Ola de solidaridad desde Tomelloso, una de las localidades más afectadas por la pandemia

Reparto de colchones en Tomelloso

Más de cien muertos han tenido que lamentar los vecinos de la localidad manchega de Tomelloso, según afirmó la alcaldesa Inmaculada Jiménez. En una comparecencia pública (pero virtual), la socialista lamentaba la "dureza" con la que había golpeado la pandemia la localidad y exigía que se difundiesen los datos también a nivel municipal. La situación tan crítica de una de las poblaciones con más habitantes de Castilla-La Mancha no ha frenado la solidaridad ni las iniciativas ciudadanas que han surgido con fuerza para echar una mano.

Javier Perales es uno de los fundadores de 'Tomelloso Ayuda' una plataforma que reúne a decenas de voluntarios que de forma completamente altruista se han unido para ayudar a sus vecinos. Perales está confinado en Madrid, pero es originario de la localidad manchega y al tener formación en marketing montó una herramienta que sirviese como un punto de unión para toda la gente que se puso a trabajar como voluntarios durante la pandemia. Comenzaron con cinco repartidores y cinco profesores, hace un par de semanas y ahora ya superan el medio centenar de voluntarios.

No sólo se puede contar con el apoyo de repartidores o profesores, sino que también hay médicos, enfermeras, psicólogos o, incluso, cocineros que ayudan a inspirar a los vecinos de la localidad a que cocinen con "lo que tengan en la despensa". También hay entrenadores, para mantenerse en forma, o incluos visitas virtuales a museos u otras ciudades. "Cada vez vamos metiendo más servicios para ayudar a Tomelloso", explica Perales.

Desde 'Tomelloso ayuda' han iniciado igualmente una campaña de recogida de agua y zumos para el hospital con un objetivo de 10.000 botellas y que lograron doblar en tres días hasta las 22.000. Con este antecedente, quieren iniciar igualmente una campaña de recogida de alimentos para residencias y distribuir las donaciones que ya han recibido a través de Bizum en el número de 629 110 984. La iniciativa es completamente ciudadana, aunque han estado en contacto con el Ayuntamiento.

Carlos López fue uno de los pioneros en poner en marcha iniciativas solidarias en la localidad. Con sólo 19 años, el joven creó una red de solidaridad entre sus amistades para ayudar a quienes no podían salir de casa a hacer la compra o para ir a la farmacia. 'Guante con guante' se denominó la iniciativa que contó entre sus impulsoras a jóvenes como Ana Sesnero, estudiante de tercer año de Educación Social, que decidió aplicar los conocimientos de su carrera en unas prácticas que sin duda no podían ser más reales. "He volcado lo aprendido en mi carrera en la creación de este proyecto y me ha venido muy bien", recalcaba Sesnero.

Mascarillas, escafandras, y batas

Nazareth Rodrigo, concejala de Cultura y Educación de la localidad, asegura que Tomelloso se está "volcando" ante la situación. "Todo el tejido social y empresarial, todos, los jóvenes y algunos también en coordinación con el Ayuntamiento", pero siempre con activa participación ciudadana. Es el caso de uno de los primeros proyectos que nace, el de las mascarillas solidarias, que ahora ha pasado a ser de mascarillas, escafandras, gorros y batas solidarios. "Las necesidades hacen que los proyectos vayan cambiando, en función de la demanda del hospital u otros servicios sanitarios o, incluso, particulares".

En este proyecto en particular hay unas 80 personas colaborando, pero que van haciendo turnos para no estar "veinte días seguidos cosiendo". Los interesados pueden seguir apuntándose al cuadrante que existe para ser parte de este tejido solidario. Junto a quienes cosen, hay también clínicas que se han ofrecido para estirilizar el material, empresas que han complementado el tejido recibido por el hospital o una lavandería para limpiarlas.

"Todo de manera completamente desinteresada y solidaria, que es lo más bonito del proyecto". La edil afirma que se valora de manera "extraordinaria" la respuesta ciudadana a los llamamientos de ayuda, y recalca que lo que se hace, se hace siguiendo estrictamente las instrucciones de centros como el hospital. "No hacemos nada sin su supervisión", afirma. "Es súper emocionante ver como la gente no solo colabora sino que pide seguir haciéndolo, el boca a boca ha sido una herramienta fundamental, porque la gente sabe que ayudamos", concluye.

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2020 - 12:36 h

Descubre nuestras apps

stats