eldiario.es

9

CATALUNYA

"La privatización de la sanidad se ha convertido en un debate ideológico y es lo que no debería ser"

"Nosotros, como economistas de la salud, decimos que la privatización debería analizarse con datos sobre la mesa", asegura la presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) Beatriz González

Aunque reconoce que en España ha habido una mejora del sistema de información sanitaria reivindica que "hay algo de falta de transparencia en determinados indicadores que deberían conocerse"

Sobre el real decreto 16/2012: "No se ha publicado cuál ha sido el impacto en términos de financiación y de uso a raíz del aumento del copago" 

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria SANDRA LÁZARO

Beatriz González López-Valcárcel es catedrática de Métodos Cuantitativos en Economía y Gestión de la Universidad de Las Palmas de GC y desde septiembre es presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), donde hasta ahora ocupaba el cargo de vicepresidenta. Su trabajo para los próximos dos años se centrará en la divulgación del conocimiento científico y en la defensa de la salud pública. Hablamos con ella del informe SESPAS 2014 'Crisis económica y salud'.

En el último informe de SESPAS, comentáis que en España las políticas de austeridad de los últimos años han tenido y tendrán unos efectos en la salud, a corto plazo y a largo plazo.

Sí, sobretodo en grupos vulnerables. Por ejemplo el desempleo es un problema de salud y aunque la crisis económica esté remontando, sin embargo el desempleo estructural tan alto y de larga duración va a seguir haciendo efecto porque sigue siendo un problema. Aunque el PIB esté creciendo tenemos tasas altísimas de desempleo.

El empleo sería solo uno de los determinantes de la salud. 

La salud viene condicionada por una serie de determinantes y muchos son determinantes no sanitarios, son determinantes sociales, como el entorno en el que vives, el barrio, la familia, etc. Y en este sentido hay tres determinantes: la educación, la renta y la ocupación. Lo que hemos visto de forma recurrente es que aparece un gradiente social muy importante en la salud. Es decir, las personas con mayor nivel educativo tienen mayor salud que las que tienen una educación primaria y las personas de renta alta tienen mejor salud que las de renta baja. Entonces, este gradiente social en algunos aspectos ha empeorado con la crisis. Y sobre todo la crisis ha hecho que el nivel de desigualdad en el país haya aumentado muchísimo, y eso es una secuela a largo plazo de la que no nos vamos a librar fácilmente. Si tú miras en 2008, cuando estaba empezando la crisis, el nivel de desigualdad en ingresos (que mide el Índice de Gini) hemos empeorado muchísimo, en cinco puntos, que es una burrada. España está el cuarto o quinto en desigualdad de los países desarrollados.

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria SANDRA LÁZARO

En el informe SESPAS, en uno de los capítulos se proponía un sistema de indicadores para monitorizar la crisis. ¿Hay una falta de datos intencionada por parte de la administración?

En España ha habido una mejora grande del sistema de información sanitaria sin duda pero hay algo de falta de transparencia en determinados indicadores que deberían conocerse. Por ejemplo, no se ha publicado cuál ha sido el impacto en términos de financiación y de uso a raíz del aumento del copago [farmacéutico] del real decreto 16/2012. Hombre, del 2012 a ahora ha habido tiempo...y nosotros estudiamos los datos que hay por activa y por pasiva pero el gobierno no ha publicado el dato de cuánto pagaba antes el usuario y cuánto paga ahora, y no me cabe duda que no es por azar.

Tampoco ha habido una evaluación clara de cuánto se ha ahorrado con ‘la exclusión sanitaria’ del mismo real decreto.

En el Programa de Estabilidad del Reino de España, que es el compromiso del país con el déficit público y la deuda pública, puedes ir viendo la evolución de los planes de futuro y de cómo evalúan en términos económicos los ahorros para la sanidad, y sí que dan cifras por ejemplo de cuánto se ha ahorrado en medicamentos, pero no se dice que sea por el copago, se mezcla todo. En la evaluación en términos económicos de la atención a inmigrantes el truco está que en ese gran saco de inmigración hay una mezcla de europeos ricos que vienen aquí de vacaciones y utilizan el sistema sin tener residencia en España, e inmigrantes pobres sin papeles. En ese batiburrillo sí que da una cifra de ahorro, que ahora no recuerdo con exactitud. 

[Según el Programa de Estabilidad del Reino de España 2015-2018 "el ahorro estimado entre el 1 de julio de 2012 y 31 de diciembre de 2014, por la puesta en marcha de las diversas medidas de eficiencia incluidas en la reforma sanitaria y demás medidas de política farmacéutica y sanitaria alcanza los 6.929,8 millones de euros"]

Se ha criticado mucho el real decreto 16/2012. En parte porque se considera también que el no acceso de los inmigrantes en situación más vulnerable a la sanidad supone un peligro para la salud pública.

Ha salido un estudio muy reciente de Alemania donde se constata que al cambiar el derecho a la atención sanitaria a inmigrantes a peor, es decir, eliminarles derechos, el gasto sanitario fue mayor a la larga. Y fue así porque si no utilizas unos servicios que necesitas ahora, empeoras, y vas a tener que utilizar otros servicios más caros en un tiempo.Y luego está el fenómeno del contagio. Por ejemplo, en España la mitad de los casos incidentes de VIH son casos de inmigrantes no españoles, claro si tienes esta población sin asistencia contagiando a diestro y siniestro...al final lo acabamos pagando en términos de salud y de gasto sanitario también, pero claro todo esto no está medido, tienes razón.

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria

Beatriz González López-Valcarcel, Presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria SANDRA LÁZARO

Otro capítulo habla del 'efecto secundario' de la crisis: la privatización de la gestión sanitaria. En él se dice que cuando empieza la crisis de repente empezamos a cuestionar las bondades del sistema público hasta entonces tan bien valorado.

Sí, eso es terrible, menos mal que se ha dado marcha atrás, por lo menos con la de Madrid. Es un tema complejo y muy ideologizado, es decir hay personas situadas en un fundamentalismo propúblico que por ejemplo dicen -.y es un poco una caricatura - que el pinche último de cocina de un hospital debe ser funcionario. Hombre, esto desde los años ochenta está superado, está claro que un hospital debe externalizar servicios no esenciales, no clínicos, como seguridad o limpieza por un tema de eficiencia de gestión, a nadie se le ocurre tener el pinche funcionario. Entre este extremo y el que defiende el negocio privado, que es un negocio lucrativo, y entonces lo defiende con argumentos falaces, ocurre que la privatización se ha convertido en una especie de debate ideológico y es lo que no debería ser en ningún caso.

¿Y qué debería ser entonces?

Nosotros, como economistas de la salud, decimos que la privatización debería analizarse con datos sobre la mesa. Lo primero es que haya transparencia para poder saber cómo son las distintas formas de gestión indirecta de la sanidad, es decir, de dejar la gestión de determinados servicios en manos privadas, obviamente no es lo mismo una empresa privada que otra. Estados Unidos, que es un país super liberal tiene una estructura de hospitales que son privados (de fundaciones) pero no benéficos. En España, exceptuando Catalunya que es otra historia, la forma más prevalente son hospitales privados lucrativos, es decir la finalidad es maximizar el beneficio. Hombre, no es lo mismo San Juan de Dios que la S.A. de la esquina. Estamos en una especie de melé de debate ideologizado que no avanza porque no se desbroza la verdad de la mentira y hay mucha mentira.

Dame un ejemplo.

Por ejemplo, los argumentos de los que intentan generalizar el modelo Muface a toda la población. Los funcionarios del Estado, los jueces y los militares tienen derecho a elegir aseguradora financiados con fondos públicos, y estas aseguradoras cobran un per cápita de los funcionarios cubiertos que es bastante más bajo que el gasto per cápita que corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), o sea a la atención sanitaria dentro de la red pública. Y utilizan este argumento para decir que es más barato el cubrir a la población con una red privada de seguros, porque por ejemplo una persona en vez de costarte 1.500 euros te cuesta 1.000. Esto es totalmente falaz, sin embargo, porque hay una selección por riesgo claramente. Si un funcionario está sano y puede elegir una aseguradora pues elige una privada pero si le detectan un cáncer desde ese momento se pasa al INSS. O sea, que el sistema público se queda con los riesgos mayores y los pacientes más caros y el otro se queda con los sanos no puedes comparar.

¿Cómo se ve el modelo mixto catalán?

Catalunya es una referencia en el resto del país y también fuera, es una experiencia positiva. Sobre el modelo, la red de utilización pública tiene una mayoría de proveedores que no son lucrativos. Lo que sí se comentó fue la propuesta de atender pacientes privados en centros públicos.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha