El sindicato de la Guardia Civil denuncia las "pésimas condiciones" de la escolta de Bono

Bono cree que el PSOE debe abstenerse "si es necesario" para evitar terceras elecciones y permitir a Rajoy gobernar

La Asociación Unificada de la Guardia Civil ha presentado una denuncia ante la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social las "nocivas consecuencias" de las condiciones en las que trabaja la escolta de la Guardia Civil del expresidente de la Junta de Comunidades, José Bono. El organismo denunciaba en junio las "pésimas" condiciones de trabajo de los agentes de la Guardia Civil que vigilan la vivienda de Bono.

El cuerpo señala que "cinco años después de dejar la política", Bono sigue gozando de escolta y protección de su vivienda particular a cargo de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado. "Es decir, a costa del bolsillo de todos los españoles y del detrimento de la seguridad pública", puntualizan. La AUGC señalaba que los agentes carecían de aire condicionado o frigorífico "donde, al menos, poder tener agua fresca". Señalan así que los trabajadores sufrían temperaturas de hasta 35 grados en la garita.

Debido a que la denuncia pública "no sirvió para nada", la AUGC presentó el pasado 13 de junio una queja ante los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de la Guardia Civil. El servicio reconoció, "tras tres mediciones de temperatura", que se ha comprobado que la misma ha llegado a superar los 27 grados, el máximo que permite la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. 

La AUGC ha sido muy crítica: "No llegamos a comprender cómo es posible que quién no ha tenido problemas para gastar millones de euros de los españoles en un aeropuerto sin aviones, y que quien dispone de protección pagada por todos los españoles, no esté dispuesto a gastar en cumplir la legalidad instalando un aparato de aire acondicionado".

Así, señalan que "si las cosas siguen por el mismo camino", los guardias habrán pasado un verano entero "prestando servicio en un auténtico horno". "Esperemos que no haya que lamentar ningún daño a la salud de los guardias civiles que deben realizar su trabajo soportando estas tremendas temperaturas". Además, han criticado que el Ministerio del Interior no haya ordenado la retirada del servicio "mientras no se cumpla la legalidad y se respete la salud de los trabajadores". 

En este sentido, han pedido al Ministerio que no esperen una resolución de la inspección de trabajo, para que inste a José Bono a cumplir la legalidad o retirar el servicio que se presta en su vivienda particular. De este modo, puntualizan que el aparato del aire acondicionado debe ser instalado por Bono, mientras que el servicio de escolta se presta y "no se puede suspender, dado que es impuesto desde la Secretaría de Estado".

Descubre nuestras apps

stats