El Museo de Lérida entregará este lunes una parte de las obras al de Barbastro y pide aclaraciones

Museo Diocesano de Barbastro

El Consorci Museu de Lleida ha aprobado entrar un escrito en el juzgado de guardia anunciando que durante este lunes se procederá a entregar al Museo Diocesano de Barbastro una parte de las obras que están en depósito, reconocido tanto por el Obispado de Lleida como por el de Barbastro-Monzón. Lo hará mientras espera una "aclaración y las respuestas a las alegaciones formuladas" ante la decisión del juzgado de Barbastro de la entrega de las 111 obras este lunes, ha informado el consorcio en un comunicado tras una reunión celebrada el domingo.

El consorcio ha mostrado su "indefensión" ante las notas informativas del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), que el viernes por la mañana admitió a la Generalitat como parte y afirmó que el plazo de entrega se establecería de nuevo una vez la juez se hubiese pronunciado por las alegaciones y por la tarde emitió una nota aclaratoria en la que indicó que ese plazo no se había suspendido y se mantenía en este lunes.

El consorcio señala que el 17 de diciembre de 2020, el juez de Barbastro dictó la entrega de las obras para este lunes 15 de febrero, a lo que el Consorci Museu de Lleida formuló alegaciones, todavía sin respuesta, así como el Obispado de Lleida, y la Generalitat interpuso un recurso para ser reconocida como parte. La institución acordó esperar respuesta a estas peticiones para tomar nuevas decisiones y, pese a este acuerdo, el Obispado de Lleida emitió una carta al juez comunicando la voluntad de proceder a la entrega de las piezas.

El viernes pasado, 12 de febrero, la juez notificó a la Generalitat la aceptación de su intervención en el procedimiento, dándole un plazo de cinco días para hacer alegaciones, hasta el 18 de febrero, y ese mismo día el TSJA emitió las dos notas informativas. El consorcio ha subrayado la indefensión ante estas notas informativas y ha solicitado la "aclaración de las contradicciones en las comunicaciones judiciales" en relación a este ejecución, todavía en periodo de alegaciones.

A la espera de la aclaración, y teniendo en cuenta que "el Obispado propietario" ya ha comunicado la voluntad de entregar las obras a los órganos judiciales, el consorcio ha aprobado entrar un escrito al juzgado de guardia que durante este lunes se entregará al Museo Diocesano de Barbastro una parte de las obras en depósito.

El Museo Diocesano de Barbastro espera los bienes

Un contingente de Aragón, entre el que se encuentran representantes de la Diócesis de Barbastro-Monzón y del Gobierno de Aragón, está desde esta mañana en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón a la espera de que la Generalitat cumpla con la sentencia y el mandato judicial y entregue los 111 bienes conservados en el Museo de Lérida. El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro dictó ya en 2019 que estas obras de arte en posesión de Cataluña eran propiedad aragonesa y emitió un auto de ejecución provisional el pasado 17 de diciembre en el que fijaba que el retorno de los bienes a Aragón debía de producirse antes de hoy, 15 de febrero. Señalaba asimismo que contra el auto no cabía interponer recurso alguno y que, en el caso de no cumplirse con este plazo, se establecerían “multas coercitivas y mensuales, además de responsabilidades penales”.

Coincidiendo con esta fecha, el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, se han reunido hoy en el Museo, donde han podido comprobar el operativo preparado para recibir las 111 obras de 44 parroquias aragonesas, y los espacios preparados para su posterior exhibición. En este sentido, Felipe Faci ha recordado que el Gobierno de Aragón invirtió 10 millones de euros en este espacio para que los bienes retornados tuvieran un espacio “digno y totalmente equipado para mostrar a toda la ciudadanía estas obras de arte desde el primer día”.

Faci ha manifestado que, a pesar de su valor patrimonial, las 111 piezas tienen también “gran valor sentimental” y ha mantenido su compromiso con la conservación, el mantenimiento y la protección de todo el patrimonio de la Comunidad.

Por su parte, el obispo Ángel Pérez ha calificado el día de “histórico” y ha tenido un recuerdo para todas las personas que han trabajado en los últimos 25 años por este fin, así como para las 44 parroquias aragonesas propietarios de los bienes que tiene que devolver Lérida hoy.

El consejero, junto al obispo, ha podido comprobar cómo el Museo se encuentra en perfectas condiciones para este esperado retorno, que debe producirse hoy según consta en las decisiones judiciales que sucesivamente han ido dando la razón a las aspiraciones aragonesas.

La Diócesis de Barbastro-Monzón ha sido el principal demandante en esta causa, y el Gobierno de Aragón ha actuado como coadyuvante. En este sentido, el consejero Felipe Faci ha vuelto a reiterar al obispo la colaboración del Gobierno en todo lo que precisen y ha recordado la reciente reunión con el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, quien ofreció a la Diócesis su ayuda en todos los requerimientos del Obispado, tanto para prestar asesoramiento técnico para su instalación en el museo, e incluso la restauración de aquellas obras que lo necesiten, como en el apartado judicial.      

Algunos de los 111 bienes que deben volver hoy son los frontales de altar de Sant Hilari de Buira y de San Vicente Treserra; la Virgen María con el Niño de Zaidín; varias pieas litúrgicas de Roda de Isábena; el retablo de Santaliestra, el cuenco de Benavente, o los retablos de Binaced y de Algayóm.

El precedente de Sijena

Esta causa no es la primera en la que los tribunales fallan a favor de las aspiraciones de la Comunidad en el caso del retorno de bienes artísticos y patrimoniales de propiedad aragonesa que se encontraban en territorio catalán. En el Monasterio de Sijena se exponen ya desde 2017 las 95 obras retornadas desde el MNAC y el Museo de Lérida y que la justicia consideró que debían volver a su lugar de origen.

Precisamente, el pasado viernes volvieron a retomarse las visitas a esta exhibición, situada en los antiguos dormitorios del Real Monasterio, tras las obras llevadas a cabo por el Gobierno de Aragón para restaurar la capilla de la Inmaculada, que ha supuesto una inversión de 255.000 euros, y el cierre obligado por la pandemia sanitaria.

El Gobierno de Aragón y la entidad propietaria del Monasterio de Sijena –la Orden de Malta– recientemente firmaron el convenio de colaboración entre ambas instituciones, que permitirá continuar con la exhibición de las piezas recuperadas de Cataluña en su lugar de origen. Desde la pasada semana han vuelto a abrir las zonas expositivas situadas en los antiguos dormitorios y la sala capitular. Los horarios y días de visitas se establecen los viernes y sábados, en horario de 10.00 a 14.30 y de 16.00 a 20.00; mientras los domingos se podrán contemplar entre las 12.00 y las 14.30 y entre las 16.00 y las 20.00 por la tarde.

En el caso de Sijena, el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo falló a favor de los intereses aragoneses y reconoció la propiedad aragonesa de los bienes que fueron recuperados del MNAC de Barcelona y del Museo de Lérida, declarando la nulidad de las ventas de objetos artísticos procedentes del Monasterio de Sijena a la Generalitat de Cataluña y al Museu Nacional.

Plan de entrega

El consorcio ha señalado que en los próximos días presentará un plan de entrega del resto de obras teniendo en cuenta la resolución del concurso de manipulación, embalaje y traslado por parte de la empresa por parte de la adjudicataria del concurso convocado por el Museu de Lleida.

La institución leridana ha lamentado la "evidente instrumentalización" del TSJA, teniendo en cuenta plazos establecidos, las contradicciones no resueltas y la indefensión que supone para las administraciones consorciadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats