La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

Ciudadanos cede en Burgos y el alcalde socialista logra que no le suban el sueldo tras mes y medio sin cobrar nada

Daniel de la Rosa (PSOE) y Vicente Marañón (Ciudadanos)

El alcalde de Burgos Daniel de la Rosa (PSOE) cobrará su sueldo después de llevar prácticamente mes y medio en el cargo trabajando gratis. PP, Ciudadanos y Vox han estado bloqueando desde su toma de posesión el pasado 15 de junio, la aprobación de las retribuciones de la nueva corporación municipal, porque el alcalde se negaba a subirse el sueldo. El bloque de la derecha consideraba que la corporación en su conjunto debía cobrar más dinero, una decisión que afectaba a de la Rosa y que él se negaba a aceptar.

A la tercera va la vencida. Después de rechazar en los dos últimos plenos una subida de los sueldos que solo beneficiase a los concejales liberados y no al alcalde, finalmente el portavoz de Ciudadanos en Burgos, Vicente Marañón, ha cedido a las presiones y acepta que el alcalde Daniel de la Rosa renuncie a la subida de su salario. Así se decidió este jueves en la Comisión que dictamina el pleno, una decisión que ha sido rechazada por PP, Vox y Podemos y así se votará en el pleno de este viernes.

Marañón, como el resto del bloque de la derecha, estaba a favor de una subida generalizada de las retribuciones de los concejales liberados solo si el alcalde también se beneficiaba de ella. "No querían quedar mal de cara a la opinión pública y por eso exigían que yo también me subiese el sueldo", asevera de la Rosa a eldiario.es.

"Creo que el sueldo actual de 72.735 euros anuales es suficiente para el cargo de alcalde", explica el socialista. Después de que la oposición bloqueara en el pleno hasta en dos ocasiones las nuevas retribuciones (el PSOE gobierna en minoría y el bloque de la derecha suma), de la Rosa aceptó una subida que tomara como punto de partida los salarios de la Diputación de Burgos para contentar así al resto de grupos municipales.

Esta equiparación suponía que el alcalde iba a cobrar prácticamente lo mismo que el presidente de la Diputación provincial, es decir, unos 84.000 euros brutos. "A mí me parecía una barbaridad, pero para llegar a un consenso acepté. Aunque avisé al resto de grupos de que iba a renunciar a la subida por escrito". El sueldo sobre el papel sería uno, pero de la Rosa se lo bajaría automáticamente.

Pero esta decisión no gustó ni a PP ni a Ciudadanos ni a Vox, que seguían manteniendo su voto en contra. El regidor socialista considera que ha sido Ciudadanos y particularmente su líder, Vicente Marañón, que estos días ha visto como dimitía parte de la dirección local de Burgos, el principal escollo para salir de la situación de bloqueo.

"He sido muy generoso", dice el alcalde. De acuerdo con la propuesta de igualar los sueldos con los de la Diputación, Marañón era uno de los grandes beneficiados y pasaba de cobrar 40.000 a 43.000 euros, a lo que había que añadir otras subidas salariales aparejadas al trasponer la escala salarial de la Diputación al Ayuntamiento.

El portavoz de Ciudadanos "exigió", según el alcalde, la vicepresidencia de una comisión para poder equipararse el sueldo al de las vicepresidencias de las comisiones de la Diputación, con lo que iba a percibir un total de 55.000 euros brutos. "Aun con esa generosidad. Ciudadanos rechazó la propuesta porque aparecía expresamente mi renuncia a la subida de sueldo", sentencia el alcalde.

Ahora, el partido naranja en Burgos ha dado un giro total a su posición y ha votado este jueves con los socialistas las nuevas retribuciones y que de la Rosa mantenga su salario actual. Marañon no ha querido hacer declaraciones sobre los motivos de este cambio de última hora.

Etiquetas
Publicado el
25 de julio de 2019 - 18:40 h

Descubre nuestras apps

stats