La portada de mañana
Acceder
El portazo de Junts empuja a Aragonès a buscar el apoyo de PSC y comuns
España inicia el otoño con los embalses más vacíos de este siglo
OPINIÓN | 'Viviendo sobre arenas movedizas', por Rosa María Artal

La jueza ordena prisión para el extrabajador de seguridad que tiroteó a sus compañeros en Tarragona

Los Mossos redujeron a tiros al pistolero atrincherado en una masía de Riudoms

La jueza de Tarragona ha ordenado prisión provisional para el extrabajador de una empresa de seguridad que este martes tiroteó a tres de sus compañeros e hirió a un mosso d'esquadra en su huida. El pistolero, que permanece en estado crítico tras ser abatido por los Mossos d'Esquadra, ingresará físicamente en prisión solo si se recupera, y hasta entonces permanecerá custodiado por la policía en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

El hombre abrió fuego en el interior de una empresa de seguridad situada en el centro de Tarragona y provocó heridas graves a tres excompañeros. En su huida hirió a un mosso de paisano. El pistolero se atrincheró en una masía abandonada de la localidad de Riudoms, y ante su negativa a dialogar con la policía el Grupo Especial de Intervención de los Mossos lo abatió y detuvo. Antes el pistolero también había tiroteado a los agentes.

El auto de prisión aporta nuevos detalles sobre el momento en que la policía autonómica neutralizó el pistolero, Marin E.S. El exempleado de seguridad “llevaba chaleco antibalas y estaba en actitud de espera con un arma larga que llevaba mira telescópica”, expone la jueza en su resolución, adelantada por El País y a la que ha tenido acceso elDiario.es.

“Después del fracaso de cualquier intento negociador –continúa el auto–, a las 16:26 horas la policía inició acercamiento hacia el agresor, momento en el que éste empezó a disparar contra los agentes y éstos tuvieron que repeler la agresión disparando a su vez, lo que finalizó con el agresor neutralizado con diversas heridas de fuego”.

La jueza también desvela que se ha hallado un correo electrónico del pistolero en el que “hace constar los agravios laborales a los que manifiesta haberse visto sometido”. En el correo, Marin E.S. también indica las personas supuestamente responsables de los agravios y menciona que dispone de diversas armas de fuego. El pistolero llegó a adjuntar dos fotografías en los que se le ve provisto de armas.

Por todo ello la jueza concluye que Marin E.S. puede ser autor de los delitos de tentativa de homicidio, atentado y tenencia ilícita de armas, y ve justificada la prisión provisional ante el riesgo de fuga de Marin E.S., de origen rumano, así como de reiteración delictiva del pistolero, esto es, que vuelva a cometer hechos similares.

La magistrada indica que por ahora la medida de prisión provisional deberá cumplirse en el Vall d'Hebron, ordenando a los Mossos las “medidas necesarias” para su cumplimiento. No será hasta que reciba el alta cuando Marin E.S. será trasladado a la cárcel de Tarragona.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats