Cántate una coplica, Dolores: lanzan el primer concurso de jotas feministas para derribar estereotipos

El Gobierno de Aragón reconoce a la jota como bien de interés cultural

Los próximos 19 y 20 de septiembre en Quinto (Zaragoza) sonarán jotas. Pero no las que todos conocemos, esta vez no serán jotas a la Virgen del Pilar. Serán jotas feministas, con un claro mensaje reivindicativo, las que se escucharán en esta localidad en su primer Concurso de Coplas de Jota Feminista, cuyo objetivo es incorporar al folclore aragonés los cambios de la sociedad.

Este certamen está abierto a todas las personas que deseen participar con sus creaciones, siempre que estas estén relacionadas con el feminismo y la justicia social. Habrá dos categorías: coplas y colección de coplas. Los aspirantes podrán presentar una o varias coplas, hasta un máximo de cinco, y hasta tres colecciones de coplas en lengua castellana.

El concurso tiene un objetivo claro: que el folclore refleje los cambios en la sociedad. Así lo explica el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Quinto, Jesús Porroche: “Nuestra idea es trasladar las experiencias de las mujeres y del colectivo LGTBI al centro del escenario, reconstruir un nuevo registro.  La sociedad evoluciona y entendemos que el folclore, que es lo que nos representa, debe de evolucionar al mismo son”.

Los orígenes históricos de la jota no están claros, es una tradición transmitida de forma oral hasta finales del siglo XVIII, cuando se consolidó pasando de las calles y las plazas a certámenes y concursos. La temática de estas canciones populares era muy variada y dependía del ambiente en el que se cantaba, tal y como se explica en la Gran Enciclopedia Aragonesa “el cancionero aragonés es inmensamente rico en diversidad de motivos. La mujer o el hombre amado son los destinatarios más frecuentes. El segundo tema es la Virgen del Pilar. La patria grande y chica, España y Aragón o los lugares de nacimiento son tema frecuente de los cantares”. 

Actualizar el folclore

Frente a los temas habituales hasta ahora, desde Quinto proponen una necesaria adaptación a los tiempos actuales. Según Porroche, no se puede obviar el gran peso en la sociedad que tiene el folclore aragonés: “Es un marcador de la identidad cultural de cada uno, de nuestra tierra, de nuestras raíces. Las coplas de la jota reproducen criterios heteronormativos y se han realizado pocas investigaciones que indaguen una lectura feminista que podría servir para trazar un abanico más amplio de experiencias”. Cambiar estos mensajes facilitará que todo el mundo se sienta identificado, ya que “hay gente que tiene su folclore pero que no se ve representada en la historia porque no están dentro de los estereotipos normativos”.

Esta es la idea clara de este certamen, que las jotas y el folclore pueda simbolizar a toda la sociedad y acercarla también a las nuevas generaciones: “La intención es ver que lo que nos ha representado desde siempre puede representar a todo tipo de personas y opciones de la sociedad de manera más equitativa. Vamos a plantar la semilla del cambio para crear enfoques innovadores y creativos para la escritura, abrir un poco el ojo”, destaca el concejal de Cultura de Quinto.

El certamen está dotado con un primer premio de 400 euros y un segundo premio de 150 euros a las mejores colecciones. En la modalidad de las mejores coplas, el premio será de 300 euros y el segundo de 100 euros. El jurado, compuesto por profesionales de la jota y representantes del colectivo feminista, hará una selección de diez finalistas entre las que se encontrarán las ganadoras y todas ellas se cantarán en El Piquete durante el certamen. 

Además, a lo largo del fin de semana se realizarán una serie de talleres de escritura y lectura de canciones con un enfoque feminista impartidos por Uxue Alberdi y el grupo Ajuar, que explicarán a su vez cómo han ido cambiando las tradiciones y el folclore. Las propuestas se pueden enviar tanto por correo postal como por correo electrónico.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats