reconocieron entonces.

El Gobierno andaluz ordena colegiarse a sus expertos en violencia de género tras detectar que el 44% no lo estaba

El Gobierno andaluz ordena colegiarse a sus expertos en violencia de género tras detectar que el 44% no lo estaba

Después, una vez rechazada dicha solicitud con la Ley de Protección de Datos en la mano, Vox modificó y amplió la petición calificando la anterior de "error de interpretación" ("¿para qué quiero yo nombres y apellidos?", dijo Serrano en televisión): reclamó los perfiles profesionales, la condición laboral y el número de colegiación de los trabajadores de la Unidades de Valoración de Violencia de Género, adscritas a la Consejería de Justicia; así como los mismos datos de la plantilla de la empresa que realiza servicios de peritación judicial para la Junta y de los empleados de la Asociación Andaluza de Defensa de la Infancia y Prevención al Maltrato Infantil (ADIMA) contratados por la Consejería de Igualdad.

Estos datos entraron en el Registro del Parlamento el jueves 25 de abril como respuesta a los de Serrano (el presidente del partido ha manifestado que le llegaron este miércoles 1 de mayo) pero no tan completos como solicitaron: se les ha dado perfil profesional (con la precaución de eliminar el sexo para dificultar su identificación); si estaban o no colegiados; pero no se les ha entregado el número de colegiación.

Ahora, anuncian que van a ampliar la petición pidiendo más datos para conocer su distribución por categorías profesionales aunque sin especificar si se refieren a distribución territorial o de otro tipo. "Lo estamos estudiando". Así lo ha hecho público el líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, durante una entrevista en 7TV, en el programa 'Con Acento Andaluz' y se ha defendido de la acusaciones de otros grupos de oposición de querer hacer "listas negras" explicando que estas peticiones molestan porque quieren ocultar "clientelismo y enchufismo".

Colegiación versus profesionalidad

Durante esta entrevista, Serrano ha calificado de "escandaloso y gravísimo" el hecho de que más de la mitad de los trabajadores que integran los equipos de atención psicosocial y evaluación de la violencia de género en Andalucía "no estén colegiados". Se trata de un dato adelantado por este medio hace un mes cuando se hizo eco del contenido de un informe de la Consejería de Justicia en el que también se obligaba a los profesionales a colegiarse de forma inmediata. "Se trata simplemente de un trámite administrativo", explicaban entonces fuentes de la Consejería de Justicia. "Al final teníamos razón", asegura el líder de extrema derecha.

Para Serrano no estar colegiado es "no estar capacitado y no tener ningún control" colocando así a los colegios profesionales como las únicas entidades capaces de garantizar la solvencia de los profesionales, a los que acusa de realizar informes atendiendo a razones "ideológicas" y a un "feminismo supremacista".

No opina así Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder de Ciudadanos en la comunidad, quien manifestaba este viernes que "Serrano se está confundiendo. Una cosa es tener la titulación y otra es no estar colegiado. Por supuesto, todos los profesionales tienen la preparación y capacidad necesaria para realizar su trabajo. En el documento que se le ha trasladado a Vox le informo de las personas que no están colegiados pero bajo ningún concepto se puede decir que estas personas no están cualificadas para hacer su labor", insiste.

Fuentes de la Consejería de Justicia reiteran que "se ha informado a todos los profesionales que no están colegiados que lo hagan y se está llevando a cabo un informe jurídico sobre el tema".

Serrano, durante su intervención en 7TV, y siguiendo con el argumento de la capacitación, también comparó la colegiación de los psicólogos que hacen informes y evaluaciones con el MIR que realizan obligatoriamente los médicos. "Para ser médico, los médicos necesitan pasar un periodo de Médico Interno Residente. Para ser psicólogos en la administración tienen que haber pasado como Psicólogos Internos Residentes".

En realidad, la colegiación no tienen nada que ver con el conocido como PIR que te capacita como psicólogo clínico para hacer diagnóstico clínico y tratamiento psicológico, se hace en hospitales y te habilita para ejercer en la sanidad pública. Pero no es necesario dicho PIR para realizar las evaluaciones objeto de todas estas peticiones. De hecho, con la ley en la mano sólo se exige el grado o licenciatura en psicología, mientras que el MIR es obligatorio, como así confirman fuentes profesionales consultadas.

Peticiones de particulares

Mientras, la petición de Vox ha generado otras solicitudes de particulares en la misma línea del partido de Abascal que también, como exige la ley, han sido trasladadas a los trabajadores que dicen sentirse "desamparados por la Administración" y "preocupados".

"Van a estirar este asunto", aseguran fuentes cercanas al Gobierno andaluz, "porque les está resultando muy rentable mediáticamente".

Serrano reconoce durante la entrevista que los informes emitidos por las Unidades de Valoración de Violencia de Género "no son vinculantes" pero, en su opinión, que "el 90% de la decisión se basa en esos informes".

"Estamos en una situación de centro derecha"

Durante la misma entrevista, Serrano manifestó su disgusto sobre la calificación de Pablo Casado a su formación como una fuerza de extrema derecha: "Extrema derecha son etiquetas que nos ponen. Es un insulto y una afrenta que nos llamen extrema derecha. Estamos en una situación de centro derecha, somos un partido transversal. No tenemos nada que ver con nada ultra. Aunque nos puedan decir lo que sea desde Europa (en referencia a las felicitaciones recibidas por líderes de la extrema derecha europea como Le Pen)", explica el líder andaluz. "Somos de extrema necesidad. No tenemos nada que ver con aquellas cosas con las que nos identifican", insiste. Lo que sí ve claro es que "si tienen un pacto de investidura no puedes insultarlo.(...) Casado se ha inclinado por ser veleta azul", afirma haciendo una clara distinción entre el PP de Madrid que les "ofende" y el PP andaluz.

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2019 - 13:45 h

Descubre nuestras apps

stats