La portada de mañana
Acceder
Solo el 5% de contagiados en España tenía la pauta completa
Los últimos días de la nobleza de Franco
Opinión - Demoler la cruz, por Antonio Maestre

Ecologistas en Acción solicita declarar "inviables" los parques fotovoltaicos en el Valle de Alcudia

Placas fotovoltaicas

Ecologistas en Acción Valle de Alcudia y Ecologistas en Acción de Ciudad Real solicitan "la inviabilidad ambiental" para los proyectos fotovoltaicos del Valle de Alcudia. Lo hacen después de que el pasado 9 de julio presentasen alegaciones a los proyectos de centrales fotovoltaicas Elawan 1, Elawan 2, Braza Cordel, Braza Corona y el sistema de evacuación conjunto de líneas eléctricas hasta las subestaciones eléctricas en los términos municipales de Almodóvar del Campo y Brazatortas.

Forman parte de los 17 proyectos que iniciaron la tramitación el verano pasado y que, recuerdan, "la misma Junta de Comunidades recomendó cambiar de ubicación". De hecho, algunos ya lo han hecho, trasladando el proyecto hasta el valle del Ojailén pero otros se mantienen en la misma ubicación.

Las organizaciones ecologistas reclaman ahora y por idénticos motivos al Servicio de Medio Ambiente y a la Consejería de Desarrollo Sostenible que emitan una declaración de impacto ambiental negativa.

Y es que sostienen que estos proyectos impactarían en más de 2.500 hectáreas (sin contar tendidos eléctricos y zonas muertas entre ellos) en el centro del valle de Alcudia, en una zona limítrofe con del Parque Natural pero formando parte del ecosistema que se trata de proteger por diversas normativas europeas, españolas y autonómicas. Se trata, además, de una zona muy cercana a los límites de la Red Natura 2000 (LIC Sierra Morena y Ríos Quejigal, Valdeazogues y Alcudia) dentro de la zona de importancia para el buitre negro, águila imperial, cigüeña negra y lince ibérico y en una zona de dispersión para el águila perdicera.

También, alegan, está muy cerca del área crítica para la cigüeña negra, al norte y al sur, y constituye un corredor ecológico entre las poblaciones asentadas de lince ibérico de Sierra Morena. Es además una importante área de invernada y dormidero de grullas, aparte de muchas otras especies protegidas como la nutria, aves esteparias y otras rapaces. También explican que los majadales, pastizales creados por la acción del pastoreo de ovejas que cubren la mayor parte del suelo de esta zona, son hábitat de protección prioritaria por la directiva europea de hábitats.

"Los impactos sobre la fauna, los hábitats y las zonas protegidas, incluso de la conectividad y de la acumulación de todas las centrales han sido calificados muy a la baja, concluyendo que el impacto total es compatible, lo que a todas luces es incierto: este es uno de los principales lugares en la provincia que hay que conservar por sus valores, según la Ley".

Por eso creen ambas organizaciones que la elección de esta zona para implantar estas industrias "ha sido un error que comenzó cuando los alcaldes de estos municipios se empeñaron en que no formaran parte del Parque Natural y continuó cuando el Ministerio de Transición Ecológica dispuso una zonificación para energías renovables contemplando sólo como zonas excluidas a las áreas estrictamente protegidas, y ni siquiera esto, porque sigue permitiendo la instalación de fotovoltaicas dentro de la Red Natura 2000 con limitaciones".

Ecologistas en Acción centra sus alegaciones en la evaluación de alternativas, explicando que la mejor es la “alternativa cero”, es decir, la de no llevar a cabo el proyecto ya que consideran que estas centrales no son necesarias para el abastecimiento del país "dado el contexto actual de sobredimensionamiento del acceso a la red eléctrica respecto a las necesidades planificadas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030".

En su opinión, si se pusieran en marcha las directivas europeas de ahorro, eficiencia y producción energética a pequeña escala, "la mayoría de megacentrales de renovables no serían necesarias, creándose mucho más empleo local".

Los ecologistas anuncian que van a seguir denunciando que "la mayoría de proyectos se han fragmentado para eludir la evaluación del MITECO mediante la división en dos o tres plantas de menos de 50 MW, todas ellas contiguas en el espacio y en manos de las mismas empresas promotoras, con la permisividad del Ministerio y de la Junta de Comunidades".

Estas promotoras forman parte de multinacionales alemanas (Abo Wind) y japonesas (Orix, que ha comprado este año a Elawan) "con lo que sus inversores quedan muy lejos de lo que ocurra con el impacto ambiental de los negocios que les proporcionan beneficios, es una colonización energética en toda regla".

Para estas organizaciones, "una vez más comprobamos que el sol de España es a la vez nuestra bendición y nuestra perdición" porque, explican, "en las décadas de los 70 y los 80 nos vendimos al extranjero consintiendo el deterioro irremediable de nuestras costas y en la actualidad estamos convirtiendo la España interior en un océano de placas solares, sin ni siquiera respetar nuestros espacios naturales protegidos".

Finalmente se refieren a "la incorrección del estudio del paisaje y del medio socioeconómico, en el que no se han tenido en cuenta las afecciones a las actividades de ecoturismo fomentadas durante décadas con subvenciones al desarrollo sostenible y a la conservación de especies protegidas y del patrimonio, aportando datos de comarcas que tras varios proyectos de energías renovables continúan perdiendo población".

Creen que todas estas megacentrales "forman parte de un modelo que no contribuye al desarrollo rural y que contribuirá a la despoblación, y frente al que Ecologistas en Acción contraponemos el desarrollo de energías renovables de tipo distribuido, local y comunitario, utilizando edificios y zonas degradadas cercanas a los lugares de consumo para que el impacto ambiental sea claramente positivo".

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats