“En Castilla-La Mancha hay un 23% de temporalidad en el sector sanitario, pero llegaremos al 6%”

Dos sanitarios junto a un paciente ingresado en la UCI

“En la actualidad tenemos un 23% de temporalidad en el ámbito sanitario de Castilla-La Mancha”. El dato incluye al personal sanitario y también al de gestión y servicios y lo ofrece el director general de Recursos Humanos del Servicio de Salud regional (SESCAM), Íñigo Cortázar.

El plan del Gobierno para los sanitarios pondrá freno a la precariedad pero no solventa la falta de personal

El plan del Gobierno para los sanitarios pondrá freno a la precariedad pero no solventa la falta de personal

Distingue entre quienes ocupan una plaza vacante a la espera de ser cubierta por la Oferta Pública de Empleo (OPE), las personas que sustituyen a quienes están de baja y los eventuales que, desde este martes y tras la aprobación de un Real Decreto, pasarán a denominarse también interinos. “Esto últimos están por encima de plantilla y son contratados para situaciones especiales como la COVID o para cubrir las reducciones de jornada”.

El responsable de los Recursos Humanos del SESCAM se refiere al visto bueno, por parte del Consejo de Ministros, del Real Decreto-ley que cambia el estatuto marco del personal estatutario de los servicios de salud. “Se modifica el estatuto marco del personal sanitario pero ya estaba en vigor entre el resto del funcionariado: nadie puede estar más de tres años en esa situación”, recuerda Íñigo Cortázar. “Se traspone al ámbito sanitario lo acordado en 2021 porque el plazo terminaba el 8 de julio”.

El objetivo de la reforma legislativa es situar la tasa de temporalidad estructural por debajo del 8 por ciento en el conjunto de las administraciones públicas españolas, además de articular medidas eficaces para prevenir y sancionar el abuso y el fraude en la temporalidad a futuro y potenciar “la adopción de herramientas y una cultura de la planificación para una mejor gestión de los recursos humanos”.

Hoy en Castilla-La Mancha la temporalidad “es muy similar” entre las distintas profesiones que se enmarcan dentro de los servicios sanitarios de la región, según Cortázar. Entre el personal de Enfermería y Fisioterapia llega al 25% y entre los médicos es mayor, del 29%. Si hablamos de Atención Primaria, en Medicina Familiar la cifra es del 22% y en Pediatría del 18%. En otras categorías como Enfermería o personal de Administración, “los datos hospitalarios y de Primaria están mezclados y no dispongo de ellos”, explica.

“Para mí el porcentaje es demasiado alto”, confiesa Cortázar y añade que “vamos a llegar al 7%, casi el 6%, cuando terminemos con las distintas OPE que tenemos en marcha”.

Defiende que las oposiciones “han sido homogéneas” tanto antes de 2011 como tras el “parón” entre 2011 y 2015, la legislatura en la que gobernó Dolores de Cospedal. “Acabo de firmar la oferta de plazas para los que han aprobado las oposiciones de Urología y de Medicina Preventiva. La maquinaria está a toda marcha. A la vuelta del verano tenemos las de Enfermería”.

Responde a los sindicatos: “No es un problema de transparencia”

El responsable de Recursos Humanos del SESCAM sale también al paso de las declaraciones de aquellos sindicatos que dicen desconocer los datos reales de temporalidad. “Los han visto en la mesa de negociación. Lo que pasa es que hay mucha información: por categorías, por gerencias… Y las plantillas orgánicas están colgadas en la web. No es un problema de transparencia, pero claro si alguna central sindical quiere saber el dato a fecha de hoy… Esto es muy dinámico”.

Es más, añade que “la última OPE de estabilización ha recibido el apoyo de todos, salvo USICAM. Si estuviésemos ocultando datos no votarían a favor”.

¿Y la falta de personal?

Cortázar reconoce que en la región “es cierto que en algunas especialidades, en algunos ámbitos geográficos y en determinados momentos faltan profesionales. Estoy pensando en el verano. En Atención Primaria no encontramos médicos para sustituciones por vacaciones”.

El nuevo plan del Gobierno de España para frenar la temporalidad y la precariedad no solventa, sin embargo, la falta de profesionales. “Tenemos el mayor número de efectivos de la historia, tenemos más de 35.000 profesionales en el SESCAM. Gran parte está ya consolidado en la plantilla orgánica, son más de 26.500. Hicimos muchos contratos a pulmón, fuera de plantilla, durante la pandemia”, apunta el director de Recursos Humanos sanitarios.

El consejero de Sanidad Jesús Fernández decía el pasado mes de mayo que en Atención Primaria se cuenta hoy con 6.886 efectivos, un 22 por ciento más que en 2015, de los que 2.433 son médicos de familia. “El mayor número de facultativos de atención primaria de la historia del SESCAM”.

Pero sí. En Castilla-La Mancha se reconoce que no es suficiente. El panorama político-sanitario anda (de nuevo) revuelto. El presidente de Castilla-La Mancha ha pedido abordar la falta de personal sanitario en España en una Conferencia de Presidentes.  Euskadi y Galicia se han unido para instar a la ministra de Sanidad Carolina Darias a que tome medidas para revertir la falta de médicos en Atención Primaria. En Catalunya el reparto de plazas MIR (Médico Interno Residente) dejó 200 plazas sin cubrir en Medicina Familiar y Comunitaria, la que provee de facultativos a la Atención Primaria.

“Fabricar un profesional sanitario especialista cuesta diez años”

Íñigo Cortázar sostiene que “fabricar, entre comillas, un profesional sanitario especialista, ya sea de Medicina, Farmacia, Enfermería o Psicología, cuesta diez años. Han salido menos especialistas de lo que necesitábamos pero a partir de 2015 los hemos doblado. Estamos en 460, un 127% más de lo que teníamos”.

Ahora y a corto plazo, cree que “hay que planificar”. Jugará un papel importante el cambio de modelo sanitario que califica de “imperativo” porque dice que “no podemos estar siempre hablando de enfermos agudos porque el modelo gira hacia los crónicos o la Atención Primaria. Hay que potenciarla, también la Enfermería o las especialidades de gestión y servicios que hagan falta”. Y cita en particular a los celadores.

“¿Falta personal?”, se autopregunta en este punto de la conversación telefónica que mantenemos con él. “Es un slogan repetido absolutamente legítimo entre los representantes sindicales, pero con datos en la mano nunca ha habido tanto personal en el SESCAM”, apostilla, para reconocer que en lo que se refiere a la Atención Primaria se vive “una encrucijada”.

Dice que es “un momento muy complejo porque la COVID ha acentuado tendencias. La sociedad va cada vez más a Primaria y hay muchas agendas sobrecargadas, pero aquí ya no tenemos profesionales con más de 2.000 cartillas”. Entre 2022 y 2023 esperan que cada profesional no sobrepase las 1.800.

Hay que reforzar las asignaturas universitarias de Medicina Familiar y Comunitaria porque uno no se enamora de lo que no conoce

En cuestiones formativas, el Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por que las facultades del ámbito sanitario “refuercen” su oferta de asignaturas relacionadas con la Medicina Familiar y Comunitaria.

“Sus estudiantes además no conocen el medio rural” y recuerda que en la región acaba de ponerse en marcha un Erasmus Rural, en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en Medicina, Enfermería y Fisioterapia. “Para que los jóvenes puedan ir a consultorios locales. Hay que empezar por la base. Uno no se enamora de lo que no conoce”.

Pero matiza que “para nosotros el cuello de botella no está en las facultades sino en las plazas para la formación especializada que facilita el Ministerio. El flujo de entrada a las universidades de momento nos parece adecuado en la UCLM y en la Universidad de Alcalá”.

síguenos en Telegram

socios

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats