Catalunya prepara a 500 enfermeras para vacunar a medio millón de personas el primer trimestre de 2021

Ciudadanos del barrio del Besós de Barcelona, guardan cola frente a uno de los dispositivos instalados en este barrio durante el cribado voluntario. EFE/ Quique Garcia/Archivo

Unas 500 enfermeras serán las encargadas de empezar a vacunar a la población contra el coronavirus en Catalunya. A la vista de que las primeras dosis de Pfizer llegarán a España a principios de enero, la Generalitat ha explicado este lunes algunos de los detalles de su estrategia de vacunación, que aseguran que va en la línea de lo que establecen tanto el gobierno español como los organismos internacionales. 

Catalunya permitirá el lunes la apertura de centros comerciales y relaja el confinamiento perimetral de fin de semana

Catalunya permite la apertura de centros comerciales y relaja el confinamiento perimetral de fin de semana

El Departamento de Salud ha explicado que formarán un total de 25 grupos de veinte enfermeras cada uno –con un total de 500 profesionales movilizadas– para hacer llegar la vacuna a todo el territorio a partir de enero. La campaña empezará con los usuarios y profesionales de las residencias de ancianos, a los que acudirán estos dispositivos. “Es la luz al final del túnel”, ha proclamado la consellera del ramo, Alba Vergés.

En rueda de prensa junto a la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas, y a los responsables de Interior, Vergés ha asegurado que su intención es vacunar durante el primer trimestre a 500.000 personas. Se empezará por las residencias y la campaña continuará con el personal sanitario y otros colectivos de riesgo, aunque no han detallado exactamente cuál será el orden y calendario. 

Las enfermeras, que deberán someterse a un proceso de formación sobre el manejo y administración de la vacuna, saldrán de los centros de atención primaria y los hospitales. Salud ha hecho en paralelo un llamamiento a los colegios de enfermería para reclutarlas. Si no se presentan voluntarias esas 500, se adjudicarán desde la Administración. “Podríamos asignar, por ejemplo, una enfermera de cada CAP”, ha detallado Cabezas.

A pocos días de la Navidad, la epidemia sigue en una situación delicada en Catalunya. Con el inicio de la desescalada se detectó un repunte en la velocidad de los contagios que parecía estabilizado, pero que este lunes ha vuelto a subir. También se han registrado 77 ingresados más en los hospitales y un crecimiento del índice de rebrote. En este sentido, Vergés ha pedido explícitamente a la población que evite celebrar reuniones y comidas de empresa antes de Navidad.

Este lunes han entrado en vigor las nuevas medidas de la desescalada. Pese a que Catalunya sigue en fase 1 por los malos datos epidemiológicos, la Generalitat decidió flexibilizar algunas restricciones. Las más destacadas son la apertura de los centros comerciales –con un aforo máximo del 30%–, el aumento de la capacidad máxima de los cines, teatros y salas de conciertos –hasta 1.000 asistentes– y la ampliación del confinamiento perimetral de fin de semana para que sea comarcal. 

Tests masivos en la escuela a la vuelta de Navidad

En paralelo, la Generalitat está ultimando estos días una estrategia para hacer tests masivos de detección del coronavirus en los centros educativos a la vuelta de las vacaciones de Navidad. Lo ha avanzado el conseller de Educación, Josep Bargalló, en una entrevista en TV3. “Llevamos tiempo analizando cómo hacerlo bien”, ha expresado. 

Aunque ha dado pocos detalles, Bargalló ha asegurado que su intención es hacer pruebas “masivas” al profesorado y a los demás profesionales del sector educativo. Asimismo, ha defendido que sean las escuelas e institutos uno de los puntos prioritarios para estos cribados, dado que, según su opinión, son centros que representan a la comunidad. “La mejor forma de saber cómo está un territorio es saber cómo están sus escuelas”, ha abundado el conseller. Preguntado por ella horas después, la consellera Vergés ha descartado dar más detalles y ha asegurado que no quiere “especular” antes de que esté cerrado el plan. 

También ha explicado Bargalló que el profesorado será uno de los sectores esenciales a quienes se priorizará para la campaña de vacunación. Justo por detrás de los trabajadores sanitarios y de residencias. 

El conseller ha defendido una vez más que los centros educativos han sido espacios “seguros” frente a la COVID-19 durante el primer trimestre y que el cierre total de las escuelas nunca ha llegado a estar sobre la mesa. También ha informado que el absentismo ha crecido este curso del 2% de media al 2,4%.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 10:11 h

Descubre nuestras apps

stats