La portada de mañana
Acceder
El búnker judicial: quién es quién en el gobierno de los jueces del PP
La semana en que Lesmes echó un pulso al Gobierno y arrastró a Felipe VI
OPINIÓN | Una conjura para los necios, por Elisa Beni

El exconcejal de Cs en Teruel que dimitió tras ser acusado de hurtar el bolso a una jueza es condenado a una multa de 1.800 euros

Francisco Blas dimitió como concejal tras conocerse la denuncia.

El magistrado del juzgado de Instrucción nº3 de Teruel ha condenado al exconcejal de Teruel, Francisco Blas, a la pena de 1.800 euros de multa como autor de un delito leve de hurto cometido el pasado 9 de noviembre en un supermercado de la capital turolense. Según consta en los hechos probados de la sentencia, el entonces edil por Ciudadanos se apoderó del bolso de una mujer -que resultó ser una magistrada de la Audiencia Provincial- aprovechando el descuido de esta, al dejárselo olvidado encima del carro de la compra.

Francisco Blas, en lugar de depositar el bolso en el departamento de objetos perdidos del citado establecimiento, se lo llevó consigo entregándolo al día siguiente en las dependencias de la Policía Local de Teruel, momento en el que se observó que en el bolso faltaban un boleto de lotería y 140 euros.

El magistrado considera que la participación del exconcejal en los hechos está plenamente acreditada y que la versión exculpatoria del denunciado carece de total credibilidad. En este sentido, la sentencia recoge que en el visionado de las cámaras de seguridad del supermercado se comprueba que "la única persona que accede al bolso resulta ser D. Francisco Blas Ávila, quien no presenta un solo atisbo de duda para cogerlo y abandonar el lugar". 

El magistrado discrepa del Ministerio Fiscal en cuanto a la pena solicitada para el acusado y argumenta que no comparte “la imposición de una sanción económica ejemplarizante al denunciado por su condición de cargo público”. Así, entiende que esta debe adecuarse a sus ingresos actuales y cargas familiares.

El juez fundamenta esta decisión en el hecho de que, aunque en el momento de cometer los hechos Blas era concejal delegado de deportes del Ayuntamiento de Teruel, cargo por el que percibía 43.000 euros anuales, en la actualidad se encuentra en el paro y percibe una cantidad mensual de 1.200 euros.

A la hora de fijar la multa, el magistrado tiene también en cuenta el intento de reparar el daño causado, consignando en sede judicial la cantidad inicialmente declarada en sede policial. En este sentido, la sentencia recoge que Blas acudió al despacho profesional de la magistrada al día siguiente junto a su abogado para pedir disculpas, entregarle un nuevo boleto de lotería y comunicarle que habían consignado 250 euros, a modo de devolución de lo hurtado. Según el testimonio del marido de la víctima que cita la sentencia, Blas habría mostrado "su voluntad de que nada de esto saliera a la luz pública".

La resolución del juzgado no es firme y contra ella cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Teruel.

Etiquetas
Publicado el
2 de diciembre de 2019 - 18:42 h

Descubre nuestras apps

stats