Seis comunidades de la “España vacía” exigen justicia en la financiación autonómica y una estrategia contra la despoblación

Los presidentes de Castilla-La Mancha, Asturias, Aragón, Galicia, La Rioja y Castilla y León se han reunido este lunes en Zaragoza

Tienen 4.463 municipios (el 55 % de todos los de España) y ocupan un 52,8 % de la superficie del país, en el que solo vive el 21 % de la población. Se puede definir así numéricamente lo que Galicia, Asturias, La Rioja, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón suponen para el conjunto de España. Cifras que describen una realidad problemática, en forma de acusadísima distorsión demográfica.

Para hablar de eso, de despoblación (y de alguna cosa más), se han reunido este lunes en Zaragoza los presidentes de las seis comunidades antedichas. Tres son del PP y tres del PSOE, lo que les ha servido para reiterar que no se trata de ir contra nadie y que las diferencias ideológicas no debían ser un impedimento. Unión y cohesión han sido dos de las palabras más repetidas.

Se han esmerado en evidenciar su lealtad institucional y constitucional. Con velados (unos más que otros) mensajes a quienes no se encuentran tan a gusto en este territorio y no loan la Carta Magna, han proclamado su amor a la Constitución y que España (como ha afirmado el presidente manchego del PSOE, Emiliano García-Page, uno de los más aplicados en esta empresa) “está por delante de los intereses de cada partido”.

Financiación autonómica

Más allá de proclamas, del encuentro nace un documento que, “inmediatamente” –señaló el presidente de Aragón, Javier Lambán– se enviará a Pedro Sánchez. Dos son los elementos basilares de este texto de consenso: pedir una financiación autonómica que se articule conforme “al coste efectivo de los servicios sociales esenciales, haciendo realidad el principio constitucional de igualdad de derechos de todos los ciudadanos” y exigir que, “de una vez”, precisó el máximo mandatario aragonés, se presente una estrategia nacional contra el reto demográfico.

Otro aspecto importante, en el que también se ha logrado la entente, ha sido el de reclamar al Gobierno central la asunción total de la liquidación completa del IVA de 2017, “después de que el anterior Ejecutivo excluyera el mes de diciembre, a pesar de haber recaudado la totalidad del ejercicio, a raíz de un cambio del sistema de gestión del impuesto incorporando información inmediata mediante medios electrónicos”.

Con pretensión de continuidad

La reunión de este lunes en la capital aragonesa tuvo su matriz en la Conferencia de Presidentes de enero de 2017, cuando, ha explicado Lambán, “se abordó la necesidad, ya perentoria, de modificar el modelo de financiación autonómica”. El siguiente encuentro tuvo lugar en Oviedo (donde estuvieron presentes los representantes de Asturias, Galicia y Castilla y León). A la siguiente, en León, ya se sumó Aragón, y ahora lo han hecho La Rioja y Castilla-La Mancha.

Para Lambán, son reuniones importantes porque, “al ser pocos, somos poco relevantes allí donde se toman las decisiones políticas, ya que no hay gobernante que no legisle pensando en los lugares más poblados. Por eso, tenemos que sumar voluntades”.

Además, como el resto de presidentes, ha destacado el carácter “positivo y constructivo de una dinámica de trabajo que no va contra nadie y, por supuesto, tampoco contra el Gobierno central”. Trabajar de esta manera, ha puntualizado, “es construir España a través de la Constitución. Porque todos los españoles, vivan donde vivan, tienen que tener derecho a acceder a servicios de calidad”.

Lambán ha señalado que son la “España vacía, y un territorio que se vacía deja de existir. Tenemos que ponernos a trabajar en la financiación y la despoblación, que son dos caras de la misma moneda”.

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP), definió el encuentro como “un acto político lleno de amor a la Constitución, un ejercicio rabioso de autonomismo constitucional. Un autonomismo leal con la Constitución y con las instituciones del Estado”. Para García-Page, si algo aporta la Constitución “es un concepto de cohesión. En España, o hay cohesión o no hay nación”. Cuando no hay mayorías absolutas, ha dicho, “terminan mandando más tres diputados que no van al Congreso a defender los intereses de España, sino los de sus territorios”

En palabras del presidente riojano, José Ignacio Ceniceros (PP), la financiación autonómica “es el principal problema que tenemos encima de la mesa. Los estatutos no pueden acarrear privilegios a los territorios”. Indicó, también, que le gustaría que los territorios forales se integrasen en los mecanismos de solidaridad.

El representante asturiano, Javier Fernández (PSOE), se refirió a esta “España vacía que, en realidad, nunca estuvo llena”, resaltando las grandes diferencias existentes entre la renta y la riqueza de unas a otras comunidades, lo que, en su opinión, “es una imagen que traslada la exigencia de nivelación para que todos los ciudadanos tengan los mismos servicios”.

El último en hablar ha sido el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo (PP), que ha definido el documento que sale de esta jornada como “un documento útil para los ciudadanos, para el conjunto de los españoles y para el Gobierno de la nación”. Los allí congregados, ha dicho, representan “a los dos partidos que han construido la España de las autonomías en democracia. Ahora que corren ríos de tinta con posturas políticas acartonadas, hoy hacemos política abierta y útil, que traslada un mensaje de optimismo en la España en la que vivimos”. La política, ha afirmado, “multiplica su utilidad cuando abre nuevos espacios de consenso y concilia posturas que no son coincidentes”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats