Los alcaldes de Toledo y Sevilla reclaman “consenso” para que los ayuntamientos “puedan usar sus ahorros” y un fondo de ayuda al transporte público

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en la capital castellanomanchega junto a sus homólogos de Sevilla y Granada

elDiarioclm.es


1

Los alcaldes de Toledo y Sevilla, Milagros Tolón y Juan Espadas respectivamente, han reclamado hoy “consenso” para que los ayuntamientos puedan usar sus fondos propios, remanentes o ahorros y que, según ha dicho Tolón, “los gobiernos del Partido Popular limitaron y vetaron en la anterior crisis económica”.

La también vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP, lo decía durante un acto en Toledo en el que ha firmado un protocolo de colaboración turística con sus homólogos en Sevilla y Granada en la capital castellanomanchega. Durante el acto de firma, Espadas ha puesto de manifiesto que es el momento “del sentido común y de la capacidad de negociación” y ha subrayado que “una vez más vemos dos formas de afrontar la crisis en este país, en la anterior el PP decidió restringir la autonomía local, legisló que los ayuntamientos no pudiéramos tener ningún tipo de margen para gestionar nuestros fondos aún siendo capaces de generar ahorros y contar con unas cuentas saneadas”.

Precisamente, ayer viernes la FEMP pospuso hasta la próxima semana su reunión para estudiar la propuesta del Gobierno sobre el uso del superávit de los ayuntamientos. Algo que permitiría inyectar unos 5.000 millones de euros en la economía. El objetivo es también seguir negociando con el Ministerio de Hacienda la utilización del superávit y los remanentes por parte de las entidades locales, tal y como adelantó esta semana elDiario.es.

Según el alcalde de Sevilla, “hoy más que nunca los ayuntamientos necesitamos que nuestros recursos repercutan en actividad económica y empleo para nuestros ciudadanos, tenemos que recuperar la capacidad financiera y la autonomía que el PP nos vetó”, a lo que Milagros Tolón ha añadido que desde la FEMP y, en concreto, su presidente, Abel Caballero, se está liderando una negociación histórica “sin precedentes” que permitirá a los ayuntamientos contar con sus remanentes siendo “un respiro muy importante que nos va a permitir hacer uso de nuestros recursos para invertir en nuestras ciudades, dinamizar la economía local y crear empleo, después de años de política austericida del PP”.

“El acuerdo que vamos a alcanzar en los próximos días supondrá que la Administración local, que también es Estado, al igual que las comunidades autónomas, cuente, por ejemplo, con una línea específica de ayuda al transporte público urbano, además de flexibilizar la situación de las haciendas locales”, ha comentado la alcaldesa de Toledo, quien ha recordado que los 8.131 ayuntamientos de España “somos la cara del Estado antes los ciudadanos, y por eso vamos a seguir trabajando hasta alcanzar el máximo consenso posible entre todos los grupos políticos de la FEMP y el Gobierno de España en materia económica y financiera”.

A estas declaraciones, el alcalde de Sevilla ha añadido que ha sido el Gobierno del presidente Pedro Sánchez el que ha permitido ya usar un 20 por ciento de fondos municipales para paliar los efectos socio-económicos de la COVID-19, y que hay sobre la mesa un acuerdo que como ha explicado “nos permitirá usar al menos el 50 por ciento de nuestro remanente para nuestros ciudadanos en este mandato” mediante una fórmula de transferencias voluntarias Estado-Ayuntamiento.

“No es el momento del color político”

“El acuerdo al que se debe llegar debe estar por encima de la demagogia, del color político y de la confrontación, no es el momento. Hay que cambiar la legislación, sí, debemos trabajar ya en una nueva ley de financiación local y volver a poner las cosas en su sitio, pero hasta entonces tenemos que apoyar y sumar voluntades para que el acuerdo con el Gobierno de España sea una realidad inminente”, ha indicado Jesús Espadas.

Por último, el responsable municipal sevillano ha reiterado que jamás antes un Gobierno central había hecho un planteamiento financiero como el actual, en el que se va a poder usar el remanente, se establece un plan de transferencias ordenado en el tiempo y, además, los ayuntamientos que no tienen ahorro podrán optar a un préstamo adicional para hacer frente a los gastos de la COVID-19, junto a un fondo para el transporte público urbano.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats