Desmantelada una renovada organización de tráfico de drogas en Torrelavega y Cartes que ya fue intervenida en 2019

Droga intevenida

La Guardia Civil ha desmantelado una renovada organización criminal dedicada al tráfico de drogas en Cartes y Torrelavega, de la que el cabecilla y su hijo ya habían sido detenidos en 2019 por tráfico en las mismas zonas y por participar en peleas de gallos. Con la denominada operación 'CHRIMIA' se ha desarticulado este grupo, cuya "guardería" de droga se situaba un local sin uso en San Felices de Buelna.

La operación ha finalizado con tres detenidos, dos de ellos vecinos de Santiago de Cartes y el tercero de Torrelavega. El cabecilla, al ver desmantelado el grupo y ante las intensas gestiones de la Guardia Civil para su detención, acudió a los juzgados de Torrelavega. Todos ellos han ingresado en prisión.

En 2019, la Guardia Civil, en la operación 'Gaitera' contra el tráfico de drogas y las peleas de gallos, desmanteló una organización criminal que operaba desde Cartes. Dos de los detenidos en aquella ocasión, un padre y su hijo, residentes en la actualidad en Santiago de Cartes, mantenían desde principios de año una actitud que hizo sospechar a los agentes que habían vuelto al tráfico de drogas, renovando los integrantes de la organización pero operando en las mismas zonas.

La investigación puso al descubierto que la organización había establecido tres puntos de distribución de la droga en los exteriores de viviendas de Santiago de Cartes, Torrelavega y Viérnoles. Para tratar de evitar ser descubiertos, estos puntos eran rotarios, concertando las ventas de drogas en unos u otros según interés de la organización. Los guardias sospechaban que la droga se guardaba en un local sin uso de San Felices de Buelna, sin relación con el cabecilla.

La forma de actuar de los investigados coincidía plenamente con la utilizada por la organización desmantelada en 2019 en la operación 'Gaitera'. El cabecilla tenía bajo su mando a dos hombres, uno que se encargaba de las ventas de estupefacientes en los lugares establecidos en Santiago de Cartes, Torrelavega y Viérnoles; y otro que se responsabilizaba de guardar la droga en el local de San Felices de Buelna y de su transporte para su venta por anterior. De esta forma, por el cabecilla no pasaba droga alguna, teniendo además a su hijo encargado de cortar y elaborar principalmente cocaína.

Con la información obtenida, el 21 de junio se practicaron tres detenciones, la del hijo del cabecilla de la organización, así como los presuntos responsables de la venta, custodia y distribución de la droga. Simultáneamente se hicieron tres registros en viviendas de Torrelavega, dos en Santiago de Cartes, uno en Viérnoles, así como un registro en el local de San Felices de Buelna.

En este último lugar, considerado como la 'guardería' de la droga, los agentes intervinieron casi 800 gramos de metanfetamina, más conocida como 'cristal', y más de 200 gramos de cocaína en roca con un alto índice de pureza y aún sin cortar, con el que se podía haber puesto en circulación unas 1.000 dosis de ese estupefaciente. En el resto de los lugares --además de balanzas de precisión, efectos de dosificación de las drogas, documentos contables, etcétera-- se intervinieron más de 700 gramos de sustancia de corte. Al no ser localizado el cabecilla, la operación continúo de cara a su detención, si bien el 24 de junio acudió voluntariamente al Juzgado de Torrelavega, posiblemente al saberse buscado por la Guardia Civil.

La operación ha estado dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Torrelavega, con la coordinación de la Fiscalía Antidrogas. Asimismo, la investigación ha sido desarrollada por efectivos de la Guardia Civil de Cantabria pertenecientes al Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) y el Servicio Cinológico.

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2021 - 10:42 h

Descubre nuestras apps