La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Mochilas de hidratación

OSPREY DURO 15 08

Por CampoBase

0

Para este artículo hemos querido probar algunas de las mochilas de hidratación que nos han parecido más interesantes del actual mercado. Todas ellas son mochilas que van desde los 5 a los 15 litros de volumen, y que destacan por ser modelos que, aunque en un primer momento fueron pensados para el trail running, al ser tan ligeras y cómodas, resultan muy polivalentes, por lo que podremos usarlas, y nos serán muy útiles, para diversas actividades como el mountain bike, senderismo o simples salidas al monte.

Norvan 14 de Arc'teryx

La mochila de hidratación Norvan 14 de Arc´teryx está diseñada para días largos en montaña o, incluso, para carreras por etapas de varias jornadas. Cuenta con una gran capacidad de 12 litros a los que sumamos 2 litros más que caben en la bolsa de hidratación.

La Norvan 14 Hydration Vest es una mochila estrecha y alargada con un ajuste excepcional gracias, en parte, a que está disponible en tres tallas que nos permiten elegir la que mejor nos ajuste.

El tejido que compone la Norvan 14 es un nylon antidesgarro N70r 6 Ripstop que hace de la mochila, también gracias a su cierre enrollable, un producto prácticamente hermético que impedirá la entrada de agua incluso después de varías horas corriendo con ella bajo lluvia intensa.

El sistema de cierre superior nos permite reducir o ampliar de forma cómoda la capacidad de carga de la Norvan 14 de forma muy efectiva, ya que, enrollando el sobrante de bolsa sobre sí mismo, obtenemos un ajuste casi perfecto.

Además, en ambos laterales tenemos unos tensores que ayudan a regular y ajustar la carga a nuestras necesidades, reduciendo mucho el rebote y mejorando el ajuste del conjunto.

En cuanto a las cintas delanteras, éstas vienen con cierre plástico que hace que se puedan regular en longitud y altura, ayudando a ajustar perfectamente la mochila a nuestro contorno. De hecho, una vez puesta y ajustada, el diseño hace que casi nos fundamos con la mochila y forme parte de nosotros, sin moverse nada, ya saltemos, corramos o hagamos cualquier otra actividad intensa.

En la parte delantera tiene un par de bolsillos de malla fabricados con WarpKnit 100% poliéster y malla elástica Powernet (83% Nylon y 17% Spandex). Están bien dimensionados para guardar un móvil, barritas, geles, etc. Justo encima presenta dos más para portar bidones blandos de hasta 500cl que, quizás, se nos quedan un poco cortos si queremos meter algo de más cubicaje.

En cuanto a la bolsa de hidratación de dos litros, nos encontramos con un producto de gran calidad cerrado por un pasador de plástico que garantiza absolutamente su estanqueidad y evita fugas molestas.

El tubo puede salir por ambos lados de la parte inferior del chaleco, y va bien sujeto por pasadores al mismo, por lo que no se mueve nunca. Apuntar que hay veces que tenemos que bajar mucho la cabeza, por lo que quizás un par de centímetros más de tubo vendrían bien.

En el interior nos encontramos con un bolsillo bien dimensionado de solapa con cremallera donde meter la cartera o monedas, y con un clip interior para enganchar las llaves.

Podemos además portar los bastones plegados a ambos lados de la zona posterior. Tiene un par de receptáculos para las puntas y, a la altura de la empuñadura, hay un pasador elástico ajustable con un cierre de tanca. Sujetan muy bien los bastones y no hay rebote, por lo menos nosotros no lo hemos notado.  

Conclusiones

En definitiva, el Arc'teryx Norvan 14 Hydration Vest es un producto de enorme calidad, impermeable y con un ajuste fantástico. Después de utilizarlo en carreras largas por montaña vemos que es una bolsa con una capacidad extraordinaria y muy anatómica que no molesta después de muchas horas de actividad.

Ofrece muy buena transpirabilidad y, solamente hemos notado algo de rebote cuando hemos cargado hasta arriba la mochila más la bolsa de hidratación, pero es absolutamente normal e inevitable en un chaleco de este tamaño.

Por lo tanto, es un chaleco para pasar muchas horas del día de actividad o incluso para carreras de varios días por etapas. Su gran capacidad nos permite transportar todo lo necesario para realizar actividades con plena autonomía.

Via Fang 5 de Montane

Un chaleco de hidratación diseñado para acompañar a los corredores en largas distancias, ya sea por montaña, llano o costa, donde nos plazca, y poder disfrutar sin enterarte de que llevas cosas encima.

Con una capacidad de 5 litros, la realidad es que es una cifra muy justa para ir más allá del terreno donde se nos exija algo más que un cortavientos ligero y unas barritas, aunque, sin duda, para carreras tipo “ultra” con avituallamientos nos sobrará chaleco.

Destaca por su sencillez extrema, que es, junto a su fantástico ajuste, lo que más nos ha gustado. La verdad es que no se han complicado la vida en Montane con la Via Fang 5, y da la impresión, tras tres meses corriendo con ella, y a ratos pedaleando, que les ha salido muy bien la jugada.

La Via Fang 5 es un chaleco de hidratación al uso, como tantos modelos hay hoy en día. La talla viene realmente justa, y eso es bueno porque menos posibilidad de desajuste. Pero hay que tener una cosa en cuenta, mejor probárselo antes de estrenarlo ya que nos podemos llevar una sorpresa si somos muy grandes o “aparatosos”.

Confeccionada en un potente tejido de fabricación propia Raptor UL, se presenta con un tratamiento anti-olor Polygiene® que consigue que no huela a rayos tras cada uso. Así mismo, trae un tratamiento anti-bacteriano que evita la aparición de las mismas, aunque desconocemos la duración del mismo.

Como ya hemos dicho anteriormente, la hemos utilizada principalmente estos meses para correr por el monte, aunque también le hemos dado caña con la bici de montaña. Apuntar que nos cabe perfectamente cámara de 29”, bomba y herramientas, cortavientos, cámara de fotos y comida para un día.

El bolsillo principal se cierra mediante una pequeña cremallera que la atraviesa, y dentro, aparte de lo que queramos guardar, hay espacio y orificio para una bolsa de hidratación si queremos ponerla.

Además, tiene otros dos bolsillos en las hombreras para guardar teléfono o barritas, por ejemplo.

También trae un elástico en la parte posterior donde podríamos poner algo más, aunque ya sabemos que todo lo que no esté bien encerrado, tiene peligro de caerse con mucho movimiento o maleza que roce…

No podemos dejar de hablar de la parte reservada a los líquidos, pues realmente es un chaleco de hidratación. Se pueden transportar dos bidones flexibles de 500ml que van a las hombreras, muy ajustados y que no oscilan para nada. También dispone de dos bolsillos pequeños sobre ellos con cremallera, para geles o el teléfono. La bolsa de hidratación tampoco viene en el pack, pero se le puede añadir como hemos comentado.

El ajuste es muy preciso, pese a que en una primera impresión, y tras ver la cinta de velcro no pueda parecerlo. Cinta elástica ancha, que deja ajustado al milímetro el chaleco. El tensor de pecho, que se puede desplazar en altura, completa el ajuste.

En la parte exterior, un entramado de cordón elástico nos permite llevar material extra en caso necesario.

Conclusiones

En resumen, la Via Fang 5 es un chaleco de hidratación que nos permitirá ir a correr durante horas sin preocuparnos de quedarnos fríos, desnutridos o deshidratados.

Óptimo para carreras relativamente cortas, de varias horas de duración, pero que no exija llevar mucho material. Se nos quedará corta en carreras muy largas o por etapas, pero tampoco es su finalidad.

No podemos dejar de llamar la atención sobre su utilidad para la práctica de la BTT, donde podremos transportar sin pegas todo lo necesario para pasar una agradable jornada en el monte, alimentación y agua, material de reparación, ropa de abrigo…

Duro 15 de Osprey

El modelo Duro 15 de Osprey es una mochila de hidratación pensada para acompañar a los corredores en largas distancias, pero que puede llevarse mucho más allá de la simple carrera.

Con una capacidad de 15 litros, si decimos que es una mochila de jornada, no nos equivocaremos mucho. Además, con la ventaja de que si usamos toda su capacidad para transportar agua podremos aguantar bien muchas horas de calor.

La Osprey Duro15 es una mochila tipo “chaleco” por su ajuste, pero que va mucho más allá. Alargada, pues cubre toda la espalda, nos abraza en hombros y riñones de una forma muy ajustada, sin moverse ni un ápice.

Confeccionada en un potente 70x140D de tejido Ripstop todo el cuerpo principal de la mochila, mientras que algunas zonas, que así lo requieren, son de otro tejido elástico, pero también muy resistente. Además, tanto la espaldera, como la riñonera y las hombreras presentan una rejilla acolchada que, aparte de no absorber sudor en exceso, hace que sea muy cómoda.

Nosotros la hemos utilizado en cuatro tipos de actividades diferentes, running, mochila de día, escalada por itinerarios sencillos y BTT, y damos fe de que se le saca partido, y mucho, si lo tuyo es el deporte outdoor variado. La llevarás a todas partes.

El bolsillo principal se cierra mediante cremallera longitudinal de doble cursor y es muy amplio. Tanto como para meter una chaqueta impermeable-transpirable de 3 capas de alpinismo y un casco de escalada infantil.

Además, tiene otra serie de compartimentos en espalda, hombreras y riñoneras donde ir distribuyendo los elementos variados que necesitemos, desde alimentación a electrónica, comunicación o la cartera, pudiendo olvidarnos de tener que llevar nada colgando o en la mano.

Tiene también un bolsillo externo elástico con dos cintas de ajuste que nos permite portear material extra, o un casco de bici o escalada si fuera necesario.

En cuanto a la parte reservada a la hidratación, pues precisamente destacar que es una mochila pensada para ello. Dos bidones flexibles de 500ml y una bolsa de 2,5litros suman un total de 3,5 litros de líquido. Casi con total certeza, cantidad suficiente para actividades de más de 12 horas.

Los bidones no dejan de ser como la mayoría, con los tubos largos para alcanzarlos correctamente en movimiento. Pero la bolsa, esa sí que marca la diferencia. Aparte de ser de un plástico muy resistente, y con cierre de pasador, el tubo interior está conectado a la parte exterior y de la boquilla por una válvula que nos permite sacar solo la bolsa sin tener que quitar todo el tubo. Y eso es muy cómodo y rápido. Para terminar de marcar la diferencia, el tubo exterior tiene un imán que permite anclar el mismo a la cinta de pecho sin tener que hacer nada más que acercarla, y ahí se queda fija sin molestar.

En la parte delantera de las hombreras nos presenta los alojamientos de los bidones flexibles, muy ajustados y que no oscilan lo mínimo, al llevar unos elásticos para sujetar los tubos de succión. Así mismo, sobre ellos mismos llevan un par de bolsillos abiertos para geles o barritas.

El ajuste es muy preciso, ya que lleva dos tensores de pecho. Pero un factor a tener en cuenta es que es obligatorio colocar al menos uno, ya que si no las hombreras tenderán a abrirse, y más si llevamos los bidones llenos de agua.

En el cinturón lumbar lleva dos bolsillos bastante grandes, donde cabe mucho más de lo que parece: teléfono, GPS, barritas, gorro, guantes… El ajuste es muy preciso y con tensores en ambos lados se hace bien y en un momento.

En la parte exterior, un bolsillo elástico nos permite llevar un casco, por ejemplo, o incluso una funda de crampones de correr si fuésemos a hacer snow-running por ejemplo.

Conclusiones

Por lo tanto, la Duro 15 de Osprey es una mochila de hidratación a la que se le puede sacar un rendimiento excepcional en un amplio abanico de actividades al aire libre.

Para carreras cortas, excepto en ambiente muy cálido que requiera hidratación extra, quizás desde nuestro punto de vista sea mucha mochila, pero cuando vayamos a estar un tiempo en el que haya que hidratarse a conciencia, y además portear algo de material, es una elección muy buena. Nos parece óptima para carreras de varios días por etapas. Su gran capacidad nos permite transportar todo lo necesario para realizar actividades con plena autonomía.

No nos olvidemos de su utilidad para largos recorridos BTT, donde podremos transportar sin pegas aparte de lo básico como alimentación y agua, material de reparación, ropa de abrigo, protecciones, el casco, etc.

Slope Runner 8 de Patagonia  

Patagonia nos presenta para esta prueba dentro de su gama de trail la mochila de hidratación Slope Runner de 8 litros de capacidad. Estamos ante una mochila pequeña con un diseño muy compacto y minimalista, pero con un ajuste excepcional, sin duda, de los mejores que hemos podido probar.

La mochila Slope Runner está principalmente diseñada para salidas por montaña de un día, ofreciendo una capacidad suficiente para llevar dentro un par de prendas (chaqueta ligera impermeable y chaqueta ligera de fibra), barritas, comida, frontal, etc.

Para analizarla vamos a dividirla en dos partes: trasera y delantera/lateral. Empecemos por la parte trasera donde nos encontramos un bolsillo grande fabricado en Nylon Ripstop con un tratamiento DWR muy efectivo donde se aloja una bolsa de hidratación de dos litros de muy buena calidad con un cierre con pasador que asegura su estanqueidad. A parte, en el interior de la bolsa nos encontramos con un bolsillo con cremallera ideal para guardar las llaves, la cartera etc.

En esta parte trasera hay acoplado además un bolsillo exterior en malla elástica bastante amplio en el cual podremos meter desde otra prenda a una botella de hidratación grande. Cuenta en esta parte también con un par de cintas, reguladas por una tanca, en la que encajan bien unos bastones, con el “pero” de que si la mochila va llena no molestarán, pero si por el contrario fuese un poco vacía, al no tener cintas de compresión, resultaría algo incómodo.

En cuanto a la parte lateral y delantera, el modelo Slope Runner 8 litros ha sido elaborado en un tejido elástico que es parte de esa capacidad de ajuste tan sobresaliente que hemos indicado con anterioridad. La parte delantera cuenta además con tres bolsillos elásticos en los que podremos meter desde barritas a bidones de agua, preferiblemente de 250ml, o incluso el teléfono móvil.

El ajuste de la parte delantera es simple, pero muy efectivo, mediante un par de cordinos con pieza plástica que ayuda a regular el tamaño. Su peso es también muy destacado, apenas unos 200 gramos en talla M, y se comercializa desde la XS hasta la XL, de ahí también parte del ajuste al que hacemos referencia.

Conclusiones

La Patagonia Slope Runner 8 litros es, sin duda, un producto de calidad, resistente al agua e inclemencias, muy, muy ligero y con un ajuste sobresaliente (de lo mejor sin duda de la comparativa en este aspecto). Es una mochila muy cómoda sin apenas rebote cuando está cargada y que se lleva muy bien después de varias horas de actividad con ella. Su capacidad de ventilación también es muy destacable ya que con calor se ha soportado muy bien.

Un acierto de la marca americana que nos presenta un modelo diseñado para salidas largas de un día o ultras de 24/48 horas donde no tengamos que llevar un exceso de material.

Siachen 10 de Trangoworld

Muy cómoda y con muchísimos bolsillos, la mochila Siachen 10 de Trangoworld nos permitirá correr largas distancias sin casi notar que la llevamos cargada.

El chaleco mochila está diseñado para acoplarse perfectamente al cuerpo mientras realizamos actividad y para ello la marca aragonesa a optado por un tallaje único, pero que incorpora unas regulaciones con velcro, tanto en hombros como cintura, que se puede adaptar a cualquier cuerpo.

Confeccionada en poliamida elástica superflexible, toda la estructura en contacto con el cuerpo es malla 3D transpirable, lo que posibilita la correcta transpiración de todo el sudor producido en las zonas de contacto.

La mochila Siachen 10 nos ofrece 10 litros de volumen de carga distribuidos por todo el contorno y, una de sus mayores virtudes es la enorme cantidad de bolsillos y recovecos que encontramos para repartir adecuadamente el peso. Aunque el material es muy elástico y cómodo se echa de menos impermeabilidad que, en parte, soluciona al ser de secado rápido.

El espacio principal de carga de la espalda está compuesto de tres compartimentos de aproximadamente el mismo tamaño apilados y que nos permiten separar los objetos a portar, pero que no nos deja llevar algo voluminoso.

El acceso a la bolsa de hidratación es vertical por un lateral y va directamente contra la rejilla de ventilación, al segundo se accede por arriba sin cierre, y el tercero tiene acceso con cremallera vertical simétrico al compartimento de la bolsa de hidratación.

Agua más una tercera capa ligera conviven bien, pero si la cargamos más la forma se vuelve redonda y ya no apoya bien en la espalda.

La sujeción al cuerpo está perfectamente conseguida ya que además de poder regular la altura de los hombros y anchura de cintura cuenta con un doble cierre de pecho, ambos regulables en altura.

En la parte trasera encontramos el triple bolsillo ya comentado, la bolsa de hidratación no viene incluida y únicamente cuenta con una salida para el tubo por el lado derecho aunque ambos hombros cuentan con guía y podemos enganchar la boquilla en unas gomas elásticas en cualquiera de los dos lados.

En las esquinas inferiores, unos tensores elásticos nos permiten llevar unos bastones plegables, pero únicamente cuenta con pasador ajustable para la empuñadura en la parte superior izquierda lo que obliga a llevarlos en ese lado o en diagonal.

En ambos costados encontramos un amplio y bien dimensionado bolsillo elástico con cremallera horizontal aunque con un tirador algo pequeño. En cada uno hay otro interior también con cremallera y elástico donde podemos meter documentación por ejemplo.

En la parte delantera cuenta con unos amplios y bien dimensionados bolsillos sin cremallera, aunque con goma, en los que se pueden meter bidones finos algo ajustados o mejor las gafas y el móvil. Entra sin problemas un móvil grande sin peligro a perderlo salvo que nos pongamos haciendo el pino.

Por encima de estos bolsillos, y antes del velcro regulador, encontramos un bolsillo con cremallera tamaño barrita en el lateral derecho y otro algo más grande en el izquierdo, que además cuenta con otro sin cremallera encima del cerrado.

Conclusiones

Sometida a carreras por montaña de larga duración soporta muy bien los rebotes. Incluso con todas las zonas cargadas, el tejido se ajusta perfectamente al ser todas las partes elásticas. Con el paso del tiempo puede que la elasticidad ceda y pierda esa propiedad. Es una lástima que en el triple bolsillo no se haya realizado al menos uno de los compartimentos estancos para dar la posibilidad de llevar algo seco. A cambio, su transpirabilidad es excelente.

Aunque está diseñada claramente para carreras de montaña la he probado en varias ocasiones en rutas de enduro en bicicleta y su comportamiento me ha encantado. Sus múltiples compartimentos permiten distribuir el material para una salida rápida y en trialeras de numerosas piedras y escalones ni notaba que la llevaba siendo para mi una opción más que recomendable ahora que tan de moda están las riñoneras.

Para ver el cuadro picha aquí

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 11:44 h

Descubre nuestras apps

stats