Unas 340 familias esperan una vivienda de alquiler social en Huesca

Ofertas de alquiler en una finca inmobiliaria

Tener un empleo te garantizaba antes poder afrontar los gastos básicos como la hipoteca, la comida o el vestuario. A día de hoy, por mucho que lo poseas, no tienes asegurado tener cubierto este desembolso. El encarecimiento de los alquileres en los últimos años y la degradación de las condiciones laborales han hecho visible esta realidad derivada de la pandemia de coronavirus. El 60% de las ayudas que tramitan en Cáritas Diocesana Huesca se han destinado al problema de la vivienda, que ha adquirido un carácter sanitario.

“Es un volumen muy importante. Solo al inicio de la pandemia fueron unos 60.000 euros dedicados al alquiler. Demuestra que es el problema más urgente de la gente para abordar a nivel económico. Sobre todo en un momento en que los ingresos se han visto reducidos”, indica Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas Huesca. El precio del metro cuadrado en la provincia de Huesca en octubre de 2020 es de 1.417€/m2. Lo que supone una evolución de casi un 2% frente al mes pasado y un 6,3% ante julio, según idealista.com. Es decir, en total ha aumentado más de un 8% desde marzo.

Las demandas por ayudas en alquileres han aumentado entre un 30% y 40% en esta entidad social, que ha fijado el cambio más sustancial en el aumento de los importes. “Durante años los alquileres rondaban los 400 euros y ahora hemos visto que la mayor parte superan los 500 y 600 euros”, señala Esparrach. El precio medio de alquiler en la ciudad oscense en octubre de 2020 es de 539 euros, un 8% menor respecto a septiembre situado en 587 euros, según enalquiler.com, 12 euros más barato que en marzo. 

Una larga lista de espera

“Mucha gente que atendemos suele trabajar en económicas sumergidas. Cayeron en picado fruto de que muchas de estas actividades tuvieron que suspenderse. Súmale las personas que se han quedado en paro o sin cobrar el ERTE. Hay mucha gente que no puede afrontar sus gastos básicos”, apuntan desde la entidad. Alrededor de 340 familias esperan una vivienda de alquiler social en Huesca. En la capital oscense son 24 las familias que viven en pisos administrados por la DGA y hay más de 50 viviendas sociales disponibles pero todas ocupadas y las que permanecen vacías lo están para dar respuesta a algún desahucio o casos de excepcionalidad.

De hecho, la COVID-19 ha obligado a mantener algunas viviendas sin ocupar para las personas que necesiten un domicilio donde cumplir el aislamiento. Por su parte, Cáritas urgió a finales de octubre a constituir una mesa de coordinación sobre la realidad de la vivienda y las personas sin hogar en Huesca. “No es solo hablar del tema del alquiler, es hablar de toda la problemática que rodea la vivienda. Supone hablar del alquiler social para las familias, afrontar la situación de vivienda social y el aspecto de las personas sin hogar. Es clave para la inclusión y más ahora que se habla del hogar como refugio”, explica Esparrach.

Diferencia en la zona rural

La baja densidad de población, la enorme dispersión geográfica y la población envejecida que busca otro tipo de viviendas rodean la Comarca de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca. Esta zona acumula una población inferior a 15.000 habitantes en unos 2.300 kilómetros cuadrados. Engloba 39 municipios y 112 núcleos de población que se atienden desde el Centro Comarcal de Servicios Sociales.

Desde aquí se han concedido 18 ayudas económicas de urgencia en concepto de alquiler de domicilio. El importe ha sido de 6.939,00 euros para un total de 24 mensualidades a partir de enero. Lo que ha supuesto un 30% del total del gasto de ayudas de urgencia. El Ayuntamiento de la capital gestiona el de las de la propia ciudad y sus 8 núcleos.

El año pasado se dieron ayudas por valor de más de 145.200 euros. Este 2020, hasta el 6 de noviembre, las ayudas han alcanzado los 248.000 euros que han llegado a más de 1.400 familias.  En cuanto al destino de las ayudas de urgencia de este año, el 83% se han destinado a alimentación, el 7,5% a alquiler y el 4% a sufragar gastos de luz y gas. El resto son ayudas diversas destinadas a conceptos como, por ejemplo, ropa y calzado, electrodomésticos, odontología o gafas.

Apertura de la Oficina Municipal de la Vivienda

Un acuerdo entre el Ayuntamiento de Huesca, la Diputación Provincial y el gobierno de Aragón facilitará la reapertura de la Oficina Municipal de la Vivienda (OMV) de la capital oscense. Este servicio público cerró sus puertas en agosto por la finalización del contrato de gestión acordado en 2016. Con motivo del inicio del estado de alarma, desde marzo hasta principios de abril, se tramitaron más de 30 recursos de información y ayuda. La prestación está prevista que reabra el año que viene con nuevas funciones, como el asesoramiento a municipios de la provincia. Esta ocupación está dentro del Plan de Impulso Demográfico para la conservación y rehabilitación de domicilios que posibiliten el asentamiento y aproximación de nuevos vecinos. 

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 22:51 h

Descubre nuestras apps

stats