"Progreso" pero sin quitar "encinas u olivares": reacción del alcalde de Méntrida a las críticas vecinales a dos proyectos fotovoltaicos

Zona de olivar en la que se instalaría la planta solar fotovoltaica, en Méntrida (Toledo)

“Está claro que todos los municipios buscamos algún tipo de progreso y de ingresos, y más cuando se trata de un proyecto ecológico como pueden ser las plantas fotovoltaicas”. Alfonso Arriero, alcalde de Méntrida, considera beneficiosas, con “limitaciones” y “un equilibrio”, las intenciones de dos promotoras de establecer parques solares fotovoltaicos que aunque todavía no han comenzado la tramitación de los proyectos, sí se han puesto en contacto con vecinos de la localidad propietarios de terrenos en los que se instalarían.

Después de que varios vecinos mostraran a este medio su disconformidad con los proyectos que conocen, pues creen que serían “un ataque al medio ambiente y a la agricultura”, Arriero deja claro también que la puesta en marcha de estos proyectos no tendría que conllevar la destrucción de encinas u olivares, pues ve compatible la instalación de estos parques de energía solar con la conservación del ecosistema del municipio toledano.

En este sentido, precisa que, por la información de la que él dispone, la superficie que podrían ocupar los dos parques rondaría las 1.200 hectáreas -uno de 400 y otro de 800, aproximadamente- y no las más de 1.500 que calculan los vecinos con los que estuvieron en contacto con este medio, quienes afirmaban que para llevar a cabo estas instalaciones -promovidas por se arrancarían “olivos centenarios y viñedos”, algo que tendrá consecuencias “para la cooperativa local y también para la Denominación de Origen Méntrida” que comercializa vino.

Las plantas fotovoltaicas que quieren impulsar por Viridi Energías Renovables España S.L. y Solaria Energía afectarían también, según los vecinos -que prefieren mantener oculta su identidad-, al Polígono 24, una superficie por la que “sobrevuelan aves como el buitre negro -especie vulnerable- o el milano real -especie en peligro-“, siendo Méntrida una zona crítica para la recuperación que establece el Plan de Recuperación del Buitre Negro de Castilla-La Mancha.

Reunión con Desarrollo Sostenible

Precisamente, para poder contar con información acerca de este tipo de cuestiones de cara a la posible tramitación de los proyectos, el alcalde ha solicitado una reunión con la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible en Toledo. “Entiendo que el área de Medio Ambiente establecerá en qué zonas se pueden instalar” estos parques fotovoltaicos, subraya Arriero, que recuerda que Méntrida cuenta con un Plan de Ordenación Municipal (POM) de los años 80 que no cuenta con áreas protegidas.

La localidad cuenta con un monte de utilidad pública, la Dehesa Berciana, con una superficie de 1.600 hectáreas, que “no se toca para nada”, comenta también el alcalde, que afirma desconocer aún los detalles de estos proyectos. Así, no sabe si estos podrían servir para el autoconsumo de la propia localidad aunque sí afirma que “la mayoría de la energía que se generaría iría al centro de distribución instalado en Villaviciosa de Odón -un municipio de la Comunidad de Madrid-“.

Ingresos para el municipio y producción de energía renovable

Arriero señala que la superficie planteada para estos parques afecta a terrenos de particulares y no incluyen ninguna parcela municipal, por lo que señala que desde el Consistorio solo podrían intervenir en las alegaciones que puedan presentarse a los informes que elaboren desde la Junta para otorgar la evaluación de impacto ambiental que dé luz verde a los mismos. “Las dos empresas han presentado información y ellos están hablando con los propietarios para llegar a un contrato de alquiler o de compra, ahí el Ayuntamiento no puede intervenir”, dice.

El beneficio que supondría para Méntrida, apunta el alcalde, sería la generación de impuestos que redundarían en la mejora de los servicios públicos, así como los empleos que puedan crear con la construcción y puesta en marcha de los parques solares. Además, recuerda que la Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible instan a promover “energías alternativas” como la que generarían estas plantas. “Nosotros lo que queremos es un equilibrio”, asevera Arriero sobre este tipo de proyectos en auge para los que el Gobierno regional está agilizando su tramitación.

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2021 - 10:27 h

Descubre nuestras apps

stats