Cantabria celebra su patrona entre mascarillas y medidas de seguridad y con un recuerdo a los fallecidos por la COVID-19

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y varios consejeros asisten a los actos organizados con motivo de la fiesta patronal de La Bien Aparecida

Cantabria ha conmemorado este martes la festividad de la Bien Aparecida con un celebración en el santuario de Hoz de Marrón (Ampuero) entre mascarillas, restricciones y medidas sanitarias frente a la COVID-19 y con un recuerdo a los fallecidos por el virus y a quienes padecen sus "consecuencias sanitarias o económicas".

Este recuerdo se ha llevado a cabo en la misa mayor celebrada este mediodía en el santuario y que ha estado presidida por el obispo de la Diócesis de Santander, Manuel Sánchez-Monge.

Además, las autoridades políticas que han acudido, entre ellas, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, otros miembros del Ejecutivo PRC-PSOE y representantes de otros partidos, han expresado en los aledaños del santuario su deseo de que pronto haya una vacuna que permita "que las cosas mejoren" y que la celebración de 2021 de la patrona de Cantabria pueda llevarse a cabo ya "sin mascarillas".

Revilla y Zuloaga han llamado a seguir adelante, pese a la situación preocupante, y han confiado en la pronta llegada de una vacuna --para diciembre o enero, según ha apuntado el presidente--.

Mientras tanto, Revilla ha vuelto a insistir en que "la economía tiene que seguir funcionando" y ha valorado la próxima disponibilidad de pruebas rápidas "a un precio no superior a 5 euros", que permitirá un mayor control de los contagios.

Además, considera que, aunque el problema "existe" y hay que "cuidarse", respetando las normas sanitarias impuestas para evitar la propagación del virus, se debe a "empezar a perder un poco el miedo".

Zuloaga ha abogado por "seguir avanzando de la mano de la ciencia" y de los profesionales de los servicios públicos de salud.

Además, ha recordado que Valdecilla es, desde ayer, lunes, uno de los tres hospitales de España que ya está probando la vacuna contra la COVID en personas sanas.

En su opinión, este avance del hospital cántabro es posible "principalmente" por la inversión en sanidad pública que "desde hace años" vienen realizando la comunidad autónoma y por la

"calidad" de los profesionales sanitarios.

"Es una noticia esperanzadora", ha asegurado el vicepresidente, que ha deseado que el próximo 15 de septiembre se pueda festejar ya la Bien Aparecida "sin mascarilla".

Por su parte, la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido a la Virgen Bien Aparecida que ayude a todos los que tienen responsabilidades políticas, tanto al Gobierno como a la posición, "a actuar con cabeza y determinación en una situación tan complicada como la actual".

A su juicio, el curso político que se acaba de iniciar es "clave" porque se va a decidir "si Cantabria se recupera o cae en un declive irreversible". "Tenemos por delante una situación muy complicada y lo que viene por delante es durísimo", ha advertido.

La dirigente popular también ha pedido a la Virgen que "cuide de su pueblo", así como "fuerza y acierto" para que el PP "siga siendo capaz de ofrecer a los ciudadanos lo que esperan de un partido como el suyo en una situación tan complicada: el nivel de exigencia de un partido de oposición y la responsabilidad de un partido de Gobierno".

El portavoz de Cs en el Parlamento de Cantabria, Félix Álvarez, ha hecho un llamamiento a "aparcar las ideologías" y a trabajar "todos a una" para afrontar la situación y que el año que viene sea "mucho mejor" que lo que transcurrido de este 2020.

Ha deseado que "las cosas mejoren", que el virus "desaparezca", que aparezca la vacuna y que, mientras tanto, se "pueda mantener a raya".

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 18:46 h

Descubre nuestras apps

stats