La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

'Persona [no] humana', el documental

Cartel de Persona [no] humana'

1

A Sandra le gustan las revistas, el dulce y los árboles. Nació en Europa, de raíces asiáticas, pero vivió 25 años en Buenos Aires. Sandra es pelirroja y el 14 de febrero cumple 35 años. Cecilia es morena, con una barbita canosa. Tiene unos 30 años y pasó gran parte de su vida en Mendoza. Ellas nunca van a conocerse en "persona", pero sus destinos estarán vinculados para siempre en la historia de la humanidad.

La larga lucha legal por sacar a la orangutana Sandra de su cautiverio, otorgándole derechos de persona no humana, abrió la puerta para que otros animales, como la chimpancé Cecilia, puedan ser liberados de una vida entre rejas y pasar el resto de sus días en entornos más respetuosos con sus necesidades.

Persona [no] humana es un documental dirigido por Álex Cuéllar y Rafa G. Sánchez y producido por Xavier Crespo (Dacsa Produccions) que muestra, a través de testimonios de sus protagonistas humanos, las semillas de cambio que han supuesto Sandra y Cecilia para el derecho animal: "Nos interesan especialmente los argumentos que dan pie a la discusión por el estatus jurídico de estos animales y cada una de las razones que muestran que no somos 'únicos', así como destapar los motivos económicos que hay detrás de todo este interés para que no cambie el statu quo", señalan los directores.

Historias que merecen ser contadas

La empatía es lo que llevó a los directores a emprender este proyecto: "Pensamos que era necesario aportar nuestro granito de arena para ejercer de altavoz con aquellos que no se pueden defender por sí mismos", nos cuentan Cuéllar y Sánchez. "Sandra y Cecilia son solo un ejemplo de la barrera invisible que los seres humanos colocan frente al resto de los animales y que debe desaparecer".

Los periplos legales de ambos casos, especialmente el de Sandra, despertaron gran expectación en su momento, no solo en círculos jurídicos y animalistas. "El caso de Sandra ha llegado a todos los rincones de planeta", señala la abogada Macarena Montes, miembro de la directiva de Proyecto Gran Simio, que está realizando su tesis doctoral sobre la personalidad jurídica de los animales. "A mi modo de ver, lo importante es el efecto que tuvo en la opinión pública, en otros jueces que siguen citándolo como un ejemplo positivo".

Directores y productor tienen claro que debemos hacer una revisión profunda de nuestras creencias como especie. Es por eso que quieren acercar esta historia al gran público: "Debemos dejar de generar economía con el sufrimiento de otros. Hay que hacer autocrítica y ser más humildes. A riesgo de parecer extremistas, el no querer ejercer violencia y opresión sobre otro ser que siente como yo es compasión, es misericordia y es ética", nos dice Rafa.

Los protagonistas humanos

A pesar de que Sandra y Cecilia son las estrellas indiscutibles de la película, son los testimonios de personas que lucharon por su liberación los que ayudan a montar las piezas del puzzle. "Realizamos muchas gestiones para conseguir que la narración estuviera contada por sus propios protagonistas", nos dice Crespo. "La cantidad de personajes y de destinos ha dificultado la planificación, pero precisamente por eso estamos muy contentos de contar con los 'actores principales' de la historia".

Las magistradas Elena Liberatori y María Alejandra Mauricio desde la judicatura, o Andrés Gil, Pablo Buompadre y Santiago Rauek desde la abogacía, son solo algunas de las voces autorizadas que conforman el documental. Ellas y ellos forman parte de un amplio grupo de juristas que están abriendo nuevas sendas en un campo tan lento y conservador como es el Derecho. Por otro lado, la película cuenta, entre otros, con los testimonios del catedrático en Filosofía del Derecho y Filosofía Política Dr. Javier de Lucas; Pedro Ynterian, presidente de Great Ape Project en Brasil; Gabriel Flores, fundador de Ecológicos Unidos y Pedro Pozas, director ejecutivo de Proyecto Gran Simio. Precisamente la labor de esta entidad, cuya filosofía recorre el documental, ha jugado un papel fundamental para Álex Cuéllar: "Mis padres han sido, toda la vida, activistas por los derechos de los animales en diversas ONGs. Actualmente, mi padre, Paco Cuéllar, lleva junto a Pedro Pozas la dirección de Proyecto Gran Simio".

Pero la trama se construye sobre todo a partir de testimonios de investigadoras que han llevado a cabo experimentos con simios, como la psicóloga Francine Patterson, conocida por enseñar lenguaje de signos a la gorila Koko, y la antropóloga H. Lyn Miles, que desarrolló el proyecto Chantek, enseñando este tipo de comunicación a un orangután. Mary Lee Jensvold es directora del Chimpanzee and Human Communication Institute, hogar de la famosa Washoe.

Desde el punto de vista ético, estos experimentos son extremadamente cuestionables. En palabras de Xavier Crespo, es el espectador quien deberá sacar sus propias conclusiones: "Pretendemos que sea un documental explicativo en sus tres vertientes: la antropológica, la científica y la jurídica", señala el productor. "Hemos querido ser muy honestos".

La inteligencia humana como medida de todas las cosas

Los experimentos sobre conducta animal suelen reproducir un error básico: considerar la inteligencia humana como la medida de todas las cosas. Imagínese el lector que tiene que superar un test de capacidades basado en las habilidades de una ballena o de un ave migratoria. Preguntados por este extremo, los directores de la película prefieren alejarse de ese concepto de inteligencia:

"Los seres humanos establecemos los baremos sobre quién es o no inteligente, y excluimos todo lo demás. Hay otros animales que aprenden, que entienden o que toman decisiones sobre su propio mundo. Nosotros preferimos hablar de sintiencia, de lo que siente el otro, si sufre o siente dolor. Eso es lo importante y es lo que nos debería hacer reflexionar", indica Álex.

"La inteligencia engloba muchas cosas: la capacidad de conocer lo que ocurre en nuestro entorno, la memoria, la imaginación, la capacidad de comunicación, etc. Con lo que contamos en esta película demostramos que el ser humano no es tan único como cree", añade Rafa.

En fase de postproducción

En estos momento el proyecto se encuentra en el montaje final: "Paralelamente, Fernando Domínguez está diseñando los títulos de crédito y nos quedará crear la banda sonora", revela Crespo. "Tras la sonorización y las mezclas definitivas, esperamos tener acabado el documental para finales del mes de marzo".

Para colaborar con todo ello y que Persona [no] humana sea una realidad, el equipo está montando una campaña de crowdfunding que se lanzará en las próximas semanas.

Los creadores quieren llegar con este proyecto a personas que ya están concienciadas pero, sobre todo, a aquellas que nunca se han parado a pensar en estos temas: "También queremos llegar a gente que cree que todo esto es una utopía, pero es que las utopías lo son hasta que dejan de serlo", nos dice Álex Cuéllar.

Rafa G. Sánchez no es el mismo después de esta experiencia: "Me ha ayudado a dejar de mirarme un poco el ombligo, a desconectar el piloto automático de la superioridad especista y a mirar más allá de ciertas concepciones que tenía sobre el resto de animales".

El equipo de Persona [no] humana quiso cerrar la entrevista con una cita "que puede parecer un concepto muy básico, pero que es algo que no tenemos asumido". En palabras del reconocido paleoantropólogo Dr. Juan Luis Arsuaga, que también participa en la película: "No es que el ser humano venga del mono, es que somos monos".

Sobre este blog

El caballo de Nietzsche es el espacio en eldiario.es para los derechos animales, permanentemente vulnerados por razón de su especie. Somos la voz de quienes no la tienen y nos comprometemos con su defensa. Porque los animales no humanos no son objetos sino individuos que sienten, como el caballo al que Nietzsche se abrazó llorando.

Editamos Ruth Toledano y Concha López.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2021 - 22:55 h

Descubre nuestras apps

stats