La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

Empresarios, políticos y altos cargos de Convergència: quién es quién en la trama del 3%

Artur Mas y Germà Gordó, en una imagen de archivo de un congreso del PDeCAT

Como la energía, la corrupción de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) no se destruyó tras el caso Palau, sino que se transformó en la causa del 3%. Así lo constata el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata en el auto por lo que a finales de julio procesó a 32 personas, a CDC y al PDeCAT como partidos políticos por un reguero de delitos como organización criminal, fraude fiscal o blanqueo de capitales.

Más que transformación, se podría hablar de sofisticación. Hasta 2009 las comisiones a cambio de obra pública se entregaban al extesorero de CDC Daniel Osàcar en efectivo y sobre mediante en el despacho de Fèlix Millet en el Palau de la Música. A partir de esa fecha y hasta 2016 el partido generalizó una fórmula que se utilizó solo un par de veces en el caso Palau: las donaciones de constructoras a las fundaciones afines a Convergència, que en la práctica funcionaban como una única caja con el partido.

Las donaciones, en algunos casos, se correspondían con exactamente el 3% del valor de algunas de las 31 obras bajo sospecha por parte de ayuntamientos convergentes y la Generalitat. El monto de las adjudicaciones investigadas asciende a 227 millones, y la Guardia Civil ha cifrado en más de un millón de euros las comisiones. Sin embargo, el juez apunta que los pagos en ocasiones obedecían, simplemente, a tener la oportunidad de acceder a contratos públicos, sin estar vinculados a obras concretas.

El periodo investigado coincide con la vuelta de Convergència a la Generalitat de la mano de Artur Mas así como en varios ayuntamientos tras las municipales de 2011. Entre las obras investigadas figura el fiasco de la plaza de las Glòries de Barcelona, un indicio de que el 3% entró con fuerza en el consistorio barcelonés la única legislatura que ha sido gobernado por Convergència.

Casi cinco años después de que se abriera la investigación, ERC, tras rechazarlo en el Parlament, presiona ahora a JxCat para que la Generalitat se persone en el caso y acuse a Convergència y al PDeCAT. La CUP es acusación popular de la causa desde hace más de tres años.

Al igual que en el Palau, el juez reconoce que no se ha podido identificar el papel en la trama de los más altos responsables del partido, como Artur Mas. Pero sí se sentarán en el banquillo personajes que acumularon mucho poder en Catalunya, como el exconseller Germà Gordó; el exconcejal convergente Antoni Vives o el expresidente del Puerto Sixte Cambra.


Quién es quién en la trama del 3%


Etiquetas
Publicado el
9 de agosto de 2020 - 22:40 h

Descubre nuestras apps

stats