Planas espera que Bruselas apruebe el Plan Estratégico de la PAC antes del inicio del verano

Cultivo de colza

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, prevé que la Comisión Europea apruebe de forma definitiva el Plan Estratégico nacional para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC), dotada con 47.724 millones hasta 2027, antes del inicio del verano.

La ayuda para el olivar tradicional va a beneficiar “extraordinariamente” a Castilla-La Mancha

La ayuda para el olivar tradicional va a beneficiar “extraordinariamente” a Castilla-La Mancha

“Estamos en este momento en la fase técnica de discusión con la Comisión Europea, se suceden las reuniones prácticamente todos los días de la semana y esperamos que antes del comienzo del verano de forma definitiva la Comisión proceda a la aprobación del plan”, ha afirmado Planas durante su intervención en la Comisión de Agricultura del Senado.

En paralelo, Planas ha afirmado que tiene la intención de llevar este mes de junio al Consejo de Ministros el proyecto de ley de aplicación de la PAC en España, que es necesario, en su opinión, para cubrir algunos aspectos relativos a la nueva arquitectura jurídica e institucional del plan.

Junto a ello, el ministro de Agricultura ha afirmado que también llevará al Consejo de Ministros hasta un total de 18 decretos desde ahora a final de año en relación con la gobernanza global y con las intervenciones sectoriales del conjunto de esta política.

En este sentido, según ha explicado, las comunidades autónomas tendrán que elaborar sus planes de actuación y normativa autonómica de cara a que las siembras que se puedan efectuar este otoño-invierno tengan ya una orientación en relación con los elementos de pago.

“La PAC un elemento fundamental de cara al futuro y concluiremos en tiempo y forma”, ha resaltado Planas, quien ha subrayado que la nueva PAC será “más redistributiva, más sostenible y más social”, porque apoya a la agricultura familiar y profesional, en la que los jóvenes y las mujeres contarán con “un apoyo especial y necesario” para asegurar el relevo generacional en el campo, gracias a la digitalización e innovación, que serán otros de los grandes ejes de esta política.

El ministro ha apuntado que la nueva PAC será más equitativa para apoyar “a la inmensa clase media de la agricultura española”, al tiempo que ha calificado de “gravísimo” un retraso en la aplicación de la misma.

España, a pesar de que el presupuesto comunitario bajó un 15% debido a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, sigue contando con la misma disposición de fondos que en el periodo de programación de la PAC 2014-2020.

Con un total de 47.724 millones de euros, que con la cofinanciación del Estado y de las comunidades autónomas rozará los 52.000 millones de euros, los agricultores y ganaderos tendrán, según ha explicado Planas, el presupuesto necesario para financiar las medidas que doten al sector de las herramientas precisas para afrontar los retos económicos, sociales y medioambientales de la próxima década, en consonancia con las nuevas demandas de los consumidores.

La suma de la financiación de la PAC, del Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA), los procedentes del Plan de Recuperación y del Perte, Planas ha destacado que el sector agroalimentario español contará con más de 55.000 millones de euros, lo que supone “la mayor inversión pública para apoyar a un sector clave, esencial y estratégico”.

Cadena Alimentaria

En otro momento de su intervención, el ministro ha asegurado que España cuenta con medidas y herramientas, además de la financiación necesaria, para afrontar con optimismo el futuro de un sector que ha salido reforzado de la crisis y que es clave para el abastecimiento y la seguridad alimentaria.

En esta línea, ha señalado que el Gobierno, atendiendo una de las demandas “históricas” de las organizaciones agrarias, modificó la ley de la cadena alimentaria “para evitar la destrucción de valor a lo largo de la cadena”.

Así, ha resaltado que la ley de la cadena alimentaria, que entró en vigor el pasado 16 de diciembre, es un elemento “absolutamente fundamental”, con efectiva aplicación, aunque ha reconocido que hay regiones que han mostrado más interés que otras.

“Es la transposición nacional más avanzada que se ha hecho en la Unión Europea y la próxima reforma de la Comisión Europea de la directiva europea se basará en elementos que España ha introducido en esta materia”, ha señalado Planas, quien, en otro momento de su intervención, ha indicado que también llevará al Consejo de Ministros en junio la ley sobre la lucha contra la pérdida y desperdicio alimentario en un contexto en el que entre un 25% y un 30% de los alimentos que se producen en el mundo no se consumen.

Guerra de Ucrania

Respecto a la preocupación derivada por la guerra de Ucrania y su impacto en el alza de precios del maíz y la soja, Planas ha resaltado que los riesgos han desparecido y que las compras efectuadas a Canadá, Estados Unidos y Brasil han permitido cubrir las necesidades de la industria de piensos.

Sobre la medida de posibilitar el uso de tierras de barbecho para cultivo para incrementar la producción de cereales y oleaginosas de forma temporal y compensar la pérdida de la que se importaba de Ucrania, Planas ha señalado que la previsión de su Ministerio es que hasta unas 600.000 hectáreas se puedan poner en producción.

En línea con las medidas del Gobierno para apoyar al sector, el ministro se ha referido también al plan nacional de respuesta para reducir el impacto de la guerra en el conjunto de la economía, provocado por el incremento de los precios de la energía y también de las materias primas, que afecta al sector agrícola y particularmente al ganadero, sobre todo el lácteo.

Con un volumen total de ayudas de 430 millones de euros, destacan los 169 millones de euros para los productores de leche o los 193,5 millones de euros para otros sectores agrarios afectados, así como los 68 millones de euros para el sector pesquero.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats