Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

Aragón implanta la cirugía robótica para operaciones complejas de alta precisión

Robot Da Vinci

ElDiarioAragón

0

Aragón ya cuenta con el primero de los tres robots Da Vinci que está previsto que se instalen en el sistema sanitario público de la Comunidad en 2023. Un aparato que cambia la manera de abordar la cirugía y que permite realizar intervenciones complejas con alta precisión. Se estima que podrán beneficiarse de esta nueva tecnología más de mil aragoneses al año. El primero de los equipos está ya instalado en el Hospital Universitario Miguel Servet, donde desde esta semana comenzará a formarse el personal médico y de enfermería. El coste de este primer aparato supera los 2,3 millones de euros.

Los servicios que más utilizarán el robot serán Urología, Cirugía General, y Ginecología, a las que se irán sumando otras especialidades como Cirugía Torácica y Otorrinolaringología. En cuanto a los procesos, el robot Da Vinci está enfocado a una mayor precisión en las intervenciones de cáncer de próstata, páncreas, colon y recto, pulmón, ovario, o laringe, sin dejar fuera otros procedimientos relacionados con el tratamiento de la endometriosis, o la obesidad mórbida, por ejemplo.

La cirugía robótica permite una disección quirúrgica más precisa, reduciendo las posibilidades de error propias de la mano humana. Además, este equipo ofrece ventajas en la visión ampliada y nítida del campo quirúrgico, con navegación 3D inmersiva. A ello se suma una mayor libertad de movimientos en el campo quirúrgico gracias a los brazos robóticos informatizados, aportando mínima invasión y máxima seguridad. El robot permite una mejora en la maniobrabilidad de los elementos con los que se trabaja, y en la ergonomía para el sanitario. Todas estas aportaciones tecnológicas, manejadas por el cirujano, facilitan un mejor acceso a determinadas zonas del campo quirúrgico, preserva las estructuras colindantes a la zona a operar y ocasiona un menor sangrado, lo que redunda claramente en beneficio para el paciente.

La propia consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha tenido la oportunidad de probar de primera mano el Da Vinci y ha definido como un “hito” su llegada a Aragón. “Es una técnica nueva que beneficiará a pacientes y al personal sanitario”, ha comentado. 

Creación del CIRA

En paralelo a la llegada del robot, el Departamento de Sanidad ha puesto en marcha el Programa de Cirugía Robótica en Aragón (CIRA), que estará asesorado por una comisión de expertos en la que se encuentran los jefes de servicio de las principales especialidades que harán uso del robot en los tres hospitales de la capital aragonesa. Esta comisión será la encargada de supervisar la correcta implantación de los robots en sus hospitales.

Después de la instalación del primer aparato en el Servet, durante un mes y medio, distintos profesionales deberán formarse con herramientas de simulación en el manejo del robot Da Vinci. De momento, esta tecnología se ha ubicado en un área que permite la formación a la vez que la continuidad de la cirugía diaria sin interferir en la misma.

Se está trabajando en selección de patologías y pacientes que se incluirán en una primera fase para esta modalidad de cirugía. En el campo de la Urología, se prevé iniciar el programa con la prostatectomía radical por cáncer de próstata en casos seleccionados.

Apuesta por la renovación tecnológica

La apuesta del Gobierno de Aragón por la renovación de la tecnología sanitaria ha sido clara desde 2015. Entre el 2016 y el 2021 la inversión en la adquisición de equipos de alta y media tecnología ha superado los 43 millones de euros.

Además de los tres equipos de cirugía robótica Da Vinci, destaca la implantación en todos los hospitales de la comunidad autónoma de la Radioterapia Intraoperatoria, que permite el tratamiento de cáncer de mama con radipoterapia durante la propia intervención quirúrgica, evitando desplazamientos innecesarios, o el Plan INVEAT, que ha posibilitado que lleguen a Aragón 26,5 millones de euros que han conseguido, entre otras renovaciones y nuevas adquisiciones, que el Hospital San Jorge de Huesca disponga de un acelerador lineal antes de que concluya la legislatura. Fuera del Plan, Teruel contará con otro acelerador que se instalará en el futuro hospital.

Etiquetas
stats