“Otoño caliente” de movilizaciones en el sector sociosanitario privado de atención a la Dependencia para exigir un convenio digno

Rueda de prensa de CCOO-CLM

El sindicato CCOO prepara un “otoño caliente” en las residencias privadas de personas mayores y en los servicios sociosanitarios de atención a la dependencia gestionados por empresas privadas, reguladas por el convenio estatal del sector, caducado hace tres años y que las patronales “se niegan a renegociar”.

Según explica, las tablas salariales llevan “prácticamente congeladas” desde hace diez años. La mayoría de las personas que trabajan en el sector, que son sobre todo mujeres con la categoría profesional de gerocultoras, no ganan ni mil euros brutos al mes. Una enfermera, 1.347. Un médico, 1.539. Otros colectivos profesionales ni siquiera llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) actual. “ Y las condiciones laborales, ya de por sí penosas y agravadas por la pandemia, son “más que mejorables”, agrega.

“Creemos que ha llegado el momento de dar un golpe en la mesa. En Castilla-La Mancha tenemos 15.000 profesionales, la mayoría mujeres, que ya están hartos, ya están hartas, y la paciencia se les agota esperando la mejora de sus condiciones de trabajo. Todos los días, en todas las provincias, nos llegan trabajadoras con problemas y conflictos que no se solucionan. No basta con reconocimientos y palmaditas en la espalda. Pensábamos que no íbamos a tener que llegar a esto, siempre apostamos por el diálogo y la negociación, pero ante la actitud irresponsable de las patronales, nos vemos abocados a la movilización”, ha anunciado la secretaria regional de CCOO-Sanidad y Sectores Sociosanitarios, Chelo Cuadra, a la responsable de Toledo, Toñi Márquez.

El sindicato ha diseñado a nivel estatal una hoja de ruta que irá desarrollando en este último trimestre del año y en la que usará "todos los medios a nuestro alcance" para conseguir el objetivo inmediato de "volvernos a sentar a negociar y por supuesto de culminar con la firma del convenio colectivo. Un convenio colectivo digno para un sector esencial”. En Castilla-La Mancha, el convenio estatal de la Dependencia afecta a unas 15.000 personas, mayoritariamente mujeres, que trabajan en las aproximadamente 300 residencias y centros de mayores de gestión privada, así como en el servicio de Teleasistencia.

Llamamiento a las trabajadoras

Cuadra ha hecho un llamamiento a las trabajadoras para que se sumen a las movilizaciones que se convocarán en los centros de trabajo de las cinco provincias castellanomanchegas. De momento, sin descartarlo por completo, el sindicato excluye la convocatoria de huelgas: “Primero, porque con los salarios que cobran en el sector, sería irresponsable por nuestra parte. Pero, sobre todo, porque la repercusión sería nula: con las ratios actuales los servicios mínimos que impondría la Administración serían los mismos que tienen cada día".

El objetivo de las movilizaciones es “poner en evidencia el conflicto” y “trasladar presión a las empresas y patronales de la región para que, a su vez, se la trasladen a sus representantes estatales". "Las patronales de nuestra comunidad autónoma tienen la misma responsabilidad que las patronales estatales en que el convenio no se renueve. Por ello hacemos un llamamiento para que desde nuestra región los empresarios del sector se impliquen y presionen para retomar de nuevo las negociaciones".

Por ello, la secretaria regional de CCOO-FSP ha indicado que la campaña de movilizaciones comenzará en la región “con una primera concentración de delegadas/os a la puerta de la sede de la Consejería de Bienestar Social en Toledo el día 28 de septiembre, como medida de presión para reclamar mejoras sustanciales en la financiación, en las ratios y en el borrador de requisitos mínimos que presentó la Junta el pasado mes de junio y al que CCOO ya presentó alegaciones.”

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats