Revilla vaticina que en "20 o 30 días" Cantabria tendrá "casi normalidad absoluta"

Archivo - El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

Europa Press

0

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha defendido las restricciones sanitarias implantadas en la comunidad autónoma y ha manifestado que ésta presentará una "casi normalidad absoluta" en "un horizonte de 20 o 30 días". Así lo ha dicho este lunes en el Pleno del Parlamento, en el que ha respondido a una pregunta del PP sobre las previsiones de mantener las medidas frente a la COVID-19, con las que el partido considera que el Gobierno regional se está "pasando de frenada" y causando un "daño irreparable" a la hostelería.

Sin embargo, Revilla ha asegurado que gracias a esas medidas Cantabria "está mejor que la media" y presenta un horizonte que "no tienen otras comunidades autónomas". Además, ha incidido en que "nadie ha hecho por la hostelería de Cantabria más que Miguel Ángel Revilla Roiz".

"Me lo digo yo a mí mismo y me lo reconoce una mayoría", ha dicho en alusión a la promoción que realiza con su presencia en los programas de televisión. "Yo no cobro, pero me llaman. Me gustaría que llamaran a toda la Cámara y que todos hicieran lo que hago yo: pregonar Cantabria, Cantabria, Cantabria. Vengan a Cantabria".

Al hilo, ha destacado que el año pasado "llenamos Cantabria hasta el punto de ser la región de España con más afluencia de personas", a pesar de que todavía había "cierto riesgo" para el turismo, por lo que ha imaginado "lo que puede ser este año", para el que ya está "preparando la campaña".

"Nadie ha hecho más por decir que aquí se trata a la gente de maravilla, que tenemos los mejores cocineros, un trato amabilísimo por parte de los restaurantes, de los hoteles. Tampoco hace falta que me lo digan, me lo digo yo a mí mismo porque lo sé y porque me lo reconocen", ha insistido.

El jefe del Ejecutivo cántabro ha explicado que lo que ha hecho el Gobierno en esta ocasión es "seguir la disciplina que tiene que seguirse en una pandemia", que es afrontar las directrices de Sanidad. Y aunque ha asegurado que suele intentar "dulcificar" las medidas en las reuniones con los responsables en materia sanitaria, "el parte de guerra es el parte de guerra". Además, ha defendido que "hasta ahora no nos ha ido tan mal" y se siente "orgulloso" de la situación actual del Covid-19 en la comunidad.

Según el presidente, se están aplicando las últimas medidas dictadas por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud -que ha marcado el cierre de la hostelería a la 1 y el del ocio nocturno a las 2 de la madrugada- con la idea de que "esto empezará a mejorar dentro de muy poco y podremos presentarnos en un horizonte quizá de 20 o 30 días, según me dicen, con una casi normalidad absoluta en Cantabria".

Por ello, ha vaticinado que gracias a las medidas sanitarias "vamos a tener un maravilloso verano" en la comunidad, que además es la quinta que más ha vacunado contra el virus y la tercera con menos víctimas mortales, según ha indicado Revilla. Así, ante las críticas del PP ha considerado que el partido "hubiera hecho lo mismo" si gobernara y que su posicionamiento sería "diametralmente distinto", ya que ha considerado que se muestra en contra de las medidas del Ejecutivo por "instrucciones" de la formación.

Sin embargo, la diputada 'popular' y secretaria autonómica del partido, María José Sáenz de Buruaga, ha lamentado que las restricciones actuales son más duras que las de hace un año a pesar de que el Gobierno califica la situación de "extraordinaria" y ha pedido de nuevo que se retire el 'semáforo Covid', que a su juicio "no tiene ni pies ni cabeza". Asimismo, ha opinado que lo que hace Revilla es "parapetarse detrás de los técnicos" y obedecer "ciegamente" las pautas del Gobierno de Pedro Sánchez a pesar de que "lesionan" los intereses de Cantabria.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2021 - 19:49 h

Descubre nuestras apps