Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Pedro Sánchez y Page sellan la paz (por ahora) con un baño de multitudes y un reparto de vítores en la Mancha

De izquierda a derecha: Isabel Rodríguez, Pedro Sánchez y Emiliano García-Page

Alicia Avilés Pozo

Puertollano (Ciudad Real) —

1

Desde que Pedro Sánchez fue elegido secretario general del PSOE después de que Emiliano García-Page, desde el bando ‘susanista’, intentara su derrocamiento, la tensión entre ambos ha sido más que evidente y en ocasiones manifiestamente abierta. El presidente de Castilla-La Mancha es, junto al aragonés Pedro Lambán, el 'barón' socialista más crítico con las medidas del Gobierno central, y con más ahínco durante la presente legislatura por su pacto de coalición con Podemos. Sánchez no suele responder ni valorar estos ‘dardos’ pero tampoco los ignora y en alguna ocasión los ha enmarcado en la “crítica constructiva” y ha recordado a Page que él también gobernó con la formación morada.

A García-Page incluso le resultaba indiferente que el presidente del Gobierno acudiera a la campaña electoral del 28M con la que quiere revalidar su mayoría absoluta en Castilla-La Mancha. Si venía, bien, y si no, también. Hace poco mencionó que su relación con él era “a distancia, ninguna”. La última vez que habían coincidido fue hace casi dos meses en Albacete. 

Pero la oportunidad de enterrar el hacha se ha presentado para ambos en el corazón industrial de la Mancha. Puertollano, en la provincia de Ciudad Real, ha sido el escenario en el que ambos han escenificado de nuevo (no es la primera vez que lo hacen) un acto político con el mensaje ‘aquí no ha pasado nada’ y sin menciones a sus rencillas.

Se da la circunstancia de que es originaria de esta ciudad, y fue su alcaldesa, Isabel Rodríguez, la actual portavoz de Moncloa y ministra de Política Territorial, declarada ‘sanchista’ pero también muy apoyada y elogiada por el ala del socialismo de Page. Ha estado presente en el acto electoral simbolizando esa unión entre dos corrientes del partido que quedaron marcadas por el cisma socialista de 2016.

Entre autovías y multitudes

Mientras la comitiva de vehículos que acompañan a Pedro Sánchez adelantaba en la autovía, llegando a Puertollano, al autobús electoral que traslada a los periodistas y al equipo de comunicación de García-Page, el Recinto Ferial La Central de Puertollano comenzaba a llenarse de gente. Tanto, que se ha completado el aforo y han tenido que montarse pantallas en el exterior.

Más de un millar de personas de público dentro, entre los que ambos se han dado un baño de multitudes en su 'paseíllo' hasta el escenario, y otro más de medio millar fuera que han vitoreado por igual a ambos durante sus alocuciones: A Page como “presidente, presidente” y a Sánchez como “Pedro, Pedro”.

El primero en intervenir ha sido García-Page, que no ha hecho referencia a su tensa relación el presidente del Gobierno. Ha destacado que la elección de Puertollano para este mitin tiene como objetivo seguir relanzando su relevancia industrial. “Hemos querido que sepas de primera mano -le ha dicho a Sánchez- que Puertollano es una ciudad con raíces, identidad y autoestima, que no olvida que todo lo que tenemos ha sido consecuencia del esfuerzo de nuestros abuelos y nuestros padres y que se refleja en su industria”.   

Poco después, al pedir una botella de agua para seguir con su alocución, se ha dirigido al presidente del Gobierno para decirle: “Ya sabes que aquí en Castilla-La Mancha siempre reclamamos agua, Pedro, pero a cambio damos vino y lo que haya que dar”, ha avisado, seguido de las risas de Sánchez.

El candidato a la reelección en Castilla-La Mancha ha querido reseñar que trabaja siempre “buscando puntos de consenso”. “En estos ocho años la gente ha respirado el ambiente contrario que con Cospedal. Si la gente no apuesta por la estabilidad puede haber una sorpresa, una aventura, y mucha gente pensando en la que se le viene encima”. Y delante de Pedro Sánchez también ha dejado claro que aunque toda trayectoria política la ha llevado a cabo bajo las siglas del PSOE, ahí también aprendió que “lo primero es la gente y no voy a admitir lecciones de nadie sobre lo que significa tener principios o ser de un partido”.

Tras bromear con el hecho de que haya venido con su hermano gemelo Javier (“como Pedro es tan alto, he tenido que venir con otro”), también ha aprovechado para insistir en uno de sus argumentos más repetidos: “Conmigo no hay trampa ni cartón, yo siempre pondré los intereses de Castilla-La Mancha por encima de mi partido y los de todos los partidos juntos. Se trata de tener autonomía. No es que pida más que el resto, sino que no admitiré menos que el resto. Todo lo que es bueno para Castilla-La Mancha, es bueno para España”.

“Ejerzo la libertad de conciencia para decir que me verán siempre en una lucha contra todo tipo de privilegios, y cuando algunos como los independentistas busquen arrimar el ascua a su sardina, yo siempre levantaré la mano. Y en cuanto a esos que alguna vez han utilizado una pistola, más motivo todavía: yo con los asesinos de ETA ni a la vuelta de la esquina”, ha concluido, una frase muy aplaudida en el público.

Desde la caravana electoral del PP que hoy ha pasado por Talavera de la Reina, el candidato a la Junta Paco Núñez tachaba las palabras de Page de “cinismo” y le pedía forzar una votación en el Congreso para que sus diputados 'rompan' los pactos de Sánchez con Bildu: “Si no, su palabra, una vez más, no valdrá nada”.

Repaso de inversiones y anuncio cultural

Pero Sánchez no se ha referido a esta cuestión. Ha dedicado la mayor parte de su intervención a repasar las inversiones de su Gobierno en diferentes aspectos sociales y ha anunciado una nueva iniciativa para que todas las personas mayores de 65 años vayan al cine los martes por dos euros. Precisamente, también ha recordado que fue en Castilla-La Mancha, en Guadalajara, donde se vacunó contra la COVID la primera persona en España. Así, se ha referido a esta comunidad autónoma como “la tierra de la vanguardia del proceso de vacunación” y ha elogiado el desarrollo de la ciencia y la sanidad.  

Su acercamiento a Page se ha dejado sentir también en la visita anterior al mitin que ambos han realizado a la familia Ortega de Puertollano, que regentan los multicines de esta ciudad y que les han comentado la mala época que atravesaron durante la pandemia. De ahí la importancia de su “recuperación y fomento”.

Tras referirse también a la emergencia climática como “el mayor desafío global”, ha apelado a la voluntad política y a la necesidad de recursos económicos para hacerle frente. Con todo ello, junto al resto de políticas socioeconómicas que ha repasado, ha avanzado que “podremos seguir cambiando para bien Puertollano, Castilla-La Mancha y España”. De hecho, ha remarcado que el Gobierno central ha puesto a Puertollano “en el mapa” en cuanto a su apuesta por las renovables, el hidrógeno verde y el acero verde.

“Si pudimos superar la pandemia y los efectos de la guerra, con todos estos avances sociales, imaginad lo que vamos a ser capaces de hacer con todo el viento a favor. A mí no me cabe ninguna duda, Emiliano, de que la gente cuando vota defiende lo que piensa y va a votar al PSOE”, ha concluido entre numerosos aplausos y con un argumento que en ocasiones también ha utilizado García-Page durante la precampaña.

Este reencuentro entre Pedro Sánchez y Emiliano García-Page no ha pasado desapercibido para el PP. Su candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha ironizado sobre este mitin después de que no se encontraran la última vez que Sánchez visitó la región el pasado 21 de abril en Toledo. “El presidente del Gobierno ha venido en numerosas ocasiones a Castilla-La Mancha y hoy parece que va a coincidir con el candidato del Partido Socialista”, ha comentado.

De cualquier forma, con más o con menos desacuerdos, la ‘foto’ ha obtenido sus resultados y de momento, las aguas entre ambos quedan tranquilas, sin previsión de que el presidente del Gobierno regrese a Castilla-La Mancha durante el resto de la campaña electoral.

síguenos en Telegram

Etiquetas
stats